Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Rajen Sheth, gerente de producto senior de Google Apps

Conozcan al padre de Google Apps (quien solía trabajar en Microsoft)

[05/07/2010} A las tres semanas de haber llegado a Google, Rajen Sheth -ex empleado de Microsoft y de VMware- se reunió con Larry Page, Sergey Brin y Eric Schmidt para proponer una forma de convertir Gmail en un sistema de correo electrónico de clase ejecutiva. Y fue firmemente rechazado.

Hoy, Google Apps -que empezaó su vida como Gmail para su Dominio- está dándole a Google un pequeño punto de apoyo en el mundo TI de las empresas, y desencadenando una feroz rivalidad con Microsoft.
Pero en el 2004, los primeros intentos de Sheth de traer a Gmail a la empresa fueron detenidos, aunque la trinidad de líderes de Google, es decir Page, Brin y Schmidt, lo retó a proponer algo mejor.
"En ese momento fui firmemente rechazado, señala Sheth durante una entrevista a mediados de junio en la sede de Google en Mountain View, California. "Porque en ese momento estábamos proponiendo la idea de traer Gmail a un dispositivo y dejarlo ser una solución para los negocios en sus instalaciones. Ellos señalaron correctamente que nosotros podíamos hacer eso, pero que no estábamos aprovechando completamente todo lo que teníamos aquí en Google. Y en ese momento, además, la idea de un modelo de nube no estaba en la mente de ningún CIO en ninguna parte.
Incluso antes de unirse a Google, Sheth trabajó en algunos de los más bien conocidos productos en el panorama TI, tanto en el lado del consumidor como en el corporativo.
En 1999 y en el 2000 él fue un director de programa en Hotmail, propiedad de Microsoft, donde dirigió el esfuerzo para crear el primer filtro de spam de Hotmail. El graduado de la Universidad de Stanford luego pasó un año en VMware, donde fue gerente de producto para ESX Server de VMware.
La compañía de almacenamiento EMC adquirió VWware en enero del 2004, y Sheth ayudó a dirigir los esfuerzos de integración entre las dos compañías, pero finalmente se fue en julio de ese año para unirse a la recién creada división empresarial de Google, donde él es ahora el gerente de producto senior de Google Apps.
"Fue probablemente la decisión más difícil que he tenido que tomar porque a VMware le estaba yendo fabuloso en ese momento, y Google recién estaba despegando, señala Sheth. Una de las cosas que realmente me atrajo fue esta idea de ser capaz de ir hacia un mercado completamente nuevo con mucha tecnología grandiosa en Google.
El contrato de Sheth era para descifrar cómo tomar algo de las otras tecnologías dentro de Google, específicamente alrededor de la colaboración y la comunicación, y llevarlo a la empresa.
A Sheth se unieron los líderes de la división empresarial Matthew Glotzbach y Dave Girouard cuando propuso Gmail para su Dominio a Brin, Page y Schmidt. Aunque esa primera reunión terminó en frustración, fue solo temporal.
"En mayo del siguiente año lo traje de vuelta a ellos, y les dije hagamos una infraestructura para negocios hospedada, basada en la nube [en lugar de un dispositivo físico] y empecemos con Gmail, pero a medida que tengamos más aplicaciones incluiremos más apps en la suite, señala Sheth.
Gmail para su Dominio se lanzó en beta solo por invitación en febrero del 2006, permitiendo a las organizaciones -principalmente pequeños negocios y universidades- utilizar un sistema de correo enteramente basado en web con un nombre de dominio personalizado.
Las expandidas Google Apps para su Dominio se lanzaron más adelante en el 2006, y para febrero del 2007 Google había creado una versión corporativa de Google Apps. Otro momento clave en el 2007 fue la adquisición de Postini, que ayudó a Google a incorporar filtrado de spam y bloqueo de virus en la suite de Apps.
Hoy, Google Apps incluye Gmail, Google Calendar, Google Docs, Google Sites y varias otras aplicaciones en un paquete económico de 50 dólares por usuario al año. Las aplicaciones individuales aún son gratuitas para los consumidores.
"Más de dos millones de negocios corren Google Apps, presume la compañía, pero Google aún está muy lejos de desplazar a Microsoft como el rey del correo electrónico en los negocios y del mercado de colaboración.
Una encuesta de IDC en julio del 2009 mostró que cerca del 97% de los negocios estaban utilizando Microsoft Office, y 77% estaba utilizando solamente Microsoft Office. Casi 20% reportó un extenso uso de Google Docs, pero sin excluir otras herramientas.
Es probable que las cifras de adopción de Google hayan subido desde entonces, pero incluso el área de marketing de Google ha descrito en varias ocasiones a Google Apps como una tecnología que es complementaria a Microsoft Office, en lugar de una que podría reemplazarla completamente.
Recientemente hubo alguna controversia cuando Google supuestamente empezó a despojar a sus propias oficinas de Windows en favor de Linux, Mac y su propio próximo Chrome OS de Google.
Pero Sheth señala que numerosos empleados de Google aún utilizan Microsoft Office y no tienen planes de cambiar.
En las oficinas de Google en Mountain View, "tenemos gente utilizando [Microsoft] Office, tenemos gente utilizando exclusivamente [Google] Docs, y tenemos gente utilizando una mezcla. Realmente depende del usuario, agrega Sheth.
Es probable que la gente que pregona las capacidades de Microsoft sobre las de Google cite varias razones, tales como la dificultad de importar documentos de Microsoft a Google Apps sin perder el formato, y la disparidad entre las características de los creadores de hojas de cálculo.
Sheth reconoce que Google Docs no puede satisfacer las necesidades de todos tal como está hoy.
"Si es un analista financiero y tiene una hoja de cálculo masiva que está intrínsecamente vinculada en formas muy complicadas, y está haciendo modelos particulares y cosas como esas, probablemente no satisfacemos esa necesidad todavía, señala Sheth. Creo que hay cosas similares en otras áreas. [Microsoft] Office tiene una tremenda cantidad de funcionalidad. Habrá espacios de la empresa a largo plazo que no necesariamente será capaz de utilizar Google Docs para todo.
Habiendo dicho eso, Google ha tenido éxito porque muchos usuarios de negocios necesitan solo una pequeña cantidad de la funcionalidad ofrecida por Microsoft, y podrían estar completamente satisfechos por lo que hay en Google Docs. Google está continuamente añadiendo cosas a Apps, de modo que pueda satisfacer las necesidades de un porcentaje más grande de usuarios, por ejemplo actualizando Docs para mejorar la calidad de los documentos importados desde otros programas.
"Ahora tenemos esa habilidad de representar un documento más complejo en un navegador web. Como resultado de eso, la experiencia de importación es mucho mejor y la experiencia de exportación es mucho mejor, señala Sheth. En lo que nos hemos enfocado es cómo hacer la suite de Docs mejor, de modo que más gente pueda utilizarla como su herramienta primaria de productividad de oficina.
Sheth tiene buenas cosas que decir sobre Microsoft, a raíz de su tiempo como director de programa de Hotmail.
"Microsoft es una gran compañía, tal como lo es Google, agrega. En muchas formas los equipos de producto en Microsoft y los equipos de producto aquí son muy similares. Mucha gente muy muy sagaz, y una organización de calidad realmente sólida. Y sabe, creo que el modelo operativo no es tan diferente, pero sí creo que las filosofías son muy diferentes en términos de hacia dónde vemos que va la tecnología, y dónde estamos invirtiendo en tecnología.
Microsoft aún se basa en implementaciones de software empaquetado dentro de las instalaciones para la mayoría de sus ingresos, pero ha sido empujado hacia la nube por su rival Google. Microsoft ahora ofrece Office Web Apps, una versión basada en web de las herramientas de productividad de Office, y la Business Productivity Online Suite, la cual permite a los negocios hospedar sus servidores Exchange y SharePoint en la nube de Microsoft.
La estrategia de nube de Microsoft podría ser todo adentro, como dice el CEO Steve Ballmer, pero Google no se ha quedado tan tranquilo.
Sheth le da un tiro sutil a Microsoft cuando dice si todo lo que hicimos fue hacer Office, tal como es, en un navegador web, no hay mucho valor allí.
Las aplicaciones web de Microsoft son muy buenas para ver, pero no tan buenas para editar, continúa.
Google está tratando de permitir la colaboración entre empleados que utilizan Google Docs y aquellos que utilizan la versión no en nube de Microsoft Office, en parte al adquirir DocVerse, el cual trae la funcionalidad colaborativa de Google Docs a Microsoft Office.
Es un complemento de Office, señala Sheth. La idea allí es que podríamos estar trabajando juntos en Microsoft Word, pero el documento de hecho reside en el servidor de Google Docs.
Debido a esta integración, agrega Sheth, las organizaciones pueden permitir a los usuarios escoger cualquier herramienta que quieran y aún ser capaces de trabajar juntos, ganando el beneficio de la colaboración en tiempo real de Google, el cual permite a los usuarios colaborar en un documento y ver los cambios entre sí inmediatamente.
"Ahora tenemos reconocimiento carácter por carácter, señala. Veré un cursor en el documento donde está y tan pronto como escriba algo yo lo veré en mi lado.
Lo más probable es que el mayor reto de Google sea convencer a los usuarios con complejos requerimientos legales de que es seguro mover sistemas de correo electrónico y colaboración en la nube. Muchas compañías quieren garantías de que sus datos no serán movidos fuera de ciertas jurisdicciones legales, pero los sistemas de Google están diseñados para mover datos de país a país a voluntad, con el fin de proveer la mejor experiencia posible para los usuarios, posiblemente entrando en conflicto con las regulaciones del gobierno.
"Si viaja, obtendrá una buena experiencia porque está conectado a nuestros centros de datos [en cualquier región a la que viaje], señala Sheth. Podría conectarse a ese centro de datos de Google y nosotros enrutaríamos los datos consecuentemente para ser capaces de hacerlos llegar hasta usted.
Habiendo dicho eso, Google ha acatado la estructura de trabajo Safe Harbor de Estados Unidos y Europa, y está construyendo una nube de gobierno para satisfacer las necesidades específicas de los clientes en el sector público.
Ciertas regulaciones de gobierno, tales como las Regulaciones Internacionales sobre Tráfico de Armas (ITAR, por sus siglas en inglés), previenen a sus clientes de almacenar datos en Google Apps, pero Sheth señala que Google ha construido puentes de interoperabilidad para que las compañías puedan mantener los datos ITAR fuera de la nube de Google mientras siguen utilizando Google Apps para colaborar.
La empresa de biotecnología Genentech ha adoptado Google Apps, anota Sheth, a pesar de tener que acatar varios requerimientos legales específicos al campo del cuidado de la salud. Nombre la vertical, y tenemos un cliente en esa vertical, señala Sheth. Incluso en cosas como servicios financieros y cuidado de la salud.
Sin embargo, muchos de esos clientes no han admitido públicamente que usan Google Apps. Si va al sitio de Google que lista las historias de éxito de sus clientes, no verá ninguno en el campo de servicios financieros.
Pero la industria TI está claramente viendo un cambio hacia el cómputo en la nube para muchos tipos de aplicaciones, particularmente esas que se enfocan en la experiencia del usuario final. Además de servicios como Google Apps, Sheth señala que la proliferación de nuevos tipos de dispositivos, como las netbooks, tablets y teléfonos Android, finalmente dirigirán una completa revisión a la forma en que los usuarios interactúan con sus datos y sus aplicaciones.
"La forma en que serán las cosas en el futuro es que todos y cada uno tendremos múltiples dispositivos, señala Sheth. Podría tener una computadora de escritorio en el trabajo, podría tener una netbook de 200 dólares que carga a todas partes, o una computadora tablet que trae a reuniones como esta. Podría tener un dispositivo móvil en el cual hace una buena porción de su trabajo. Cosas como Chrome y Android están revolucionando eso. Le dará a los negocios y a los usuarios una opción respecto a qué clase de dispositivos quieren utilizar. No necesariamente tiene que poner una laptop en cada escritorio de su corporación. Como usuario, no necesariamente tiene que cargar su laptop dondequiera que vaya. Usted tiene opciones en términos de tener el dispositivo adecuado para el escenario adecuado.
Jon Brodkin, Network World (U