Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Virtualización del escritorio: ¿Cuál es el apuro?

[26/04/2010] Microsoft Corp. afirma que la virtualización puede hacer que Windows 7 funcione adecuadamente con las aplicaciones antiguas, especialmente con aquellas que fueron escritas para Windows XP. Ahora que esta tecnología cuenta con la bendición de Microsoft, ¿debemos prepararnos para un boom de la virtualización?

Lo más probable es que no, según la mayoría de expertos. "La adopción aumenta lentamente debido a factores de complejidad y costo", de acuerdo a una reciente presentación de Forrester Research Inc.
No obstante, la aceptación de la virtualización desktop podría incrementarse, debido principalmente a que  hay más proveedores que ofrecen infraestructuras de desktop virtual (VDI), lo cual le otorga a cada usuario una "desktop" privada. Las VDI usan el mismo tipo de hipervisores que permiten que muchas más máquinas virtuales corran en un solo host físico, solo que en vez de correr cinco o diez máquinas virtuales en un servidor físico, una VDI puede correr 50 sistemas operativos para PC, cada uno de los cuales sirve a un solo usuario final.
Virtualización desktop en síntesis
Definición: Un entorno de computación que ha sido abstraído de la PC del usuario final. Consta de un sistema operativo, aplicaciones y data asociada.
 
Tipo 1: Virtualización desktop local. Todo el entorno desktop - básicamente una hilera muy larga- se ejecuta en una burbuja protegida en la PC del usuario. Entre los proveedores de este mercado se incluyen Microsoft, MokaFive, Parallels y VMware.
 
Tipo 2: Virtualización desktop alojada externamente. El entorno desktop se ejecuta en servidores de data center, junto con otras máquinas virtuales. Entre los proveedores de este mercado se incluyen Citrix, Desktone, Microsoft y VMware.
ROI (retorno de la inversión): El ROI de nueve meses que los proveedores prometen puede alargarse hasta tres o cuatro años debido a que los costos de las licencias y el adelanto por infraestructura son muy superiores a los beneficios inmediatos. Por lo tanto, para sustentar un proyecto de virtualización es aconsejable enfatizar otros beneficios como la seguridad reforzada y los bajos costos de soporte.
Pronóstico: "Aunque la revolución tardará años, la virtualización es el futuro de la PC corporativa."
Fuente: Forrester Research Inc.
Otro gran cambio es el soporte para periféricos, multimedia y otras tecnologías focalizadas en PC y web. Si bien estos no han estado disponibles para los usuarios de sistemas del tipo terminal de servicios de imágenes compartidas -es decir, los setups tradicionales de virtualización desktop- en nuestros días la mayoría de usuarios piensa que no pueden vivir sin ellos. 
"Mejorar la experiencia del usuario realmente es un gran desafío para lograr una mayor aceptación de la virtualización desktop", afirma Andi Mann, analista de Enterprise Management Associates Inc. (EMA).
Al otorgarle a los usuarios finales todos los beneficios y las capacidades que disfrutaban en las máquinas individuales -incluyendo la posibilidad de agregar o actualizar sus propios plug-ins de navegador, media players y otro tipo de software externo- se podría anular buena de las objeciones planteadas por las unidades de negocios que hasta hoy prefieren mantener las desktops virtuales a respetable distancia del usuario final, agrega Mann.
Actualización de PC antiguas
La reticencia de algunas compañías a actualizar su hardware de PC para soportar Windows 7 también podría favorecer la popularización de las desktops virtuales, opina Chris Wolf, analista del Burton Group, que ahora forma parte de Gartner Inc.
Para implementar Windows 7 se requiere actualizaciones de hardware y de software propio, así como capacitación para los usuarios finales y ajustes en la seguridad de las PC que corren el nuevo sistema operativo. El proceso puede resultar tan costoso y conflictivo que muchas empresas están acudiendo a consultoras, como el Burton Group, para que los ayuden a determinar si vale la pena dejar que los usuarios finales continúen utilizando el mismo hardware e ir actualizándolos a Windows 7 como parte de una conexión de desktop virtual, explica Wolf.
¿Qué esperan los administradores de TI de la virtualización desktop?  
Los cinco beneficios más esperados:
1. Reducir costos de hardware
2. Reducir costos administrativos
3. Aumentar la flexibilidad y la agilidad
4. Facilitar la movilidad del personal
5. Mejorar los aspectos de seguridad y adecuación 
Principales criterios de selección
Los administradores de TI se inclinan por los productos de virtualización desktop que sean fáciles de usar para los empleados y fáciles de administrar para las TI.
 
1. Facilidad de uso para el usuario final
2. Facilidad de administración
3. Soporte para sistemas /aplicaciones
4. Escalabilidad
Fuente: Encuesta realizada por Enterprise Management Associates Inc. entre 102 profesionales de TI familiarizados con esta tecnología, agosto del 2009
Conectando a los usuarios finales a un nuevo sistema operativo alojado en un servidor se puede, como mínimo, duplicar la vida de una PC que comienza a dar signos de vejez y, al mismo tiempo, brindar la toda la potencia y el soporte que necesitan los usuarios para nuevas tecnologías y software, señala Peter Graves, CIO de Independent Bank Corp (Michigan).
Graves indica que cerca del 90% de los usuarios del Independent Bank ya tienen sesiones compartidas en desktops virtuales de Citrix Systems Inc., y agrega que será sencillo completar el 10%  restante cuando la tecnología soporte el software customizado y los periféricos que necesitan.
La situación, señala Mann, es distinta en la mayoría de compañías, muchas de las cuales han tenido muy poco o ningún contacto con las desktops virtuales y apenas están comenzando a acostumbrarse a los servidores virtuales, el cloud computing y las estrategias de TI para reducir costos y esfuerzos.
Esta podría ser la causa de que la virtualización desktop todavía no logre despegar, pese a tener por lo menos una década entre nosotros. 
Diversos sondeos entre administradores de TI corporativas revelan un enorme interés en la virtualización desktop pero muy poca adopción. "Hace tres años que esperamos un punto de inflexión en la venta de desktops virtuales", comenta Mann. Pero el momento aún no ha llegado.
¿A qué se debe este retraso? Una encuesta realizada por EMA el año pasado entre 102 gerentes de TI, reveló que las tres principales barreras para la virtualización desktop son factores humanos: falta de conocimientos, temas de política interna y carencia de recursos.
El papel de Windows 7
Los candidatos más habituales para la virtualización desktop suelen ser bancos, hospitales, escuelas, dependencias de gobierno y demás organizaciones que suelen tener presupuestos ajustados o que están sujetas a una estricta regulación.
Las compañías que han rechazado las desktops virtuales basadas en terminales o servicios por considerarlas demasiado anticuadas, restrictivas y frustrantes para los empleados con iniciativa, constituyen un mercado de clientes potenciales que, adelanta Wolf, los proveedores están esperando con los brazos abiertos para ofrecerles nuevos productos de virtualización desktop.
Estas desktops virtuales en potencia no necesitan correr en Windows, ni mucho menos Windows 7, reconoce Wolf. Si bien correr Windows 7 en desktops virtuales puede ser más barato que hacerlo en la versión real, no llega a ser tan barato como las desktops virtuales XP que las compañías ya podrían estar usando.
De todas maneras, no faltarán clientes interesados. Una migración virtual a Windows 7 no solo garantiza un mayor control para el departamento de TI -puesto que el proceso se realiza al interior del data center- sino que, al mismo tiempo, reduce los costos de hardware y soporte, aclara Wolf.
Así que dos grandes migraciones podrían terminar resultando más atractivas que una sola, o al menos -subraya Wolf- eso es lo que esperan Microsoft, Citrix y gran cantidad de desarrolladores third-party.
El dilema de Microsoft
Por su parte, Microsoft da la impresión de estar jugando en ambas canchas. El proveedor soporta virtualización desktop pero desconfía de cualquier iniciativa que pudiera desafiar la hegemonía de la PC individual como principal plataforma de cómputo de negocios.
Ni siquiera el gerente de producto de virtualización desktop de la propia Microsoft parece estar a gusto con la idea de que la mayoría, sino el total, de PC de una empresa grande deban virtualizarse. 
"Esperamos ver una importante cantidad de implementaciones [de desktops virtuales] en Windows 7 de parte de CIO interesados en gastar menos para trabajar con aplicaciones de Windows 7", señala Scott Woodgate, director de gerencia de producto de Windows, encargado de dirigir el desarrollo de la tecnología de virtualización desktop de Microsoft.
Aunque oficialmente Microsoft se declara "entusiasmada por el hecho de tener una propuesta" para el mercado del desktop virtual, la compañía está convencida de que los clientes "deben virtualizar por las razones correctas -es decir, la flexibilidad- en lugar de pensar solo en los potenciales ahorros", opina Woodgate.
En cuanto al aspecto negativo, las implementaciones de VDI son más difíciles de configurar que las redes basadas en PC, reconoce. Las redes VDI necesitan que los administradores creen máquinas virtuales, permisos y protocolos para controlar el comportamiento de las máquinas virtuales y las imágenes a partir de las cuales se lanzan las VM, además de configurar y administrar una red de PC estándar. 
Algunos usuarios coinciden con Woodgate en lo que respecta a la complejidad de las VDI. George Thornton, gerente de operaciones de red de la escuela distrital Montgomery Independent de Texas, y Landon Winburn, administrador de Citrix para la rama médica de la Universidad de Texas, opinan que la planificación de un despliegue de desktop virtuales puede resultar intimidante para los grupos de TI con poca experiencia.
Es difícil decidir cuál de los muchos métodos de distribución será el más conveniente para un determinado tipo de usuarios, y tampoco es fácil crear un puñado de imágenes doradas" del sistema operativo para que la mayoría de usuarios trabaje como si fueran sus PC de escritorio en lugar de tratar de asignarle una máquina distinta a cada usuario, precisa Thornton.
Es más, a Woodgate -de Microsoft- le preocupa que las empresas puedan sobrevalorar el ahorro potencial de gastos con las desktops virtuales, por no tener en cuenta el costo de instalar el data center que les brindará soporte.
"Finalmente, estamos reemplazando el hard drive de una laptop, que es una de las memorias más baratas que existen, con espacio en una red de área de almacenamiento, que es una de las memorias más caras que existen", indica Woodgate.
Haciendo cálculos
Este es un punto de discrepancia entre Woodgate y Winburn. El almacenamiento basado en servidor -o SAN- es seguro, más barato en términos de mantenimiento, permite hacer backups y es mucho menos frecuente que sufra daños o pérdidas que el hard drive de una laptop, afirma Winburn.
Por su parte, Thornton sostiene que, incluso considerando solamente costos de hardware, su compañía se ahorró alrededor de 100 dólares por máquina gracias a las desktops virtuales.
La austera escuela distrital usó en sus servidores el software gratuito de virtualización XenServer de Citrix. "Con un cliente thin y un sistema operativo Linux corriendo en él, la mitad de un giga de RAM, un pequeño procesador Atom, una licencia para XenDesktop, más el costo de un servidor dividido entre 30 -calculamos que obtendríamos unas 30 VM por servidor- todo nos salió como a 550 dólares por unidad", señala Thornton.
"En relación con los 650 o 700 dólares que cuesta una PC convencional, los clientes thin no tienen partes móviles. Están hechos para resistir al calor", indica Thornton. "Les proyectamos una vida útil de ocho o diez años, contra los tres o cuatro que Gartner recomienda para una PC. Este factor eleva los costos aún más".
En Texas, la educación a distancia no es el único sector que ya está aprovechando las ventajas de la virtualización. En la escuela de medicina de la Universidad de Texas, la carga de red, hardware y soporte varía dependiendo del tipo de desktop virtual que se esté usando, explica Winburn. Sin embargo, continúa, cualquier desktop virtual permite usar los recursos de TI de manera más eficiente que colocando toda la potencia de una PC en el escritorio de cada usuario. 
"La gran diferencia radica en que uno no tiene que soportar el endpoint, sino solamente las especificaciones del usuario, la red y los servidores", añade Winburn. "Podríamos poner cinco o seis PC en el T1 de una clínica y la gente se quejará de que el Outlook se demora en abrir o que el browser es muy lento. En cambio, si en esa conexión colocamos 30 o 40 [clientes thin de Citrix] que comparten la imagen en el data center, correrán como una bala".
Otras opciones
Gracias a las desktops virtuales basadas en terminales de servicios, docenas o cientos de usuarios finales pueden conectarse a un solo sistema operativo y un conjunto de aplicaciones, corriendo en un servidor back-end. Esto permite mantener los costos a un nivel bajo pero limita o elimina del todo la capacidad del individuo de configurar sus propios entornos. También le impide ver videos de ancho de banda intensivo, animaciones Flash u otros formatos multimedia, ya sea en la web o en las aplicaciones internas controladas. Esto se debe a que buena parte del software de virtualización no tiene un mecanismo para soportar esas prestaciones, señala Mann.
Esta situación está cambiando gracias a nuevas versiones del software de servidor de Citrix y Wyse Technology Inc. El recientemente lanzado XenDesktop 4 de Citrix no solo reconoce multimedia, sino también conexiones USB del lado del cliente. El resultado es que los usuarios finales pueden conectar periféricos, como impresoras, escáneres y memorias, o inclusive ventiladores luces y juguetes de escritorio si les provoca; asegura Mann.
VMware Inc., por mucho tiempo el líder del mercado de servidor virtual, planea incorporar un soporte similar en sus productos VMware View VDI en el transcurso de este año.
Aun en ese caso, sin embargo, seguiría a la sombra de Citrix respecto a la cantidad de métodos de distribución que ofrece para desktops virtuales y a la selección de productos adaptados a problemas específicos. Una de las propuestas de Citrix que marca la diferencia es el Citrix Branch Repeater, que reduce drásticamente la cantidad de ancho de banda requerida para las sesiones remotas del  servidor Exchange, indica Mann.
También está la tecnología HDX de Citrix, que -según Graves- elimina uno de los pocos obstáculos que impiden usar una PC virtual como si fuera una PC real. En efecto, gracias a HDX los usuarios de desktops virtuales basadas en VDI pueden correr multimedia basada en web y conectar dispositivos USB en sus máquinas locales, aun si el software que opera el periférico y el browser corre en un data center remoto, precisa Graves.
Jugadas tácticas
Dada la cantidad de variables en juego, lo más probable es que en el corto plazo no se produzca una explosión de virtualización desktop inspirada por Windows 7, concluye el analista de IDC Michael Rose.
Las desktops virtuales de sesión compartida seguirán siendo populares en sus nichos habituales, ya sea con Windows 7 o con otros sistemas operativos, asegura Rose. Sin embargo, tomará tiempo antes de que las empresas se animen a usar los más recientes sistemas VDI, para agregar la capacidad de red y de servidor que necesitan.
"La incorporación de un gran número de usuarios en máquinas virtuales podría requerir una significativa inversión en el data center", afirma. "La virtualización desktop seguirá siendo principalmente una tecnología táctica, aunque si se dirige más hacia los dispositivos endpoint -handhelds y otros equipos de hardware no tradicionales- habrá más posibilidades de que se convierta en una alternativa común".
Conclusiones
Windows 7 podría ser un catalizador para algunas virtualizaciones adicionales, teniendo en cuenta las mejoras en la tecnología que han permitido apaciguar las objeciones de rendimiento, falta de personalización y otras.
Sin embargo, a esta tecnología todavía le quedan cabos sueltos. Los administradores aún tienen que lidiar con las mejores prácticas y otras variantes, por lo que muy pocos se animarán a dar el salto hacia la virtualización luego de convertirse a Windows 7.
Kevin Fogarty, Computerworld (US)