Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Club BPM

[30/03/2010] Probablemente haya escuchado las siglas BPM, y probablemente sabe qué significan -Business Process Management-, pero quizás aún no perciba que más que otra tendencia de management, de las muchas que aparecen, la BPM se trata de todo un nuevo paradigma que puede cambiar a la empresa. Y no es exagerar. La BPM busca no solo hacerse cargo de los procesos del negocio sino también modificarlos para que sean más eficientes. Y acaso ¿modificar los procesos de una firma no es un cambio radical?

Sin embargo, a pesar de su importancia y de lo ambicioso de sus metas, la BPM es una metodología poco conocida, y como tal apenas implementada en las firmas peruanas. Los esfuerzos de los profesionales dedicados a ella no se han reunido hasta el momento en torno a alguna iniciativa común, sino que han sido acciones individuales. Es por ello que la aparición de un club que busca reunir a estas personas, se convierte en una alternativa para conformar un punto de encuentro para aprender y compartir.
Renato de Laurentiis, presidente del Club BPM de España, vino al país con el ánimo de fundar ese club en nuestro país. Además de ofrecer su experiencia en el tema se dio tiempo para conversar con un grupo de profesionales interesados en el tópico y, obviamente, también con CIO Perú.
En uno de los ambientes de la torre de la Universidad de Lima -donde funciona su Escuela de Postgrado- De Laurentiis acababa de ofrecer una charla sobre los principios básicos de la BPM y sobre la conformación del Club BPM en Perú. Antes de que pase al infaltable brindis de honor pudimos conversar con él sobre lo que implica la conformación del grupo en el país.
Los objetivos
Para comenzar la conversación, De Laurentiis explicó que el club tiene por objetivo la promoción y difusión del BPM y, en general, de todas las tecnologías que se utilizan para la automatización de la gestión de los procesos. Obviamente, ello implica actividades en torno a estos objetivos generales y la ejecución de diligencias bastante detalladas para llevarlos a cabo.
El club y De Laurentiis provienen de España y en Perú se encuentran dando los primeros pasos para establecer una entidad similar liderada por la sede española, pero con profesionales con distintos perfiles que conformarán un comité local. Así en este comité se podrían encontrar un directivo con mucha experiencia en organización, otro con experiencia en informática o sistemas, y un académico proveniente de una universidad. El objetivo de contar con personalidades distintas es el de combinar un conjunto de personas que tengan visiones diferentes, y establecer con ese grupo las primeras acciones para ir divulgando y capacitando a los profesionales interesados en la BPM.
¿Por qué un club y no una asociación? En principio íbamos a montar una asociación, pero en este tipo de entidad no tienes un control total; las asociación es muy variable y hemos visto que tampoco se podía sustentar económicamente, y es necesario una base económica bastante fuerte para que pueda funcionar esta iniciativa. Por ello decidimos hacer algo privado, como una empresa, que si bien actúa en gran medida como una asociación, no se encuentra casada ni depende de ningún proveedor de BPM, sostiene De Laurentiis.
En este club las empresas o profesionales miembros recibirán información sobre casos de éxito, sobre qué es el BPM, además de contar con descuentos importantes para cursos y capacitaciones. De forma gratuita también las empresas que se hacen miembros reciben ayuda para realizar un plan de formación en BPM y orientación para iniciar su estrategia BPM. Estas actividades no tienen costo alguno en España pero se deben cubrir los gastos que implican realizarlas en otros países. Por su puesto, el club también contará con un servicio específico de asesoría y consultoría.
La membresía a este club es gratuita y puede optarse por ser un miembro personal (profesional a título individual) o empresarial (miembro corporativo) en cuyo caso se abarca a toda la firma y sus trabajadores. Las empresas tienen información de estudios realizados por el club o de informes que la entidad adquiere y que son específicos de las empresas de su sector. En general, hay diferencias entre los servicios a los que pueden acceder los miembros individuales y corporativos.
Por otro lado, también se puede ser miembro ejecutivo, pero esta posición está asignada a los proveedores de soluciones BPM, que proporcionan tanto productos como consultorías. Estos miembros sí pagan una cuota anual y lo que reciben básicamente es un escaparate para hacerse conocidos y ubicarse en el mercado como expertos y proveedores de soluciones BPM. El club establece así un punto de encuentro entre proveedores y consumidores.
Ya desde el año pasado estamos trabajando para fundar clubes en otros países, siempre con grupos de personas y organismos de cada país. Estamos hablando de Colombia, Chile -en donde vamos a hablar con el BPM Center de Chile- y también en Argentina y México, finaliza De Laurentiis.
Si se encuentra interesado en el BPM esta es una oportunidad para encontrarse con otras personas con intereses similares. Y si desea saber más sobre la BPM lo invitamos a ver el siguiente video donde De Laurentiis explica las nociones básicas de esta nueva tendencia.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú

COMENTARIOS
renato@c   dom, 04-abr-10

Puede contactar con el Club por email : club@club-bpm.com

wabadf@g   mié, 31-mar-10

Como podemos pertencer a este club BPM en el peru


Leer más comentarios | Realizar un comentario