Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

CEO de Red Hat: Las nubes pueden ser la madre de todos los bloqueos

[03/06/2010] La arquitectura de nube tiene que ser definida de una manera que permita a las aplicaciones moverse, o éstas pueden llegar a ser la madre de todos los bloqueos, advirtió el CEO de Red Hat, James Whitehurst.

Una vez que los usuarios quedan atascados en algo, es difícil que se muevan, señaló Whitehurst, en una entrevista. La industria tiene que estar frente a la ola de la nube y asegurarse de que esta infraestructura de próxima generación se defina de manera que sea amable con los clientes, en lugar de con proveedores de TI, de acuerdo a Whitehurst.
El bloqueo viene en formas diferentes, incluyendo la incapacidad de mover cargas de trabajo entre las nubes, dificultad de extracción de datos de la nube y verse obligado a utilizar la plataforma de virtualización subyacente elegida por el proveedor de la nube.
Red Hat está centrando gran parte de sus esfuerzos en el primero de estos posibles problemas. La certificación de socios de la nube es lo más importante en lo que Red Hat ha estado trabajando este año, según Whitehurst. Asegurarse de que las cargas de trabajo sean móviles en el nuevo entorno basado en la nube es crítico, indicó Whitehurst, y de eso es de lo que la se trata el programa Premier Cloud Provider.
"Nuestros clientes pueden ejecutar la carga de trabajo en sus centros de datos o migrarla a múltiples proveedores de la nube... y nosotros les daremos soporte en esta labor y sus ISV les darán soporte también", precisó Whitehurst.
El programa de certificación de la nube se anunció el año pasado, y Amazon Web Services fue la primera nube proveedora en obtener la certificación. Desde entonces, NTT e IBM se han añadido a la lista de socios certificados y hay más en camino, según Whitehurst.
Para que un proveedor de la nube se certifique tiene que utilizar una plataforma de virtualización basada en el hipervisor ESX de VMware, Microsoft Hyper-V o en el propio hipervisor de Red Hat, que está basado en KVM (máquina virtual basada en el kernel).
Para poder mover una carga de trabajo de un centro de datos a una nube, o entre dos nubes, se necesita un conector API (interfase de programación de aplicaciones), y hay una infinidad que están desarrollando. Menos sería mejor, según Whitehurst. Sin embargo, el verdadero desafío no es la API, sino garantizar que la aplicación se ejecutará con el mismo rendimiento cuando se ha movido. Eso es en lo que Red Hat se está centrando. Poner una API en su lugar para permitir que una carga de trabajo se mueva, es solo el 10% de la obra, manifestó Whitehurst.
El siguiente paso es también ser capaz de mover las licencias, junto con las cargas de trabajo, de acuerdo con Whitehurst. En abril, Red Hat anunció Cloud Access, que permitirá a las empresas utilizar sus suscripciones para soportar tanto servidores tradicionales (instalados dentro de la empresa), como los alojados en la nube Elastic Compute de Amazon.
Red Hat no es la única compañía que quiere hacer posible que las empresas trasladen sus cargas de trabajo entre centros de datos y nubes. Por ejemplo, VMware está desarrollando el vCloud Service Director, cuyo nombre en código del proyecto anteriormente era Redwood. Sin embargo, la herramienta sigue siendo beta, y el plan es liberarla antes de que finalice el año, según Richard Garsthagen, evangelista senior de VMware en Europa, Oriente Medio y África.
Mikael Ricknäs, IDG News Service