Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Baja implementación de sistemas de gestión en centros de salud locales

[09/03/2010] En las últimas semanas las denuncias sobre mala atención y negligencias en los hospitales del Estado ha puesto nuevamente sobre el tapete el problema de ineficiencia que aqueja a los centros de salud, principalmente del sector público. Las largas colas, retrasos y errores en la atención han sido un reclamo constante por parte de los pacientes y aún no se encuentra una solución.

El Instituto de Investigaciones en Tecnoeconomía (TRI, por sus siglas en inglés) determinó, según un estudio, que solo el 30% de las clínicas y hospitales del país cuentan con un soporte tecnológico adecuado que les permite mejorar la atención a los pacientes; el 70% restante no tienen esta plataforma tecnológica en su gestión hospitalaria y por este motivo son más proclives a brindar una atención deficiente.
Solo el 10% de los centros de salud adquieren un software terminado y con estándares internacionales para administrar todas las áreas del nosocomio, y un 20% desarrolla su propio software (es decir que le encarga a un grupo de tres o cuatro personas el desarrollo de algunos módulos de gestión hospitalaria).
Este poco uso de la tecnología en los centros de salud repercute negativamente en la atención que se brinda a los pacientes. El TRI indica que en un ratio obtenido en 30 hospitales implementados con software de gestión hospitalaria entre el 2005 y el 2007, las mejoras alcanzaron hasta el 35% de reducción de los costos hospitalarios solo por la implementación del software.
Con la puesta en marcha de sistemas informáticos especializados en la gestión de los hospitales se puede lograr un incremento de 20% en la productividad de la institución, una mejora entre 25% y 100% en reducción de los tiempos de atención, de 15% a 50% en reducción en mermas (pérdidas de medicamentos, uso irrestricto de reactivos e insumos de exámenes auxiliares), y entre el 10% y 30% de reducción por consultas reiterativas al incrementar la calidad, señaló Rolando Liendo, presidente del TRI.
Según el TRI, los mayores beneficios de las TIC se aprecian en los centros de salud del estado, en los que usualmente no hay una óptima atención a los pacientes. Las TIC pueden hacer más por los pobres que por los ricos. Las mayores implementaciones se encuentran en las clínicas privadas donde se privilegia el uso de la facturación y caja; sin embargo, en los pocos hospitales estatales donde se ha instalado un software que controle todo el proceso hospitalario, se han logrado reducción de colas, incrementos en la facturación, alta de pacientes en 10 o 12 minutos -cuando antes demoraban cuatro o cinco horas-, manejo de los datos clínicos, exactitud en las pruebas de laboratorio y exámenes auxiliares, entre otros, es decir, un manejo altamente eficiente de todos los procesos, indicó Liendo.
Los beneficios que trae el uso de las TIC en el sector salud, siempre son superiores a la inversión que demanda su implementación. Sin embargo, si observamos el mapa de distribución de las TIC a nivel nacional, en el sector salud, Lima concentra el 80% del desarrollo de TIC en el Perú. No existen patrones de uso de las TIC en hospitales; la automatización es una decisión de las autoridades de la región, y esta pasa por el aprecio que tengan a las TIC, indica Liendo. Pero no todo es negativo, existen provincias que tienen un alto nivel de tecnología. Algunas regiones como el Cuzco han logrado automatizar los hospitales Regional y Lorena. Abancay y Andahuaylas son zonas que también han empezado a automatizar sus hospitales, finalizó.
CIO, Perú