Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómputo en la nube: Cuatro ingredientes claves a tener en cuenta

[18/06/2010] Enfrentando fuertes preocupaciones sobre el control y la seguridad, la tendencia del cómputo en la nube se ha desviado un poco -lejos de la noción de que todos los recursos de cómputo se pueden obtener desde el exterior-, hacia una visión de un data center mágicamente transformado por fáciles conexiones hacia recursos de TI internos y externos.

Las ventas de tecnología relacionada con la nube están creciendo en 26% al año -seis veces la tasa de gasto general en TI, aunque constituyó solo el 5% del total de los ingresos de TI de este año, de acuerdo con el reporte Resumen de Servicios de Nube de IDC. Definir qué constituye el gasto relacionado con la nube es difícil, reconoce el reporte, aunque estima gastos globales de 17 mil 500 millones de dólares en tecnologías de la nube en el 2009 y que crecerán a 44 mil 200 millones de dólares para el 2013.
Sin embargo, las nubes híbridas o internas serán la regla; incluso en el 2013, solo alrededor del 10% de ese gasto irá específicamente a las nubes públicas, predice IDC.
La infraestructura de nube híbrida no es radicalmente diferente de las mejores prácticas existentes en los data centers, excepto que se supone que todas las piezas deben encajar limpiamente utilizando estándares de interoperabilidad de la era de Internet; en lugar de parches hechos en casa, de acuerdo con Chris Wolf, analista en The Burton Group.
Mientras prepara sus planes de gastos que se alineen con un movimiento hacia la nube, considere estos cuatro ítems como una clave para su lista.
1. Integración de aplicaciones
Sorpresa: La integración de software no es la primera cosa en la cual la mayoría de compañías piensan cuando construyen una nube, pero es la más importante, de acuerdo con Bernard Golden, CEO en la firma de consultoría de nube HyperStratus, y bloguero de CIO.com.
La integración significa más que solo pedazos de datos en procesos por lotes siendo intercambiados entre aplicaciones una o dos veces por día, de la forma en que se hacía en los mainframes, de acuerdo con Tom Fisher, vicepresidente de cómputo en la nube en SuccessFactors.com, un proveedor de aplicaciones SaaS corporativas en San Mateo, California.
Ser capaz de abastecer y administrar las identidades de usuarios desde una sola ubicación, a través de una amplia gama de aplicaciones, es crítico; especialmente para las compañías que nunca han estado antes en el negocio de abastecimiento de software y no ven sus TI como un producto primario, señala.
"Lo que está buscando es tomar su diseño y trazarle un mapa hacia PeopleSoft u otra aplicación, de modo que pueda obtener una integración más funcional", señala Fisher. "Está pasando mensajes de ida y vuelta entre uno y otro con un adecuado acuerdo de manejo de errores, de modo que pueda ser más receptivo. Aun así, no es una integración en tiempo real; pero en la mayoría de casos, realmente no necesita eso".
2. Seguridad
El segundo factor crítico al construir una nube útil es la habilidad de confederar -conectar de manera segura sin fusionar completamente- dos redes, señala Golden.
Eso requiere capas de seguridad, incluyendo autenticación de multifactores, brokers de identidad, gestión de acceso y, en algunos casos, un proveedor de servicios externo que pueda proveer ese nivel tan alto de control administrativo, de acuerdo con Nico Popp, VP de desarrollo de producto en Verisign, que está considerando añadir un servicio de seguridad para nube basado en la nube.
Lo que realmente requiere es tecnología que aún no existe, de acuerdo con Wolf: una Autoridad de Información que pueda actuar como un repositorio central para los datos de seguridad y el control de las aplicaciones, datos y plataformas dentro de la nube. Hoy es posible integrar esa función con algunas de las piezas que Popp menciona, pero no hay una tecnología única capaz de abarcar todas las plataformas necesarias para proveer control real de -incluso- un ambiente de nube hospedado internamente, agrega Wolf.
3. I/O Virtual
Tener que exprimir datos de una docena de VM (máquinas virtuales, por sus siglas en inglés) a través de un par de NIC, evitará que pueda escalar su cluster de VM a proporciones de nube, de acuerdo con Bill Welty, gerente de Arquitectura Empresarial TI y Operaciones Unix en una gran firma de mapeo digital.
"Cuando está en la etapa dev/test, tener ocho o 10 cables [Gigabit Ethernet] por caja es un increíble problema de etiquetado; más allá de eso, olvídelo", indica Welty. "Moverse a I/O virtual es un cambio de concepto - ya no puede tocar la mayoría de las conexiones- pero está moviendo cosas a través de una tarjeta madre posterior de gran ancho de banda y puede reconfigurar las conexiones SAN o LAN sin tener que cambiar cables".
Los servidores I/O virtuales, tales como los servidores Xsiigo I/O Director que utiliza Welty, pueden correr 20Gbit/seg. a través de un solo cable y hasta 64 cables hacia un solo servidor, conectándose a una tarjeta madre posterior (backplane) con un total de ancho de banda de 1560Gbit/seg.
Concentrar tanto ancho de banda en un dispositivo ahorra espacio, energía y cableado, señala Welty, mantiene alto el rendimiento de la red y finalmente ahorra dinero en equipo de red.
"Se vuelven rentables muy rápidamente", agrega Welty acerca de los servidores Xsigo, que empiezan en alrededor de 28 mil dólares a través de distribuidores como Dell. "Terminas obteniendo tres o cuatro veces el ancho de banda a un cuarto del precio".
4. Almacenamiento
Lo mencionamos antes, pero el almacenamiento continúa siendo el punto débil -el agujero por el cual se pierde dinero- de los mundos de la virtualización y la construcción de nube.
"Tenemos alrededor de 2.5 petabytes de discos girando ahora mismo, y planeamos llevarlo a tres a corto plazo", señala Welty. "Eso es principalmente porque nuestro negocio está montado sobre datos, pero las VM ocupan mucho espacio".
"El almacenamiento continuará siendo uno de los mayores costos de la virtualización", indica Golden. "Incluso si convierte el 90% de sus servidores en imágenes, aún tiene que almacenarlas en algún lugar".
Kevin Fogarty, CIO.com