Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Microsoft Office vs. Google Apps: La pelea por los negocios

[24/05/2010] En la batalla de negocios para controlar la suite corporativa para la oficina del futuro, Microsoft y Google deben superar problemas considerables.

Del lado de Google, a pesar de que la ventaja en precio de las Google Apps y del anuncio de Google de que ahora dos millones de compañías están utilizando Google Apps, varios datos de investigación muestran aún que Google va perdiendo en la empresa. La adopción de Google Apps no solo se encuentra muy por detrás de Microsoft, sino que también está a la saga de OpenOffice, e incluso de Lotus Symphony de IBM. Los ingresos estimados para Google Apps en el 2009 son de 50 millones de dólares, una pequeña porción del fondo de 22 mil millones de dólares de la compañía.
Microsoft, mientras tanto, debe ser competitivo con Web Apps -pero no demasiado competitivo-, ya que estas aplicaciones presumiblemente manejarán muchos menos ingresos que su vaca lechera de hace mucho tiempo, la tradicional suite Microsoft Office. En el año fiscal 2009, la división de negocios de Microsoft (de la cual Office es un gran componente) generó unos saludables 18 mil 900 millones de dólares en ganancias. Microsoft también debe convencer a los clientes de que "entiende" el cómputo en la nube de la forma en que Google lo hace.
Si alguien tiene el dinero y el poder de marca hacia el consumidor para enfrentar a Microsoft, es Google, señalan los analistas. Pero aún hay muchas explicaciones que dar.
Web Apps en números
Hoy en día se le ofrece a la empresa una plétora de herramientas de productividad: Está Microsoft Office, seguido por alternativas de menor costo o gratuitas tales como Lotus Symphony de IBM, y los productos de web Google Apps y Office Suite de Zoho, entre otros.
Sin embargo, aunque el navegador web debe ser la plataforma de cómputo más predominante tanto para consumidores finales como para empresas, el uso de alternativas basadas en la nube de las corporaciones -comparadas con Microsoft Office- se mantiene bajo, de acuerdo con datos recientes de Forrester Research.
En una encuesta de marzo realizada a 115 empresas estadounidenses y europeas, y tomadores de decisiones de tecnología de las pymes, Forrester cita que 81% están actualmente soportando Office 2007, mientras solo 4% está utilizando Google Apps.
Más aún, a pesar del elevado precio de Office 2010 en relación con las alternativas actuales, un tercio de los encuestados planea actualizar a Office 2010 el próximo año, y un cuarto planea actualizar en los siguientes dos a tres años.
¿Cómo es que Google Apps tiene alguna opción contra Microsoft Office en la empresa? Quizás no enseguida, pero Google está en una buena posición para avanzar mientras la empresa cambia hacia la web, señalan los analistas de la industria.
"Google es una compañía web y tiene la mayoría de recursos para atraer a la empresa hacia la web", señala Sheri McLeish, analista en Forrester Research, añadiendo que "ambientes mezclados donde Google complementa a Microsoft son la ola del futuro".
Sin embargo, McLeish no está convencida aún de que Google esté completamente dedicado hacia la empresa, diciendo que mientras la interfase de usuario limpia y simple de Google se ha popularizado con los consumidores finales, podría ser demasiado limitada para las empresas.
"Por ejemplo, Google Wave pareció una buena idea, pero necesitaba una masa crítica y no la consiguió", señala McLeish.
Google Apps y Office 2010: Precios y características
Google Apps tiene una etiqueta de precio de 50 dólares por usuario por año que incluye Gmail con 25GB de almacenamiento, Google Docs (procesamiento de texto, hojas de cálculo y herramientas de creación de presentaciones) y otras aplicaciones tales como Google Sites y Google Talk. El antivirus Postini de Google y la protección contra spam también vienen con la suite. Hay una tarifa extra por almacenar mensajes de 13 a 33 dólares, dependiendo de la duración de almacenamiento que se necesita.
El mes pasado, Google rediseñó su herramienta de edición, Google Docs, para mejorar la velocidad y la colaboración en tiempo real, un área donde Google Apps triunfa sobre Office.
Del lado de Microsoft Office, el precio de la suite completa está entre los 150 a 680 dólares, dependiendo de cuál de sus muchas versiones esté buscando. Con Office 2010, Microsoft estará ofreciendo Office Web Apps, versiones en línea gratuitas -pero no completas- de Word, Excel, PowerPoint y OneNote.
Habrá tres versiones de Web Apps: Una para consumidores soportada por publicidad; una versión hospedada para empresas que pagan por cuentas hospedadas en Microsoft Online Services, el cual es alimentado por SharePoint; y una versión corporativa in-house para empresas con licencias por volumen para Microsoft Office y el servidor SharePoint.
Office 2010 fue lanzado para las empresas el 12 de mayo, pero Office Web Apps no están programadas para lanzarse hasta mediados de junio.
Microsoft también tiene BPOS (siglas en inglés de suite de productividad de negocios en línea) en su arsenal, una parte de los servicios de Microsoft Online que incluye versiones en línea de SharePoint, Exchange, Office Communications Server y Live Meeting por 10 dólares por usuario por mes para todas las cuatro aplicaciones.
Construido para la empresa vs. construido para la nube
A pesar de la ventaja de costo de Google Apps -una ventaja quizás aún más atractiva en un tiempo de recesión económica y en un tiempo cuando los consumidores están acostumbrados a las aplicaciones web para el cómputo en casa- la investigación de Forrester no son los únicos datos que muestran a Google rezagado por una milla en la carrera de adopción.
Una encuesta realizada a 800 administradores de TI a nivel mundial en enero de 2010 por ITIC (Information Technology Intelligence Corp.) muestra que 4% de los negocios están utilizando Google Apps para su correo electrónico principal y software de productividad. La encuesta también muestra que Google Apps es adoptado más ampliamente en pequeños negocios.
La barrera que Google debe penetrar, señala McLeish, es la vasta experiencia de Microsoft en servir y soportar empresas. "Microsoft ha establecido los cimientos en la empresa", señala. "Dice mucho que aún pueda demandar precios elevados por las versiones completas de Office cuando Google Apps es gratis o mucho más barata".
Microsoft es rápido en exclamar que es una compañía construida para los negocios, mientras que Google fue construida para los consumidores.
"Le preguntaremos a los clientes: ¿alguno de estos nuevos competidores está realmente comprometido con los servicios de productividad en línea para la empresa?", indica Ron Markezich, vicepresidente corporativo de Microsoft Online Services. "¿Están haciendo inversiones en la empresa a largo plazo? A Microsoft le ha tomado 15 años probar que estamos comprometidos con servir a las empresas y ahora, por supuesto, eso es una gran parte de nuestro negocio".
El gran temor: Canibalizar Office, fracasar en acabar con Google
Pero incluso con la pequeña presencia de Google en la empresa, aún es un nombre de marca gigante con bolsillos profundos y productos con los cuales la mayoría de consumidores (que también trabajan en empresas) están familiarizados, particularmente Gmail.
Podría no ser una verdadera amenaza a los clientes corporativos de Microsoft ahora, pero las aplicaciones de productividad basadas en nube de Google han forzado a Microsoft a cambiar su modelo de negocios. Microsoft ha creado versiones en línea de sus productos de software, bajado precios y debe justificar a sus clientes corporativos por qué deben pagar tantos dólares por Office y Exchange cuando podrían "volverse Google" y ahorrar dinero.
Esta nueva dinámica ha creado un conflicto difícil para Microsoft, en el cual tiene que promover aplicaciones basadas en nube para detrimento de su franquicia de productos de software de escritorio, dicen el veterano analista de tecnología, Roger Kay.
"Microsoft necesita ser exitoso con las aplicaciones web, pero no demasiado exitoso", señala Kay. "No están obteniendo ganancias completas de sus aplicaciones de nube, así que necesitan hacerlas suficientemente ligeras para que la gente se actualice al producto completo de paga, que es la vaca lechera de Microsoft. Microsoft estará reacio a renunciar a cualquier cosa que le dé dinero".
Este acertijo no es sencillo de resolver para Microsoft, agrega Kay, añadiendo que el peor escenario para Microsoft es que Office Web Apps, Exchange y SharePoint Online despeguen y canibalicen el software cliente de Microsoft, sin llegar a acabar con Google Apps.
Google mismo concede que cualquier éxito de la noche a la mañana en la empresa no es realista, aunque se mantiene completamente comprometido con las corporaciones, citando el rápido crecimiento en el corto período de vida de tres años de Google Apps.
"Google Apps solo ha estado en el mercado desde el 2007 y hemos ido de cero a dos millones de usuarios de negocios", señala Rajen Sheth, administrador de producto senior de Google para Google Apps. "Hay tanto potencial aquí y estamos en esto a largo plazo".
Microsoft está tratando de migrar sus productos hacia un ambiente de nube, mientras que Google es fundamentalmente una compañía de nube, señala Sheth, y ha pasado por grandes dolores de cabeza para construir grandes data centers diseñados específicamente para aplicaciones ágiles basadas en web.
¿Irá Microsoft completamente por la nube, si no por Google?
Aun así, la realidad de la empresa actual es que Google Apps simplemente no son una tecnología de reemplazo al por mayor para Microsoft Office, señala Ted Schadler, vicepresidente y analista principal en Forrester Research.
"Podría ver empresas moverse a Google por correo electrónico, pero raramente las verá reemplazando Microsoft Office con Google Docs", indica Schadler, añadiendo que las características de colaboración de Google Apps, tales como Google Sites y Google Talk probablemente serán utilizadas solo para mejorar Microsoft Office.
"Google Apps continuará teniendo éxito con sus características de colaboración y móviles que aumenta a Office en la empresa. Pero no las veo desplazando a Microsoft Office en ninguna forma significativa", agrega.
Sin embargo, una cosa es segura: Google está invirtiendo fuertemente en su juego de nube empresarial y aunque pudiera no tener una masa crítica detrás de ella, ha forzado a Microsoft a ajustar su modelo de negocio entero.
Vale la pena preguntar: ¿Estaría Microsoft completamente metido en la nube si no hubiera habido un Google?
Shane O'Neill, CIO.com