Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Cloud Computing

Por Harold Blair, director de consultoría de Dominio Consultores

[26/05/2010] En los últimos tiempos hemos venido escuchando de una nueva tendencia tecnológica para aplicarla en nuestros negocios, me refiero al Cloud Computing.

Entendemos así que el Cloud Computing sería la tendencia a basar las aplicaciones en servicios alojados de forma externa, en la propia web. Una definición sencilla pero muy poderosa, por todo el contexto que hay detrás de ella.
Quisiera hacer algunos aportes adicionales respecto a la adopción de esta nueva tendencia, basada en mi experiencia desarrollada en una importante transnacional de origen europeo que gestiona las reservas de viajes de diferentes proveedores como líneas aéreas, hoteles, cruceros, etc. Hoy en día este GDS (Global Distribution System) hace uso del cloud computing para ofrecer a sus miles de clientes alrededor del mundo una aplicación sobre Internet, considerando aspectos que creo son fundamentales para la incorporar al Cloud Computing en nuestras organizaciones, como:
Nube privada: Dado el carácter de nuestras empresas en Latinoamérica, y ciertamente en Perú, es recomendable empezar con proyectos de Cloud Computing en entornos de Internet pero más restringidos. En su momento, el GDS en mención empezó ofreciendo aplicaciones web con ciertas restricciones, cuando sus clientes tuvieron más confianza y seguridad, el GDS amplió su cobertura de servicios.
Seguridad: Dado el carácter confidencial de las aplicaciones de negocio que maneja cada empresa es importante conocer qué tipo de niveles de seguridad y confidencialidad nos brindará la empresa con la que vayamos a trabajar un proyecto de Cloud Computing. Se pueden incorporar distintas tecnologías: certificados electrónicos, firmas digitales, etc.
Acuerdo de Niveles de Servicio: Definitivamente es importante en todo servicio tecnológico, más aún en un entorno de Cloud Computing. Debemos evaluar el nivel de riesgo en el caso que tengamos algún inconveniente con el proveedor del servicio de Cloud Computing. Evidentemente, debemos estar respaldados por estrategias de contingencia que nos permitan mantener la continuidad de nuestro negocio.
Atención post-venta: Sobre todo en el inicio de una nueva tendencia de negocios y adopción de tecnología, es importante que los proveedores de estos servicios en la nube, estén muy atentos a las necesidades y requerimientos del cliente.
Confianza: Muy importante. En la medida que como clientes hayamos experimentado los beneficios de tener una infraestructura bajo demanda, que nos brinde seguridad, un adecuado nivel de servicio, y un servicio post-venta excelente, podremos ampliar los servicios críticos de negocio que tenemos.
Como conclusión, como dice el poema de Antonio Machado, "'Caminante no hay camino, se hace camino al andar…"; es decir, solo en la medida que podamos incorporar una iniciativa de Cloud Computing en nuestros proyectos, y teniendo en cuenta lo que requiere el negocio, podemos aprovechar los beneficios de este servicio, como: tener una infraestructura a demanda, que nos permita reducir costos operativos, reaccionar rápidamente a los requerimientos de negocio incorporando los recursos necesarios, y enfocar de TI a generar más valor para nuestra organización.