Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Seis errores acerca de las aplicaciones en la nube

[01/06/2010] Cloud computing es la moda en la industria TI, pero aún hay mucha confusión acerca de la manera en que las aplicaciones de nube funcionan, y qué tipo de impacto en el largo plazo tendrán en la tecnología empresarial.

En este artículo observaremos seis errores comunes que los profesionales TI y usuarios tienen acerca de las aplicaciones de la nube, en cuanto a su desempeño, seguridad, administración, costo y efecto a largo plazo sobre el personal TI.
1. La cloud computing sacará de sus trabajos a los profesionales TI
Es cierto que cambiar las funciones TI internas a aplicaciones de la nube reduce la necesidad de la empresa de tener un gran staff de TI. Algunas organizaciones se han mudado a los servicios en la nube como los de Google Apps porque ya no tenían el personal para manejar un sistema de correo electrónico y colaboración interno. Esta dirección de causa y efecto podría cambiar en otros casos, cuando los despidos se producen debido a un traslado hacia el outsourcing.
Pero el riesgo en el largo plazo para los empleados de TI podría no ser tan terrible como parece a primera vista, señalan los analistas. Ya que para una empresa que usa muchas aplicaciones en la nube, el personal TI interno aún es necesario para manejar e integrar los servicios. Algunos gerentes TI podrían comenzar a verse a sí mismos más como gerentes de los proveedores.
No hay duda de que reduce la demanda de habilidades TI tradicionales, sostiene el analista Jeff Kaplan, director gerente de Thinkstrategies. Pero eso no significa de que no pueda haber toda una nueva generación de requerimientos alrededor de la gestión de los proveedores, para evaluar, seleccionar, monitorear, administrar y contratar a estas compañías de computación en la nube.
Estos profesionales TI tradicionales podrían ver como cambian sus roles hacia el soporte de la unidad de negocios, encargándose de que todos los empleados tengan las herramientas de nube adecuadas para hacer su trabajo. Otro punto obvio es que, con el tiempo, a medida que los recursos tecnológicos cambian de los clientes a los proveedores, los proveedores tendrán una mayor necesidad de profesionales TI, lo cual creará más puestos de trabajo en el lado de los proveedores.
Si es un administrador TI a cargo de los servidores, las aplicaciones y otros sistemas in-house, el cambio hacia la computación en la nube lo forzará a aprender nuevas habilidades, o con el tiempo encontrar un trabajo en otro lado. Pero los profesionales TI inteligentes ya saben que su industria se encuentran en constante cambio, y deben encontrarse listos para adaptarse.
 
2. La nube es gratis (o por lo menos increíblemente barata)
La versión empresarial de Google Apps tiene un precio de 50 dólares anuales por usuario. Los servicios en línea de Microsoft se encuentran desde los 120 dólares anuales, y tanto Google como Microsoft ofrecen versiones gratuitas para los usuarios caseros.
Parece barato, porque lo es, pero los usuarios y analistas señalan que el licenciamiento no es el único costo a considerar cuando se usa un servicio en la nube.
Una de las más grandes nociones preconcebidas que uno tiene es que es gratuito. Está ahí, no es difícil, solo inscríbete y todo sale bien, señala Scott Weidig, que es coordinador de tecnología de la Escuela Secundaria Schaumberg de Illinois y utiliza una variedad de aplicaciones en la nube para negocios y uso personal, incluyendo Zoho y Google Apps.
Algunos clientes reportan que han tenido que hacer un upgrade de su ancho de banda para poder aprovechar los servicios de la nube (volveremos sobre este tema luego).
También existen costos legales ocultos, porque generalmente hay un perfil de riesgo mayor cuando uno muda las aplicaciones del centro de datos de la empresa a la nube, sostiene Nolan Goldberg, abogado litigante de patentes y secretos comerciales de Proskauer Rose LLP de Nueva York.
Los servicios de la nube no necesariamente son más baratos, sostiene Goldberg. Es un error pensar que un servicio en la nube siempre va a ser más barato porque las personas se están concentrando en la etiqueta del precio, y no en el costo total verdadero.
Antes de adoptar un servicio en la nube, un cliente debería realizar un due dilligence para asegurarse que éste sea apropiado para una aplicación dada, y que el contrato con un proveedor de la nube no sea dañino para el cliente. Algunos contratos de servicios establecen que los términos pueden ser cambiados por parte del proveedor a voluntad o con poca o ninguna notificación, una novedad problemática, sostiene Goldberg.
Almacenar datos en la nube conlleva nuevos riesgos de seguridad y de litigio, pero desafortunadamente es difícil calcular de antemano la forma en que estos riesgos incrementarán las obligaciones financieras potenciales del cliente.
3. El desempeño de la nube nunca es un problema
El que use un proveedor de la nube no significa que pueda ignorar su propia infraestructura TI y esperar un gran desempeño. El director de sistemas de información, Timothy Porter, señala que luego de adoptar algunas aplicaciones de la nube hace unos años, tuvimos que volver a evaluar la cantidad de ancho de banda que teníamos en nuestra oficina corporativa.
Porter es el director de sistemas de información de WS Development Associates de Chestnut Hill, Massachusetts, un desarrollador de bienes raíces y propietario de 82 propiedades en toda Nueva Inglaterra.
WS Development Associates utiliza aplicaciones de software de nube para el procesamiento de la facturación, planilla y otras funciones de recursos humanos. La compañía originalmente tenía dos líneas T1, y realizó un upgrade a un Verizon Mux para alcanzar tasas de transferencia de datos de hasta 50 megabits por segundo. También fue necesario el uso de dispositivos de aceleración de WAN de Cisco para mejorar el desempeño en las sucursales, sostuvo Porter.
Antes de los upgrades, el desempeño era un gran problema.
Cuando se comienza a procesar muchas facturas vía una aplicación que no se encuentra alojada internamente, uno tendrá un retardo al realizar el procesamiento, señaló Porter. Cuando estás intentando procesar docenas de facturas, ello realmente insume tiempo, y aparece la frustración del usuario,
Incluso si su ancho de banda es bueno, otros factores pueden degradar el desempeño. En la escuela secundaria Schaumberg, Weidig señaló que un filtro web instalado para evitar que los estudiantes naveguen por sitios inapropiados estaba haciendo lento el acceso a sitios web legítimamente educativos, incluyendo una herramienta de evaluación de lectura basada en la nube usada por los estudiantes. Lo que pasaba era que el sitio de lectura alojado estaba usando nueve diferentes direcciones IP y URL, y el filtro web solo conocía dos de ellas. El problema se solucionó al reconfigurar el servidor para que acceda de forma más eficiente a sitios confiables, pero la identificación del problema no fue una tarea simple.
A los proveedores de la nube les gusta dar a entender que las plataformas de la nube ofrecen un crecimiento infinito, pero ese no es el caso de los usuarios más intensivos. Spirent, una firma de evaluación del desempeño de redes, recientemente evaluó a varios proveedores dela  nube incluyendo a Amazon, Blue Lock, Hosting.Com, GoGrid, Maximum ASP y Rackspace. La compañía encontró que a medida que se incrementaba el número de conexiones a un servicio de la nube, los tiempos de respuesta también se incrementaban. Quizás esto no es de sorprender, pero algunos de los tiempos de respuesta llegaban hasta los tres a cinco segundos, señala Tim Jefferson, gerente general, del grupo de redes y aplicaciones de Spirent.
Para poder servir a un número ilimitado de usuarios, tienes que renunciar al desempeño, sostiene Jefferson. A medida que creces en un campo, te puede costar respuesta en otro campo.
4. Puedes reemplazar Microsoft Office con Google, o Zoho, o…
Sí, hay ejemplos de organizaciones que han cambiado completamente Microsoft Office por una plataforma basada en la nube de correo electrónico, edición de documentos y colaboración, pero definitivamente se trata de la excepción más que de la regla, por el momento.
IDC encuestó a un grupo de empresas en julio del 2009 y encontró que casi el 97% se encontraban usando Microsoft Office, y 77% estaban usando Microsoft con exclusión de todas las demás plataformas. Google Docs estaba siendo usado por casi el 20% de las empresas, pero principalmente como complemento a Microsoft Office más que como reemplazo.
Hace tan solo unas semanas los ejecutivos de Google urgieron a los clientes a probar Google Docs como complemento a Microsoft, y dijeron no hay necesidad de desinstalar Office.
Google ha señalado en otras ocasiones que Google Apps puede ser un reemplazo completo de Microsoft Office porque -desde el punto de vista de Google- las características extra que uno tiene con Microsoft no son necesarias para la mayoría de los usuarios.
Pero incluso los defensores más optimistas de la computación en la nube generalmente no afirman que las aplicaciones de la nube son tan buenas como Microsoft Office en la actualidad. Raju Vegesna, el evangelista del proveedor de aplicaciones de la nube Zoho, señala que aunque la nube con el tiempo será un reemplazo viable de Microsoft, en el corto plazo es complementario.
Microsoft necesitó de 20 años para construir Office y colocarlo donde se encuentra. Se necesita tiempo. Estas son características que tendremos que implementar para tener la penetración de Microsoft Office, sostiene Vegesna.
Vegesna predice que la nube ofrecerá todas las características de Microsoft Office dentro de dos años. Los clientes tendrán que hacer sus propias evaluaciones para ver si concuerdan con esa evaluación, pero incluso si Vegesna se encuentra en lo cierto, él señala que los ciclos de reemplazo del correo electrónico y la herramienta de oficina necesitarán años.
Estas cosas no pasan de la noche a la mañana, sostiene.
5. La nube es fácil de configurar y administrar
Los proveedores pueden decirle que usar las aplicaciones de la nube casi eliminaría las necesidades de administración de TI, pero los clientes señalan que administrar los servicios de la nube no es tan simple.
Aún persisten responsabilidades de administración en términos de administrar a los proveedores de servicio con los que se ha contratado, señala Kaplan. La administración TI también implica la integración de herramientas de varios proveedores, y provisionar nuevos servicios de la nube en respuesta a las necesidades de los usuarios, señala Vegesna. Y asegurar el desempeño de las aplicaciones podría requerir upgrades de la infraestructura de un cliente, como se dijo antes.
Los usuarios que tienen experiencia con Gmail o Google Docs no se dan cuenta de cuán complicado es configurar un servicio de la nube para una corporación, sostiene Weidig.
Desde el punto de vista del consumidor, es muy fácil la configuración, afirma. Desde el punto de vista de una corporación, eso se convierte en una batalla cuesta arriba.
Uno de los desafíos de administración más grandes es asegurarse que uno tiene el control sobre sus datos, una tarea importante tanto por razones prácticas como legales. La capacidad de mover datos y procesos de negocios de un servicio de la nube a otro podría estar limitada. Y la pregunta de cuánto control tiene un proveedor sobre sus datos aún se sigue planteando en las cortes, pero es seguro asumir que colocar datos en la nube en lugar de hacerlo dentro de un centro de datos incrementa el riesgo de que una entidad gubernamental pueda incautar información confidencial en relación a los empleados o clientes, señaló Goldberg.
La nube hace un uso intensivo de la tecnología de virtualización, haciendo que sea más sencillo mover los datos de un lugar a otro y de un estado a otro, y ser mezclada con datos de otros clientes en un sistema multi-tenant.
Porter señala que corre en forma interna software de prevención de pérdida de datos, pero que no puede tener el mismo control sobre la infraestructura de un tercero.
Las leyes de protección de datos varían de estado en estado, y se hacen más estrictas, colocando el peso sobre los clientes en cuanto a la evaluación de los proveedores y de la inserción de lenguaje apropiado en los contratos para asegurar que se usen suficientes procesos para proteger los datos.
El usuario final que tiene una cuenta de Gmail en casa no siempre entiende todos los aspectos de quién posee sus datos, y cómo sus datos podrían ser restringidos si contienen información personal, afirma Porter. No porque algo sea barato y fácil o que pueda hacer outsourcing, significa que todas sus obligaciones concluyen aquí. Un ambiente corporativo es muy distinto a un ambiente personal. Hay muchas fronteras que deben ser superadas antes de que pueda colocar su información en la nube.
6. La seguridad es [llene el espacio vacío]
La seguridad es un tema muy serio para aquellos que vigilan la nube. Algunos afirman que los usuarios erróneamente creen que las nubes son inherentemente inseguras, mientras que otros afirman que los usuarios no son lo suficientemente escépticos.
Vegesna de Zoho señala que la mayoría de los clientes tendrán mayor seguridad al cambiarse a Zoho, porque tenemos equipos de seguridad más grandes que la mayoría de estas empresas, y Zoho contrata hackers de sombrero blanco de terceros para evaluar sus sistemas mensualmente.
Sin embargo, Weidig afirma que aunque generalmente confía en proveedores como Google, Zoho y Microsoft, cree que los usuarios confían demasiado en la seguridad de los datos de los proveedores de la nube.
Uno lee historias casi todos los días sobre el sitio de XYZ que ha sido hackeado, señala.
Con mucha frecuencia, los usuarios piensan nadie se preocupa por mí, o qué [datos] pueden obtener de mí, sostiene.
Los escépticos pueden señalar un buen número de incidentes que parecen probar los riesgos de las aplicaciones de la nube. Google recientemente admitió que erróneamente había estado recogiendo datos de navegación de redes Wi-Fi no encriptadas desde el 2007. El año pasado, un hacker obtuvo más de 300 documentos confidenciales que la compañía Twitter había estado almacenando en Google Apps, aunque la culpa por el incidente recayó más en la pobreza de la contraseña que en la seguridad de Google.
Desafortunadamente, casi cualquier sistema de computación puede ser hackeado. En muchos casos, las empresas pueden concluir que sus propios sistemas son más seguros que los sistemas operados por los proveedores de la nube, o que algunos datos son demasiado preciosos como para ser almacenados fuera de sus propios firewalls. Otras, especialmente las pequeñas empresas con un limitado personal de TI, podrían sentirse mejor con un proveedor de la nube.
Kaplan se encuentra en el lado de los proveedores de la nube en este caso.
Muchas personas creen que en forma inherente a la web hay mucho menos seguridad, pero en muchos casos puede ser mucho mayor. Muchos clientes no pueden dar soporte o mantener sus niveles de seguridad al mismo nivel que la nube, sostiene. Cuando hablas con actores probados, como Salesforce y Google, ellos enfrentan desafíos de seguridad mucho mayores y los encaran de una forma mucho mejor que muchas corporaciones.
Vegesna señala que Zoho y otros proveedores aún enfrentan un desafío al tener que convencer a los clientes de que la seguridad es lo suficientemente fuerte.
Le estás pidiendo al usuario que confíe en alguien y ponga todos sus datos en línea, afirma. Inicialmente, no se sienten muy cómodos con la idea.
Jon Brodkin, Network World (US)