Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nuevos software permite a las empresas rastrear la actividad en Facebook y Twitter de sus empleados

[24/03/2010] Los usuarios de Facebook y Twitter probablemente deban asumir que lo que postean públicamente está siendo monitoreado por su empleador.

Si su configuración de seguridad no limita su contenido a solo amigos, cualquiera puede buscar en Google -o los sitios de redes sociales- para ver qué es lo que está escribiendo. Seguramente este es un proceso tedioso con el que el empleador no quiere molestarse, pero se ha hecho más fácil para las empresas monitorear la actividad en redes sociales.
En DEMO, una compañía llamada Teneros, demostró un nuevo producto SaaS llamado Social Sentry que automatiza el proceso de examinar la actividad de los empleados en los sitios de redes sociales.
El punto no es necesariamente ver cuánto tiempo los empleados están gastando en Facebook y Twitter mientras se supone que están trabajando. Más bien el software monitorea toda la actividad de red social pública, en caso de que los empleados revelen información confidencial o realicen declaraciones que puedan ser dañinas para la marca de la compañía.
El crecimiento exponencial de las herramientas de redes sociales está colocando nuevas amenazas a las empresas todos los días, sostuvo Bill Petro, vicepresidente de Tecnología de Teneros. El servicio se encontrará disponible el próximo mes.
El jefe de la conferencia DEMO, Matt Marshall, sostuvo que la Vigilancia Social podría parecer un poco espeluznante si nos vigilan todo el tiempo, en tiempo real.
Pero el software solo rastrea la actividad pública, algo que las personas pueden hacer de todas formas manualmente buscando en la Red. Es lógico que las compañías quieran monitorear lo que los empleados dicen públicamente en la Web, incluso si no es su intención tratar de evitar que los empleados se unan a sitios sociales, señaló Marshall.
Es justo. Es casi, como que no es espeluznante, indicó Marshall en una entrevista. Es como hacer lo que de otra forma harían de una manera no automática.
El que sea efectivo para evitar la pérdida de información confidencial es otra cuestión. Una vez que un post se encuentra en Twitter, puede ser retuiteado cientos de veces en unos minutos.
Una vez que sale es difícil de controlar, indicó Gordon Ritter, capitalista de riesgo de Emergence Capital Partners en un panel de discusión. Uno tiene que encargarse de esto en cuestión de segundos.
La Vigilancia Social ayuda a notificar a las empresas cuándo los empleados discuten en forma pública eventos que se suponen son privados, como las fusiones por darse. La información se encuentra ahí para que cualquiera la vea, clientes, inversionistas y competidores, añadió Petro.
Las compañías que usan la Vigilancia Social pueden obtener toda una variedad de alertas sobre la actividad de los empleados en Facebook, Twitter, LinkedIn, MySpace o YouTube. Las alertas pueden basarse en keywords relacionadas a productos o resultados financieros, o simplemente para identificar un lenguaje inapropiado. La riesgosa comunicación empleados/cliente también puede ser identificada, señaló la empresa.
La Vigilancia Social proporciona un registro detallado y en tiempo real y puede identificar y monitorear las comunicaciones públicas de los empleados desde cualquier localización, dentro de la red corporativa o la Internet pública, añadió Teneros en un comunicado de prensa. Además, la Vigilancia Social ofrecer la capacidad de monitorear a usuarios seleccionados o a toda la base de empleados para eliminar la exposición corporativa relacionada a las comunicaciones.
Los empleados podrían no saber que están violando políticas corporativas o estatutos legales cuando revelan cierta información en línea, indicó el panelista de DEMO, John Taschek, vicepresidente de Estrategia de Márketing de Salesforce.com.
Creo que es un gran modelo de negocios, señaló Taschek. Es simplemente cómo ejecutar e ir al mercado con ella.
Jon Brodkin, Network World (US)