Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

LTE vs. WiMAX. La pugna continúa

[07/06/2010] Hace unos pocos años, WiMAX tenía todas las papeletas para convertirse en la principal tecnología de banda ancha móvil 4G. Sprint puso en juego cinco mil millones de dólares para ser el primero de la industria en ofrecer una red de banda ancha móvil de cuarta generación. Mientras, Cisco compraba Navini Networks por 300 millones de dólares para producir redes de acceso radio WIMAX, y Sprint y Clearwire formaban una joint venture centrada en esta tecnología valorada en 14.500 millones de dólares.

Pero a finales del 2007, los dos mayores operadores de Norteamérica, Verizon y AT&T, anunciaron su compromiso con LTE, ya que, según ambas compañías, esta tecnología proporcionaba un camino de evolución más natural para sus redes GSM/UMTS/HSPA/CDMA. En la decisión también jugó en favor de LTE el dominio de GSM como estándar móvil, con más de tres mil millones de abonados en todo el mundo a febrero del 2010.
Tanto WiMAX como LTE ofrecen banda ancha ubicua a múltiples megabits por segundo. Mobile WiMAX, también conocido como 802.16e, es una especificación del IEEE con capacidad para dar transmisiones de datos a 12 Mbps. Utiliza Orthogonal Frequency Division Multiple Access, técnica que transmite datos dividiendo las señales de radio y difundiéndolas simultáneamente sobre diferentes frecuencias. Estas señales son inmunes a las interferencias y admiten velocidades muy altas.
LTE fue desarrollado por el Third-Generation Partnership Project como la evolución natural de High-Speed Packet Access (HSPA), la tecnología GSM actualmente ofrecida por los operadores de redes 3G. Se trata de una técnica de modulación diseñada para ofrecer 100 Mbps por canal, un rendimiento comparable al de la banda ancha fija.
La evolución en los últimos tiempos ha hecho que WiMAX pierda fuerza frente a LTE como gran alternativa 4G. No solo los dos grandes operadores norteamericanos y el mundo GSM han respaldado a LTE, sino que además Sprint ha estado perdiendo clientes de sistemas inalámbricos y móviles todo este tiempo. Además, Cisco invirtió tres mil millones de dólares en Starent Networks, fabricante de gateways core de paquetes para redes móviles que ve en LTE el futuro. Poco después, Cisco cerró el negocio de RAN WiMAX adquirido con la compra de Navini.
Sin embargo, Mobile WiMAX sigue contando a su favor con la disponibilidad de servicios. Sprint y Clearwire abrieron un servicio de estas características en Baltimore a finales del 2008. A mayo del 2010, Clearwire contaba con servicios WiMAX comerciales en 27 mercados de Estados Unidos, con una cobertura de más de 34 millones de puntos de presencia (POP). Clearwire ofrece el servicio como mayorista a Sprint, Comcast y Time Warner Cable. Para finales de año, la red WiMAX de Clearwire cubrirá todos los principales mercados de Estados Unidos con 120 millones de POP.
La comunidad WiMAX planea una actualización significativa de la tecnología. El estándar IEEE 802.16m será mucho más rápido que su predecesor 802.16e. El objetivo para el nuevo WiMAX es ofrecer velocidades de bajada de más de 100 Mbps, frente a los de 3,7 a 5 Mbps proporcionados por el servicio inicial de Sprint.
Mientras tanto, Verizon espera ofrecer comercialmente servicios LTE en 25 o 30 mercados clave de Estados Unidos, cifra que planea duplicar a principios del 2012. Para finales del 2013, la compañía prevé que su actual red 3G esté enteramente actualizada a 4G, e incluso ofrecer este By Jim Duffy, Network World (US)