Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La cumbre de la telefonía IP

[13/04/2010] Son pocas las ocasiones en las que se puede hablar en extenso sobre la telefonía IP. Desde su ingreso, llamó mucho la atención por las grandes capacidades que otorgaba a las empresas, pero por sobre todo por los grandes ahorros de costos que le ofrecía a las organizaciones.

Así se comenzó a hablar de telefonía IP hace mucho, pero dejó de ser la novedad también ya hace un buen tiempo. Sin embargo, ello no implica que se haya quedado inmóvil. La telefonía IP ha evolucionado y prueba de ello es que ya ha alcanzado un tamaño adecuado como para que los especialistas se reúnan y conversen sobre todas aquellas novedades que, al parecer, ya damos por sentadas.
Así el distribuidor mayorista de valor agregado Sumtec se animó a realizar el Primer Congreso de Telefonía IP Sumtec IT Expo 2010, evento que albergó a los especialistas más reconocidos por el medio.
El evento
Como señala un comunicado de Sumtec, el evento sobrepasó toda expectativa, tanto por el lado de los organizadores, como de los expositores internacionales y,  en especial, del público asistente ya que se contabilizo un registro superior a las 800 personas, pertenecientes todas al mundo TI, gerentes de sistemas, integradores, educadores, y comercializadores de tecnología de comunicaciones.
Cada una de las empresas participantes contó con un stand donde exponer sus más recientes novedades y en muchos casos innovaciones tecnológicas en forma de primicia y también ponencias, una por cada fabricante, en el salón principal, acondicionado para 400 personas.
Por el Perú se presentaron Sumtec como organizadores y anfitriones del evento, IBM del Perú como Platimun Sponsor e integrador de soluciones, y Americatel Perú como el carrier que viene impulsando las nuevas tecnologías de comunicación en sus clientes.
Participaron, por el lado de los visitantes extranjeros, desde Alemania, la marca Berlinesa de teléfonos IP SNOM, presentando sus nuevos modelos SNOM 870 y Snom Vision. Desde Canadá, la marca Mediatrix se ratificó como uno de los mayores fabricantes de Gateways, mientras que RedFone, empresa norteamericana dedicada a la electrónica de misión critica, presentó su línea de equipos de comunicaciones de alta disponibilidad.
YXWireless empresa chilena, de amplia experiencia en comunicación GSM, presentó sus nuevos equipos de conversión celular IP basados en el exitoso método de ruteo de llamadas por menor costo, portabilidad numérica y reportes precisos de consumo telefónico. Otros invitados como Audio Codes, InConcert y Topex, completaron la jornada.
El caso de éxito
Una de las presentaciones más esperadas del evento fue la de Luis Jiménez, gerente de Sistemas de EsSalud. La gran institución de cuidados de la salud recientemente se había trasladado hacia la telefonía IP y todos deseaban conocer el proceso.
Jiménez comenzó su exposición señalando los objetivos del proyecto. Básicamente, lo que deseaba la institución, era una administración centralizada de las comunicaciones que integrara a los hospitales, centros asistenciales, y postas médicas de la institución a nivel nacional.
Además, como señalan las normas establecidas por el gobierno (DS 013-2003), se requería privilegiar el uso de tecnología de código abierto en esta implementación. Con ello se buscaba optimizar la inversión y conseguir ahorros significativos con respecto al uso de tecnologías similares propietarias.
El proyecto buscaba disponer de un esquema de comunicación de voz y datos confiable y seguro; homogeneizar las plataformas de trabajo y de licenciamiento, y, en general, modernizar la infraestructura informática.
La institución cuenta con un proyecto denominado EsSalud en línea que sería el beneficiario de este cambio tecnológico y por ello, señaló Jiménez, es que en primer lugar se evaluó las ventajas de la utilización de la telefonía IP con respecto a la telefonía tradicional.
Y así, de acuerdo a su análisis, la telefonía IP le ofrecía alta confiabilidad; IP nativo, con lo cual podían utilizar un switch de software; mayor apertura gracias a los estándares abiertos; altos niveles de facilidades; fácil escalabilidad, no basada en hardware; ahorro de costos; e integración de nuevos servicios informáticos, nuevas aplicaciones de comunicación unificada, telefonía wireless e integración web.
Además, analizaron también los beneficios que le reportaría una central IP-PBX versus otras centrales convencionales.
Esta central ofrecía soporte de correo de voz, escalabilidad prácticamente ilimitada; interfase LAN; código de anexo personalizado; IVR programado (con base de datos); implementación en PC o servidor; interconexión de centrales telefónicas a través de Internet; menor inversión en tecnología propietaria, lo que se traduce en no estar atado a una marca o modelo; Softphone y anexos vía software en la PC.
Con estas consideraciones se decidió además observar los costos que implicaban la adquisición de una central IP. Así, mientras la central Asterisk para cinco mil anexos tiene un costo de 35 mil dólares; una similar convencional puede llegar a los 500 mil dólares si se desea que funcione con telefonía IP. La implementación de 1.100 teléfonos también implicaba un costo menor en el caso de la central IP (90 dólares por teléfono, versus 120 de una central convencional); mientras que el cableado de la red de voz y el costo de mantenimiento a cinco años añadían otros 350 mil dólares en el caso de una central convencional y nada en el caso de una central IP.
La elección fue evidentemente favorable a la central IP. El resultado son 25 hospitales implementados con el servicio de EsSalud en línea con tecnología IP Asterisk; más de 70 hospitales implementados con servidores de comunicación IP con redes asistenciales a nivel nacional; más de nueve mil teléfonos IP integrados dentro del proyecto de telefonía IP, y ahorros superiores a los dos millones de dólares, sostuvo el funcionario.
La telefonía IP
Sin duda, luego de otras exposiciones que completaron el día, el plato fuerte lo constituyó la presencia de David Mandelstam, fundador, presidente y CEO de Sangoma Technologies. Durante su exposición, al final de la jornada, compartió con los asistentes su visión del futuro de las OST (Open Source Telecomunications), y reiteró su apoyo incondicional y creciente hacia la generación de mayor valor hacia el canal.
Sin embargo, es su visión sobre la telefonía IP la que más llamó la atención. La telefonía IP ha estado con nosotros de una forma u otra. No creo que sea importante la forma en que ha entrado, de hecho, no creo que sea una killer application de la forma en que han sido otras tecnologías. Las personas usan la telefonía IP para reducir costos pero el costo de la telefonía es tan bajo en estos días que ahora ya no se puede decir que sea una gran ventaja, sostiene el ejecutivo y empresario.
Mandelstam también señaló que la telefonía IP tiene un desempeño de calidad muy buena en un entorno privado, pero no el mismo en cuanto pasa por Internet. Evidentemente esta tecnología nos permite llegar a un punto en el cual ya no importa donde nos encontremos, pero a cambio hemos abandonado cierto nivel de calidad del sonido.
Cuando pregunto quién usa Skype, casi todos levantan la mano. Pero cuando pregunto quién usa Skype para llamar a sus mejores clientes nadie levanta la mano. Y esto porque uno no sabe cuando la calidad de la llamada va a ser buena, y el intercambio entre precio y calidad en una llamada con un cliente es diferente. Si hablas por Skype con un cliente te va a considerar una compañía barata y eso no es lo que quieres, sostuvo el ejecutivo.
A pesar de estos inconvenientes, Mandelstam considera que la telefonía IP está alcanzando una maduración rápida. Todo depende de la calidad con la que se maneje la llamada, y es por ello que se ha desarrollado todo un mercado para asegurar la calidad de las mismas.
Y quizás lo más importante de la telefonía IP es que nos permite gestionar la llamada desde la PC, y eso es lo que le da todos los atributos que la hacen tan atractiva.
Mandelstam es ya un veterano de la telefonía IP y señala que aún queda mucho por desarrollar.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú