Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Seguridad física y electrónica

[20/07/2010] Quizás debido a la innumerable cantidad de amenazas que enfrentamos todo los días en el campo virtual, olvidamos que éstas también nos pueden afectar a la antigua. Una persona que ingresa a un sector de la compañía donde solo debería ingresar personal autorizado puede causar tanto o mayor daño que un malware. Peor aún, la presencia de un intruso de carne y hueso puede implicar peligro para la integridad física de los trabajadores de una organización.

La tecnología aplicada a la seguridad, entendida en su sentido más amplio, no solo se refiere entonces a los métodos para defender los datos que se encuentran en un servidor o dispositivo de almacenamiento, sino que también toma en cuenta a los dispositivos que evitan que nuestros compañeros de trabajo, y los dispositivos con los que trabajan, sufran alguna acción malintencionada de parte de un intruso. De esa parte de la tecnología hablamos poco, pero ahora podremos hacerlo un poco más ya que recientemente se desarrolló en nuestra ciudad un evento de seguridad electrónica, organizado por la empresa Alfa Systems.
Esta empresa peruana -enfocada en proveer tecnologías de seguridad electrónica- presentó al mercado nacional -en su reciente evento- una completa línea de productos enfocados a cubrir la demanda de equipamiento y accesorios en este creciente rubro. Durante la reunión se presentaron las marcas que Alfa Systems representa en Perú como Schlage, Samsung Security, Jantek Electronics, Anviz, Virdi, Digicon, Electronics Line 3000, Magicard, Telemática, Boon Edam, Verint, Hiti, Suns, entre otros.
Estas marcas cubrían un amplio espectro de servicios que iban desde chapas de seguridad electromecánicas hasta potentes cámaras de video vigilancia, pasando por dispositivos de reconocimiento biométrico para acceso a áreas restringidas.
Evento seguro
La reunión comenzó con la exposición de Mónica Salcedo, gerente general de Alfa Systems, y se concentró en la presentación de la compañía. La ejecutiva señaló que la empresa cuenta ya con cinco años en el mercado y que se especializa en la comercialización de productos vía canales e integradores. Su portafolio está compuesto por equipos de control de asistencia, equipos y accesorios para el control de acceso, sistemas de CCTV, conectividad inalámbrica, detectores de velocidad y metales, identificación y accesorios, alarmas inteligentes, entre otros.
Hoy estamos en una etapa de crecimiento, donde buscamos proveer a los integradores de valor nuestro variado y completo portafolio de soluciones. Buscamos posicionarnos como una empresa líder en la calidad de productos e integración de tecnologías en seguridad electrónica y que nuestros integradores puedan encontrar en nuestra empresa tienda todos los componentes que requieren para darles la mejor solución a sus clientes. Es así como nos enfocamos en reforzar nuestras alianzas comerciales con las mejores compañías de seguridad y accesorios del mundo, a fin de proveer con lo mejor de la tecnología de seguridad electrónica al mercado peruano, sostuvo la ejecutiva.
Luego de la breve presentación de la firma se produjo la primera charla informativa de la mañana. Se trataba de las exposiciones de Cristian Morgali y de Héctor Amavizca, gerentes de Ventas de South Cone y gerente de Ventas para América Latina de Schlage, que se encargaron de la presentación del portafolio de productos de la firma. En esta presentación desarrollaron en extenso las características de algunos productos como los dispositivos de biometría, las tarjetas de proximidad, las soluciones inalámbricas, los accesos electromecánicos y los paneles de control.
Lo interesante de la charla fue el hecho de que descubrió algunas particularidades de aquellos dispositivos que poco a poco vamos viendo en algunas empresas. El primero de ellos -que llamó bastante la atención-, sin duda, fue el Lector de Manos.
Seguramente ya ha visto en algunos lugares de trabajo; un dispositivo en el que los empleados en lugar de marcar una tarjeta o colocar una clave posan su mano sobre un perfil dibujado sobre una superficie. Este aparato funciona en base a la llamada biometría, que no es otra cosa sino el reconocimiento de algunas características de alguna parte de nuestro cuerpo; en este caso de la mano.
A diferencia de los lectores de huellas digitales (que realizan su lectura de abajo hacia arriba) este dispositivo no escudriña la mano desde la parte inferior, sino que lo hace desde el lado opuesto. Con una luz infrarroja de bajo nivel el dispositivo captura más de 90 medidas distintas (longitud, ancho, área de los dedos) y crea una imagen en 3D con 31 mil puntos que sirven como identificador de la persona.
¿Cuál es la diferencia con un lector de huellas? Primero, es más completo pues toma en cuenta toda la mano. Además al basarse en áreas, longitudes y volúmenes puede liberarse de los errores que se producirían si se intentara leer una huella digital de una mano que no se encuentre adecuadamente limpia. Además, siempre existe la posibilidad de que la huella digital se pierda en la persona. Obviamente, el inconveniente se produce cuando la persona pierde uno de los dedos de la mano.
Con esta tecnología Schlage ha lanzado una serie de dispositivo HP (Hand Punch) para el control de acceso a lugares reservados o control de ingreso. En su versión más novedosa, la Hand Punch GT-400, este dispositivo puede trabajar con miles de usuarios. Además, el aparato cuenta con una superficie antibacterial (el lugar donde se posa la mano) para evitar posibles contagios de enfermedades y la renuencia de los trabajadores a usarlo.
¿Cuál es el impacto en la organización de este tipo de dispositivos? Es muy grande si se toma en cuenta que, de acuerdo un estudio presentado por los ejecutivos de Schlage, aproximadamente un 19% de los empleados de las empresas han marcado la tarjeta de otra persona al menos una vez al año y el 74% de las empresas han experimentado pérdidas debido a que otra persona -no el dueño de la tarjeta- ha marcado la tarjeta. Estas prácticas, denominadas buddy punching en inglés, representan pérdidas de al menos el 2,2% del salario neto del trabajador para la empresa.
Por su puesto, la biometría no fue la única tecnología que presentó Schlage. La firma estadounidense también mostró tecnologías y dispositivos de tarjetas, wireless entre dispositivos, accesos electromecánicos (cerraduras) y paneles de control.
Y, por otro lado, también se presentaron las soluciones de otras compañías. Así, se mostraron las soluciones de integración del video en el control de acceso de Samsung Security; y las soluciones de la firma Electronics Line 3000 de Israel. La parte más amena del evento la constituyó la exposición de los equipos de seguridad que se ofreció en paralelo con las charlas, y que permitió a los asistentes probar las capacidades de zoom de las cámaras de vigilancia, evaluar dispositivos lectores de iris, o chapas electromecánicas que se administran remotamente y de forma inalámbrica.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú

COMENTARIOS
ralcala@   vie, 23-jul-10

Y vamos avanzando con la tecnología, el tema de la biometría es muy interesante y es bueno saber que en nuestro país empieza a dar resultados


Leer más comentarios | Realizar un comentario