Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Windows 7 SP1 representa el final de los derechos de downgrade de XP

[10/05/2010] El reloj de la desaparición de algunos derechos para Windows 7 ya está corriendo. El año pasado, Microsoft señaló que los clientes podrían hacer downgrade a las nuevas máquinas compradas con Windows 7 Professional hacia versiones más antiguas de Windows XP Professional, por un período limitado. El acuerdo terminaba 18 meses después de la introducción de Windows 7 -en otras palabras, a finales de abril de 2011- o cuando Microsoft lance Windows 7 Service Pack 1 (SP1), lo que ocurriera primero.
Hace casi dos meses, Microsoft reconoció que está trabajando en Windows 7 SP1. Sin embargo, todavía no se ha establecido un cronograma de liberación.

"Así que el tiempo está corriendo en esa oferta, después de la cual la única opción para que los clientes sin Softwtware Assurance puedan implementar Windows XP, será utilizar Windows XP Mode", señaló Al Gillen, analista de IDC, en referencia a la versión virtualizada de Windows XP incorporada en Windows 7 Professional.

Las empresas que se suscriben al Software Assurance (SA) -como el programa de garantía de actualización de Microsoft en anualidades- o compran Windows a través de planes de licencias por volumen, tienen derechos de downgrade desde cualquier edición, incluyendo Windows 7, hacia cualquier versión previa, inclusive tan antigua como Windows 95.
Calificando al SP1 como un "hito importante para los clientes" debido al inminente fin de los derechos de downgrade hacia XP, Gillen señaló que el Service Pack tendrá un impacto relativamente pequeño en los planes de la empresa para desplegar el nuevo sistema operativo.
"Históricamente, el comportamiento clásico de despliegue para los nuevos sistemas operativos cliente de Windows era esperar a que llegara el primer service pack, indicó Gillen en una nota publicada ayer.

Ese ya no es el caso, dijo, haciendo eco a las opiniones expresadas con anterioridad por otros analistas, incluyendo a Michael Cherry de Direction on Microsoft y Diane Hagglund de Dimensional Research.

"El proceso de parches de Windows ha cambiado las reglas del juego para muchos clientes", argumentó Gillen. "El flujo continuo de parches, con el tiempo, proporciona una parte importante del contenido del Service Pack".

Estudios recientes realizados por IDC con profesionales de TI y usuarios finales mostraron que las limitaciones de presupuesto y compatibilidad de las aplicaciones fueron las mayores preocupaciones acerca de la migración a Windows 7, y no la falta de un Service Pack.
Aunque Microsoft inicialmente quiso limitar los derechos de downgrade de Windows 7 a Windows XP a solo seis meses después del lanzamiento, rápidamente dio marcha atrás en junio pasado después de que otro analista, Michael Silver de Gartner Research, calificó el plan de un desastre real". En su lugar, dijo que Microsoft, permitiría downgrades a Windows XP hasta el 18 meses después, o hasta que se lance Windows 7 SP1.

Aunque los consumidores pueden tener pocas razones para querer cambiar el Windows 7 -el sistema operativo ha recibido críticas favorables y por todas las cuentas ha sido un gran éxito- las empresas a menudo quieren estandarizarse en una sola edición del sistema operativo para simplificar la gestión de las máquinas.
Varios de los más importantes fabricantes de computadoras continuarán vendiendo nuevas PC con un downgrade desde Windows 7 a Windows XP instalado de fábrica. Dell, por ejemplo, ofrece rebajas en algunas portátiles Latitude, así como en su línea de computadoras empresariales de escritorio Vostro.

Una vez que Microsoft libere el Service Pack 1 de Windows 7, los clientes serán capaces de cambiarse solo a Vista Business.
Keizer Gregg, Computerworld (US)