Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Visión optimista del futuro empresarial

[04/05/2010] La economía mundial sigue creciendo de forma constante, pero la recuperación no será realmente fiable hasta diciembre del 2010, según la última edición de la encuesta semestral BusinessTracker de Regus, proveedor mundial de soluciones de espacios de trabajo.

Para los 15 mil encuestados, las empresas que experimentan un aumento de ingresos y beneficios superan a las que han sufrido una disminución. Sin embargo, a la pregunta "¿Cuándo espera que la recuperación y el crecimiento económicos se instalen de forma definitiva y fiable en su país?", los encuestados retrasaron sus expectativas en cinco meses, de julio a diciembre. En India, más concretamente, ha aumentado del 49 al 64% el número de empresas que incrementó sus ingresos en estos seis meses, lo que hace que el país espere que la recuperación sea una realidad en julio del 2010, antes que en el resto del mundo. En la otra cara de la moneda, España muestra un pesimismo muy marcado, con un 10% menos de empresas que aumentaron sus ingresos respecto a la media mundial, y con unas expectativas de recuperación puestas para febrero del 2011, más tarde que cualquiera de los demás países encuestados.
Los principales resultados de esta encuesta mundial insisten en que la comunidad empresarial tiene que ser precavida en su optimismo. El estudio revela un crecimiento global en todo el mundo, con un 12% más de empresas que declara haber aumentado sus ingresos, y un 8% más que dice haber tenido un aumento de beneficios. No obstante, las empresas tendrán que aplicar a partir de ahora unas buenas estrategias de gestión y racionalización de costos, además de aumentar su flexibilidad operativa.
La segunda edición de la encuesta internacional de indicadores económicos BusinessTracker de Regus se realizó en más de 75 países. En ella se preguntó a más de 15 mil personas sobre los resultados económicos de sus empresas y sobre sus expectativas de crecimiento.
La encuesta también analizó los efectos del tamaño de la empresa en las expectativas y en los estímulos económicos. Los resultados muestran que las empresas que más aumentaron sus ingresos fueron las grandes (46%, frente a una media del 42% y un 41% de las Pymes). La rentabilidad se mantiene en la misma línea, con un aumento del 44% de las empresas grandes, frente a una media del 38% y de tan solo el 37% entre las Pymes. El 74% de las grandes empresas hindúes destaca por un aumento de sus ingresos durante el último año. Sin embargo, las Pymes de este país son más optimistas respecto al aumento de ingresos durante el próximo año, con un 72% frente al 70% de la media, y tan solo el 67% de las empresas grandes. En la Eurozona, las Pymes alemanas son muy optimistas, con un 75% que espera aumentar sus ingresos el año que viene.
Cuando se les pregunta sobre las medidas más efectivas para contribuir a la recuperación, el 64% de todas las empresas aboga por una reducción de impuestos a la actividad económica. La segunda medida más defendida es el mantenimiento de bajos tipos de interés durante otro año consecutivo (58%). El 51% de las empresas grandes, por su parte, insiste en reducciones fiscales al consumo (frente a un 43% global) y en un mayor gasto del sector público en infraestructuras (43%).
La encuesta analiza, asimismo, diferencias entre los distintos sectores. El 70% de las empresas de telecomunicaciones y de las consultoras son las más optimistas sobre un aumento de ingresos durante el próximo año, mientras que el 45% de las empresas de asistencia sanitaria y de servicios médicos tuvo un mayor crecimiento de ingresos, quizás como consecuencia del miedo ante una posible pandemia del virus H1N1 en el 2009.
Mark Dixon, CEO de la empresa Regus, operadora de espacios de trabajo, comenta: "A pesar de la diferencia entre las expectativas y la evolución real del crecimiento económico observada en esta última encuesta, hay que resaltar que la sensación de crecimiento sigue siendo positiva en todo el mundo, siendo España el único país que muestra una caída de los ingresos netos.
"No obstante, cabe hacer una importante advertencia; los comentaristas de todo el mundo apuntan a que las empresas tienen que sacar las debidas conclusiones de la crisis. Más concretamente, la reestructuración de los recursos humanos y de los lugares de trabajo tendría que ser algo continuo, al igual que las prácticas de trabajo flexible, gracias a las cuales durante la recesión se han obtenido efectos positivos, tanto para las empresas como para sus empleados. Los testimonios recogidos por Regus en sus centros de todo el mundo indican que el paso de los modos de propiedad inmobiliaria convencional a modos mejor adaptados a los sistemas de trabajo flexible sigue su curso, y que será fundamental en la recuperación".
En el Perú
En Perú, específicamente las empresas indicaron un crecimiento neto positivo en 55%, pero afirman que la recuperación completa se espera hasta el primer semestre del 2011. El 54,5% de las empresas peruanas (42% a nivel mundial) experimentó un aumento en los ingresos del último año, por lo que el 83% de las empresas consideran que sus ingresos aumentarán en el próximo año (70% a nivel mundial).
CIO, Perú