Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Seguridad en la web

Por: Luis Guembes Saba, Engineering Manager Andean Region de Logicalis

[18/06/2010] Con el incremento del uso de Internet, también aumentan las amenazas tanto a las empresas proveedoras de este servicio, como a los propios usuarios, a través de métodos como el spam o correo basura.

Cada año se marca un nuevo record en las estadísticas de spam, demostrando que las técnicas convencionales de detección se han convertido en herramientas inútiles. En el 2009 se duplicó el volumen total de mensajes de correo malicioso a más de 200 mil millones diarios en todo el mundo. La creatividad de los spammers para violar las barreras de protección de las distintas plataformas muestra claramente que se adaptan rápidamente y utilizan metodologías cada vez más desafiantes. Como prueba se puede mencionar el spam con imágenes, el spam con archivos Excel o el más novedoso, conteniendo un archivo mp3 invitando a comprar acciones de una compañía.
Actualmente las estadísticas indican que el volumen de spam continúa creciendo exponencialmente y sin duda se duplicará con respecto al año anterior, convirtiéndose en una verdadera pesadilla para administradores y encargados de la seguridad informática de cualquier organización.
Este comportamiento ha creado un síndrome de desconfianza generalizado: más del 60% de los usuarios de Internet tienen miedo de utilizar el correo electrónico, ya que no confían en las herramientas de seguridad disponibles en sus hogares o lugares de trabajo.
En este contexto, las empresas de telecomunicaciones que brindan el servicio de Internet se encuentran con el desafío de garantizar la integridad de sus redes tanto en sus cuentas corporativas como en los hogares de los usuarios finales, y la mejor manera de lograrlo es a través de soluciones tecnológicas reconocidas a nivel mundial que puedan resolver esta temática de manera confiable. Las soluciones de email security son herramientas de protección preventiva que evitan el ingreso de mensajes indeseados en las cuentas de correo, filtran contenidos específicos, controlan el volumen del tráfico entrante y evitan que nuevas formas de correo malicioso ingresen a la infraestructura de red. El spam es una real amenaza a la seguridad y además consume recursos valiosos como, administración, almacenamiento y ancho de banda.
Prevenir y actuar eficazmente frente a las amenazas implica aprovechar el máximo rendimiento de una red ISP, en la cual el ancho de banda no sea consumido por tráfico innecesario como el spam y con el beneficio de que los operadores tengan más tiempo para realizar tareas tendientes a mejorar el servicio sin necesidad de batallar con la falta de recursos que ocasiona una red infectada. Además, la implementación de soluciones anti spam optimiza toda la infraestructura de red, colaborando con los Service Providers en garantizar un mejor servicio de acceso a Internet, contando con redes más rápidas y eficientes y mejorando la experiencia del usuario.
CIO, Perú