Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Tres maneras de reorganizar sus prioridades para las inversiones en infraestructura de TI

Por: Rob Whiteley, analista principal de Forrester Research

[16/03/2010] En lo que va del año, he asistido a una serie de eventos relacionados con la industria de operaciones e infraestructura (O&I). En cada ocasión el mensaje fue el mismo: retornar a la innovación. Sin embargo, me pregunto si realmente estamos listos para la innovación. Los últimos 18 meses han estado marcados por un esfuerzo consistente y constante para demostrar el retorno de la inversión (ROI). Ahora, en pleno 2010, ¿a qué obedece este repentino énfasis en la innovación? La respuesta es un fenómeno al que he bautizado como síndrome del nuevo objeto brillante."

Como buen profesional del área de infraestructura y operaciones, seguramente usted está al día sobre los innovadores usos de la tecnología para el soporte del negocio. Sin embargo, si hay algo que no ha habido en los últimos 18 meses, eso es innovación. Este periodo se ha caracterizado por la congelación de partidas para proyectos y recortes de 20% en los presupuestos operativos. De hecho, en el 2009, el gasto en infraestructura sufrió los mayores recortes, con una reducción de hasta 16,3% respecto al 2008.
Pero en el 2010 todo será diferente. ¿Por qué? Pues porque la infraestructura experimentará el crecimiento más importante en los presupuestos de TI. Nuestros datos más recientes muestran que el gasto en infraestructura crecerá 9,2 % este año, lo cual representa el mayor crecimiento general, muy por encima del promedio de 6,6 % proyectado para otros productos y servicios de TI. En consecuencia, el gasto en infraestructura no solo será el foco de todas las miradas, sino que también alcanzará el pico más saludable, año a año, con 25.5 %.
Justamente ahí está el dilema. Sí, ha leído bien. Dilema. O, mejor dicho, el síndrome del nuevo objeto brillante. Es decir que frente a esta recuperación de sus presupuestos, los encargados de Infraestructura & Operaciones (I&O) tienen que priorizar esfuerzos y no ceder a la tentación de embarcarse en iniciativas de infraestructura nueva y reluciente, como el cloud computing.
Hay que invertir la mayor cantidad de energía en asegurarnos de que el aspecto operativo esté en orden. La mayoría de departamentos de I&O han dado los pasos correctos, ocupándose de la eficiencia operacional mediante la implementación de frameworks como ITIL y la inversión de millones dólares en herramientas de servicios de TI de proveedores como HP, IBM y BMC. Pero no basta con eso. Por eso les sugerimos que se concentren en tres aspectos básicos: 
Automatización de procesos de TI: dele su lugar a la "O" en las "I&O".
La automatización de procesos de TI es necesaria para llevar las I&O al siguiente nivel de eficiencia. La automatización de procesos no es sinónimo de reducción de personal, sino más bien una estrategia que permite reorientar los recursos para que un departamento que pasaba el 75% de su tiempo apagando incendios, pueda dedicarse más a las operaciones de negocios. Es lo que se conoce como la tendencia de industrialización de las TI.
Por qué será importante durante el presente año. Los motores de la industrialización son tres tendencias que alcanzarán su punto culminante en el 2010: 1) la maduración de los frameworks de operaciones de TI, como ITIL y Six Sigma; 2) el creciente uso de herramientas de automatización de procesos de TI cada vez más sofisticadas y 3) una gran sed de cambio organizacional.
Qué hacer: Por lo general es bastante difícil cambiar a las personas y los procesos, pero en este periodo post-recesión resultará más fácil aprovechar los estragos de la crisis para replantear la actitud, la conducta y la cultura de los equipos de trabajo. Ya no es tiempo de recompensar a nuestra gente por apagar incendios sino de motivarlas para mejorar la eficiencia. La meta es integrar las operaciones de TI con operaciones más amplias de negocios. Si este año solo puede tomar una iniciativa, que esa sea acudir a las herramientas de automatización de TI para construir una base de I&O más eficiente.
Revitalizar los elementos centrales del datacenter, comenzando por la red.
Una vez que resueltas las cuestiones operacionales de TI, se puede proceder a la optimización del datacenter. Utilice los primeros beneficios de la automatización de TI -hasta 40% ahorro operativo-para financiar la renovación arquitectural del datacenter.
Por qué será importante durante el presente año: la mayoría de empresas actualizan el engranaje del núcleo de su datacenter cada 10 años. Muy probablemente, nuestra última actualización se remonte a los buenos tiempos de 1999 o 2000. Una década después, ya comenzamos a recuperarnos de la recesión -que paralizó temporalmente los proyectos de data center. Es el momento de superar el periodo de consolidación y virtualización de la infraestructura del servidor, para demostrar que similares esfuerzos de optimización también pueden en todo el conjunto de TI.
Qué hacer: En lugar de distraerse con los nuevos y relucientes elementos del datacenter, ocúpese de las capas de la red que están por colapsar: invierta en nuevas plataformas switch 10 GigE; incremente la proporción entre máquinas virtuales y servidores físicos a más de 25:1 y, por último, construya nueva infraestructura de convergencia que concentre el servidor, la red y el almacenamiento en un solo chasis. Escoja pesos pesados de las TI, como IBM, HP y Dell, para obtener las soluciones más interesantes, pero no descarte a los nuevos habitantes del universo datacenter, como Cisco, con su alianza EMC/VMware. Básicamente, empiece la optimización del datacenter por la red. La estrategia de "agregar ancho de banda" ya es cosa del pasado y ahora hay que revitalizar un tejido de red atrofiado.
Transformar el entorno desktop.
Finalmente, luego de mejorar las operaciones y la arquitectura del datacenter, durante el 2010 habrá que perseguir por lo menos un objeto nuevo y reluciente: la virtualización del cliente. Pero ese es solo el comienzo, el objetivo final será transformar el endpoint.
Por qué será importante durante el presente año: En las TI se suele usar con demasiada ligereza el término transformación, pero todo indica que el 2010 será el escenario de una confluencia de eventos: las TI tendrán que responder las demandas de soporte provenientes de empleados que usan netbooks, Macs y smartphones; la computación social se convertirá en un medio legítimo para hacer negocios; el ancho de banda móvil mejorará significativamente; y el perfil de la mano de obra será más juvenil y dominará las nuevas tecnologías. Así que este es el momento de replantear la estrategia de desktop para lograr que nuestros usuarios, socios e incluso nuestros clientes sean más productivos.
Qué hacer: Transformar el entorno desktop no es tan fácil como parece. Para empezar, hay que segmentar el personal con mucho cuidado. Se terminó la época en que solo se podía escoger entre una desktop de una laptop. Ahora, la arquitectura debe estar determinada por los conceptos de movilidad y productividad. Si bien hay que sentar las bases de un escritorio virtual, también es necesario trabajar estrechamente con los equipos de seguridad para diseñar parámetros aceptables. Además, es muy probable que el protocolo para los trabajadores remotos también necesite un update. Una verdadera transformación del endpoint exige trabajar con lo último de Citrix, VMware y Microsoft para asegurar el acceso desde cualquier dispositivo hacia cualquier aplicación. 
La recuperación de los proyectos de I&O es algo muy positivo. En adelante, el reto será establecer las prioridades para invertir tiempo, energía y dinero. Si bien el cloud computing -y otros objetos nuevos y relucientes de infraestructura- es lo que nos depara el futuro, lo cierto es que sus frutos solo se cosechan luego de tres o más años. Aunque es  natural que nos corroa la curiosidad por investigar esta tecnología durante el 2010, los pasos más aconsejables para las I&O son 1) concentrarse en los modelos industrializados; 2) optimizar las instalaciones del datacenter; y 3) habilitar nuevos niveles de productividad de usuario. Aplique este programa de priorización para organizar su agenda post-recesión. 
CIO.com
Rob Whiteley es analista principal de Forrester Research, donde dirige la investigación para profesionales de I&O.