Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Se publica la especificación Wireless Gigabit

[11/05/2010] El grupo que desarrolla la tecnología que podría transmitir datos de forma inalámbrica hasta 10 veces más rápido que las actuales redes Wi-Fi más veloces ha publicado su especificación inicial. La nueva tecnología Wireless Gigabit podría sustituir a los cables entre los PC, los monitores y los televisores.
La Wireless Gigabit Alliance ha estado desarrollando durante el último año la tecnología WiGig, que utilizará un espectro sin licencia en los 60GHz y debería poder alcanzar velocidades de transmisión de alrededor de 6Gbps.
La tecnología está diseñada para reemplazar a los cables en tareas como llevar el video de alta definición a los monitores, o enviar datos entre un portátil y su dockstation. No pretende competir con Wi-Fi, que opera a una menor velocidad en una banda de frecuencias diferente. La especificación publicada contempla, además, el soporte para dispositivos tribanda compatibles con los actuales equipos Wi-Fi que operan en las frecuencias de 2,4GHz y 5GHz.
La alianza ha empezado a ofrecer a los fabricantes de equipos la posibilidad de hacer adoptadores de la tecnología y obtener así acceso a la especificación que les permitirá empezar a producir equipos WiGig. Los primeros productos compatibles podrían comenzar a verse en algún momento del 2011.
La WiGig Alliance ya cuenta con el apoyo de grandes nombres de la industria de networking como Intel, Broadcom o Atheros Communications. Además, Cisco se ha comprometido a dar un impulso a esta tecnología y convertirla en un estándar para el espacio de frecuencias de 60GHz.
Actualmente, el gran competidor en esa banda es Wireless HD, una tecnología desarrollada por las grandes compañías de electrónica de consumo para llevar video en alta definición digital a los televisores y otros electrodomésticos. El espacio de espectro disponible para estas tecnologías tiene un ancho de unos 7GHz en Estados Unidos, pero la existencia de un estándar es importante porque los sistemas que compitan por la misma frecuencia podrían causar interferencias y ralentizar la velocidad de las redes.
CIO, España