Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Tecnología inalámbrica corporativa

Será más complicada en la siguiente década

[03/06/2010] Desde Wi-Fi hasta smartphones, la tecnología inalámbrica se ha vuelto ubicua en las empresas y se está volviendo más vital cada día. Pero también puede ser terriblemente frustrante para los departamentos de TI.

 ¿Qué tan fuerte es la ansiedad que la tecnología inalámbrica crea a los departamento de TI? "ENORME", todo en mayúsculas, escribió en un correo electrónico Brad Wright, vicepresidente de tecnología global de comunicaciones en Jacobs Engineering Group Inc.
Eso se debe a que los ambientes inalámbricos son difíciles de soportar, especialmente en configuraciones como la de Jacobs, que tiene 15 mil usuarios inalámbricos en 400 ubicaciones, señala. Además, añade, la tecnología inalámbrica está evolucionando, y a medida que lo hace, los usuarios se están volviendo cada vez más demandantes y tienden a sentirse frustrados por las políticas inalámbricas y los nuevos programas.
En la siguiente década, la complejidad solo se volverá peor, incluso para compañías bien preparadas, señalan los analistas; y se dará preferencia a los CIO y las organizaciones de TI que reconozcan que las necesidades de movilidad deben estar en el top de la agenda de TI.
Dada la megatendencia inalámbrica y las molestias crecientes asociadas a ella, es justo preguntar cómo los departamentos de TI medianos y grandes están manejando la tecnología inalámbrica, y lo que están haciendo para prepararse para la evolución a lo inalámbrico en la siguiente década. Por ejemplo: ¿Están creando las compañías una nueva posición de director de movilidad, o designando a alguien con un título similar al de Wright para supervisar todas las partes en movimiento? ¿Están los departamentos de TI integrando la tecnología inalámbrica a sus procesos y sistemas tecnológicos?
Computerworld contactó a 10 directores de TI de universidades y empresas, así como a varios analistas de la industria y fabricantes de tecnología inalámbrica para preguntarles qué tan preparados están los departamentos de TI para enfrentar la siguiente década inalámbrica. De manera nada sorprendente, los gerentes de TI se jactan de tener bastante control sobre esto. Sin embargo, algunos confesaron que se sienten ansiosos respecto a las tecnologías futuras, tales como video sobre redes inalámbricas y voz sobre Wi-Fi, o que están preocupados por su habilidad de controlar el diluvio de modelos y aplicaciones de smartphones, y de proveer suficiente seguridad para todos ellos.
Los negocios pequeños y mediados, e incluso algunos grandes, no están "completamente enterados de cómo muchos de estos próximos servicios inalámbricos podrían tener impacto en ellos, desde una perspectiva de costo y soporte", señala Wright. "Los impactos de video sobre redes inalámbricas, voz sobre Wi-Fi y otros son actualmente difíciles de medir, y esto se volverá cada vez más difícil a medida que los usuarios inventen nuevas razones para utilizar tales tecnologías para trabajar o jugar".
Preocupaciones respecto a la velocidad del cambio
Controlar los gastos de las telecomunicaciones inalámbricas, por ejemplo, se "ha vuelto una enorme preocupación", señala un administrador de TI en una gran institución cultural de Nueva York que pidió no ser nombrado.
Russ Hester, director de tecnología en el Centro de Tecnología Francis Tuttle, una institución educativa en Oklahoma City, indicó que la mayor preocupación que él enfrenta es desarrollar un "sólido enfoque de seguridad para hacer que más servicios básicos estén disponibles para los dispositivos inalámbricos". Hester indicó que ya ve cómo los smartphones están absorbiendo la mayor parte del uso de la red Wi-Fi, y señaló que está implementando la capacidad de video sobre redes inalámbricas en una nueva escuela culinaria.
Los líderes corporativos de TI deberían tomar nota: Las escuelas y universidades bien podrían ser los campos de prueba para las futuras aplicaciones y servicios inalámbricos. En la Universidad Liberty en Lynchburg, Virginia, por ejemplo, una LAN inalámbrica Aruba Networks 802.11n está ayudando a los gerentes de TI a distribuir 17 canales de televisión a los cuartos de los dormitorios. El costo es mucho menor que lo que costaría ofrecer televisión a través de cable coaxial, o incluso entregar televisión vía Ethernet, señala Jimmy Graham, administrador de servicios de red en Liberty. "IPTV está funcionando muy bien", indica Graham. "El video es una algo del futuro. Esperamos más video chat, pero también todo el contenido que obtienes de Hulu y YouTube".
"Sin embargo, es difícil mantenerse a la cabeza" de las necesidades inalámbricas, añadió Bruce Osborne, ingeniero de red la Universidad Liberty.
Liberty podría estar a la cabeza del juego de la movilidad por ahora, señalan los analistas. "La verdad, pocas compañías entienden las ramificaciones de las transformaciones inalámbricas que vendrán en el futuro", señaló Jack Gold, un analista en J.Gold Associates LLC. Manejar el soporte para una colección diversa de smartphones de consumo, tales como el iPhone y los dispositivos basados en Android, es "sólo la punta del iceberg", indicó.
Tecnologías tales como video streaming, colaboración en tiempo real y sistemas basados en la nube a los cuales se accede desde dispositivos móviles, "tendrán un efecto profundo en las redes corporativas, en la seguridad y en la gestión de dispositivos y usuarios", añadió Gold. "Pocas compañías tienen una visión estratégica para la movilidad a largo plazo, ni qué decir un plan estratégico".
Confusión con el tamaño de los handhelds
Vienen cambios muy rápidos en la industria móvil. Uno de los indicadores es la variedad de nuevos dispositivos introducidos cada trimestre, lo cual hace difícil planificar dos años por adelantado y, mucho menos, los siguientes 10 años. El próximo iPhone -como dispositivo que marca una tendencia- supuestamente incluirá una cámara al frente para video chat, por ejemplo, mientras que se espera que la tablet de Apple, la iPad, genere muchos imitadores en una gran variedad de sistemas operativos.
Los cambios que se esperan significan que las compañías necesitarán contratar más gente de TI familiarizada con las plataformas y aplicaciones móviles, y que las universidades deben entrenar ingenieros para ese trabajo.
"Tenemos en cuenta los cambios masivos (en la movilidad empresarial) en los próximos diez años", indicó Jim Hemmer, CEO de Antenna Software, una compañía basada en Jersey City, Nueva Jersey, que construye y hospeda aplicaciones móviles de negocios.
Hemmer espera que haya algo de confusión en el tamaño de los handhelds por los próximos dos años. "Veremos el aumento de dispositivos móviles con equipos estilo iPad, que serán más pequeños que la iPad, pero más grandes que los BlackBerries, con pantallas táctiles y tal vez un teclado deslizable. Costarán entre 300 y 500 dólares, y llegarán a reemplazar completamente a la laptop en muchas ocasiones".
Hemmer también ve un movimiento hacia una mayor movilidad de los trabajadores en unos cuantos años. "Habrá un trabajador con un teléfono en la cadera, que no esté trabajando en una oficina, y sin la necesidad de un teléfono de escritorio. El dispositivo será gráfico, y permitirá a los trabajadores leer archivos y modificarlos. Esto cambiará totalmente los negocios", indicó.
Un cliente de Antenna, John Rinaldi de ThyssenKrupp Elevator, espera prevenir las peticiones que vendrán impuestas por la movilidad inalámbrica. "Con la tecnología inalámbrica, todas tus preocupaciones tradicionales de TI se multiplican por el número de dispositivos inalámbricos, herramientas, seguridad, soporte y help desk, así que el asunto se incrementa diez veces", señaló.
¿Qué hay del CMO (Chief Mobility Officer)?
Rinaldi, que es el arquitecto de sistemas para los servicios de administración y movilidad en ThyssenKrupp, trabaja en innovaciones para 15 mil trabajadores y busca extender entre las empresas la necesidad de tener un CMO o posiciones como la de él.
"Es necesario que haya más atención en lo que será el siguiente gran tema en tecnología inalámbrica, desde el punto de vista de la productividad", indicó. "Existe la necesidad de una posición que tenga visión para manejar el cambio, así sea un CMO o un grupo".
Los líderes TI y analistas entrevistados para este artículo, están divididos en dos posturas: si las organizaciones necesitan CMO, o no.
"No creo que las organizaciones quieran agregar más niveles de gerencia como un CMO en estos tiempos económicos, pero la movilidad necesita ser un adjetivo en cada sustantivo TI hoy en día", señaló Ken Dulaney, analista en Gartner Inc. "Cada parte del equipo de infraestructura TI tiene que estar consciente de la movilidad, tal y como tienen que estar pendientes de cosas como la tecnología verde".
Hemmer señala que el cambio más llamativo que viene con la tecnología inalámbrica en la empresa, podría ser el avance en la construcción de aplicaciones móviles de cara a los consumidores, que dé a los clientes inalámbricos la habilidad de comprar los productos y servicios de la compañía, o hacer transacciones financieras, vía sus smartphones y otros dispositivos.
Tradicionalmente, las corporaciones han desplegado aplicaciones inalámbricas para reducir costos o mejorar la productividad de los trabajadores de ventas o servicios en campo. Hoy, se espera que las empresas den el giro hacia escribir aplicaciones "business-to-consumer" que traigan ventas en las líneas altas, señaló Hemmer. "De pronto, el CEO estará directamente involucrado diciendo 'esta es nuestra marca' en una aplicación móvil para los consumidores".
Ya que se espera que la economía crezca lentamente por algún tiempo, Dulaney indicó que mientras más equipos Wi-Fi estén instalados, más redes 3G y 4G sean construidas por los carriers, y proliferen más smartphones, las corporaciones trabajarán continuamente en adaptar su infraestructura inalámbrica.
"El reto está ahora en la configuración de las redes, la seguridad y el software que permita un conjunto común de capacidades", añadió Dulaney. "Las redes están perdiendo las fronteras, pero sus capacidades no son homogéneas y las aplicaciones no perdonan las transiciones. Ahí es donde está el trabajo. Pero en el fondo, la movilidad en las empresas está siendo adaptada de manera gradual, debido a la economía".
Matt Hamblen, Computerworld (US)