Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La inteligencia de negocios se vuelve móvil

[14/07/2010] Antes de que su compañía terminara de desarrollar su primera aplicación de inteligencia de negocios, Manoj Prasad ya estaba planificando la segunda.

"Inmediatamente nos dimos cuenta de que el concepto móvil sería ideal para nosotros", señala Prasad, vicepresidente de arquitectura corporativa, aplicaciones globales y pruebas de la multinacional Life Technologies Corp., fabricante de herramientas de biotecnología, con sede en Carlsbad, California.
En realidad, Prasad convirtió la inteligencia de negocios móvil en una prioridad estratégica del 2010 para su departamento. Su objetivo era implementar aplicaciones móviles para que su fuerza de ventas -integrada por 800 personas- pudiera empaparse de todo lo referido a las innovadoras herramientas de investigación científica que Life Technologies desarrolla y vende.
En términos generales, los sistemas de inteligencia de negocios (BI, por sus siglas en inglés) toman grandes cantidades de data y la reformulan en formas visualmente útiles (como cuadros y diagramas) para facilitar complejos análisis de las tendencias de negocios.
Al darle movilidad a ese tipo de análisis, básicamente aprovechando la potencia de los sofisticados smartphones de la actualidad, las empresas pueden obtener la capacidad de interactuar en tiempo real con clientes y socios de negocios, mejorando de esa manera el servicio y fomentando la productividad.
"Todas las organizaciones corporativas tomarán progresivamente la senda de la movilidad", predice Prasad, agregando que esta tendencia será alimentada por el incremento de la capacidad de los smartphones para presentar información gráfica y por la emergencia de interfases gráficas intuitivas capaces de manejar mejor las visualizaciones de BI.
BI portátil en la mira 
En realidad, el tema de la adopción masiva de inteligencia de negocios móvil ya ronda hace algún tiempo por el horizonte. Hace dos años, el analista David Hatch, de Aberdeen Group Inc., publicó un reportaje sobre las mejores prácticas para que la BI esté disponible en los celulares. 
Por entonces, solo 17% de las compañías supervisadas por Aberdeen Group reportaron despachos de inteligencia de negocios hacia teléfonos móviles, aunque 78% indicó que estaban interesadas en hacerlo. Al mismo tiempo, varios proveedores de BI introducían versiones móviles de sus productos. Sin embargo, debido a la recesión se paralizaron las inversiones en desarrollo y márketing de productos para BI móvil, explica Hatch.
Pero lo que la crisis económica no pudo detener fue el desarrollo de herramientas y accesorios móviles, especialmente del iPhone, el iPad y demás teléfonos Android. Finalmente, estos nuevos dispositivos de hardware móvil son capaces de lidiar con las complejidades de la BI, afirma Hatch.
La respuesta de las compañías no se ha hecho esperar. Según un sondeo realizado por Aberdeen en mayo último, 23% de las compañías participantes declaró tener una aplicación móvil BI o un dashboard en funcionamiento, mientras que el 31% dijo tener programado implementar algún tipo de inteligencia de negocios móvil el próximo año.
Los usuarios piden BI móvil
Son varios los factores que favorecen el acercamiento de las compañías hacia la BI móvil, indica Andrew Borg, analista móvil de Aberdeen. "Les permite tomar decisiones en tiempo real, les brinda eficiencia operativa y un flujo de trabajo flexible, además de incrementar su capacidad de respuesta a los clientes", detalla.
Como es natural, la posibilidad de trasladar todos estos beneficios a sus empleados de campo fue muy tentadora para Life Technologies, donde la demanda de los usuarios de diferentes departamentos llevó a colocar la BI móvil en el primer lugar de la lista estratégica, recuerda Prasad.
Para responder a esta demanda, Prasad le pidió a su equipo de arquitectura que buscara maneras de pasar información de los sistemas SAP Business Objects e IBM Cognos BI a los BlackBerry e iPhone de sus empleados.
El equipo sugirió usar Roambi, de Mellmo Inc., una aplicación de visualización de datos que toma la data de BI proveniente de diferentes fuentes y la convierte a un formato legible en iPhone e iPad. Un arquitecto y un desarrollador del equipo de Prasad usaron Roambi para desarrollar reportes -objetivos de ventas y balances de ventas diarias- de relevancia para los vendedores de Life Technologies.
"Al CIO le entusiasmaron los resultados, y lo mismo pasó con algunos clientes a los que les mostramos la propuesta", afirma Prasad.
Hace algunos meses, se implementó -para unos cincuenta vendedores usuarios de iPhones- una versión de prueba de un sistema para presentar reportes diarios de ventas obtenidos del almacén de datos Cognos de Life Technologies. Como Roambi no funciona con BlackBerry, el equipo de Prasad planea usar la versión móvil de Cognos para llevar una funcionalidad similar al departamento de ventas de usuarios de BlackBerry.
Prasad y su gente ya están trabajando en aplicaciones para otras áreas de la compañía, como un reporte global de almacén, y ha formado un equipo de arquitectura de desarrollo móvil que deberá delinear una estrategia móvil integral para Life Technologies, poniendo especial énfasis en la inteligencia de negocios. 
Los datos del aeropuerto alzan vuelo
Mientras que Life Technologies todavía está debutando en el terreno de inteligencia de negocios móvil, Fraport AG ya es todo un veterano.
Hace seis años, Fraport AG, la organización que administra, entre otros, el aeropuerto de Frankfurt (Alemania), empezó un proyecto de inteligencia de negocios.
El objetivo inicial, precisa el gerente de sistemas de negocios Dieter Steinmann, era proveer a los empleados externos información desde el aeropuerto -salidas y llegadas, tiempos de espera en los puntos de control, y razones de los retrasos- cada cinco minutos, 24 horas al día.
En el 2008, Fraport pasó esa información a un formato móvil y la hizo llegar a un centenar de gerentes de operaciones y servicio al cliente, del tercer aeropuerto más frecuentado de Europa (durante el 2009, más de 50 millones de pasajeros aterrizaron o despegaron de ahí).
Actualmente, cerca de 800 empleados pueden acceder, desde su teléfonos, a la información de un sistema de inteligencia de negocios de SAS Institute Inc. "Es más fácil tomar decisiones cuando los gerentes pueden obtener información fresca sobre lo que ocurre", asegura Steinmann.
Por ejemplo, en mayo pasado, 68% de los vuelos del Frankfurt Airport llegaron a tiempo. Es decir que un 32% tuvo algún retraso. Anteriormente, los gerentes que se reunían con los representantes de las aerolíneas para discutir las razones de los retrasos tenían que volver a sus oficinas para obtener información sobre los retrasos de vuelos específicos, pues generalmente no llevan sus laptops a las reuniones, indica Steinmann.
En cambio, sí llevan sus BlackBerries. Así que ahora pueden usarlos para encontrar instantáneamente las causas de un retraso, inclusive si la responsabilidad es de la aerolínea. Cuando se conocen las respuestas inmediatamente es posible resolver los problemas más rápidamente.
Steinmann señala que Fraport no tuvo que hacer demasiado esfuerzo para pasar la información de SAS 9 a la plataforma BlackBerry: solo un poco de código XML y hojas de cálculo, a cargo de un estudiante que hacía su pasantía y presentó el proyecto como parte de su disertación para la maestría. "Fue una opción rápida y no muy costosa", precisa Steinmann, quien luego contrató al prácticamente a tiempo completo.
Para la versión móvil del sistema de BI, Fraport tuvo que limitar la cantidad de información que ponía a disposición de su personal. Además, tampoco podía usar la misma cantidad de gráficos de la versión desktop. Sin embargo, los gerentes le dieron el visto bueno. Steinmann opina que fue su manera de decirles a sus clientes "tenemos la información que ustedes necesitan, aquí, en este momento y a todo color". Y, agrega, como la aplicación no solo se ve bien sino que funciona sin problemas, también fue motivo de orgullo del departamento de TI.
Lluvia de aplicaciones
La aplicación de Fraport es un ejemplo pionero de una tendencia que bien podría convertirse en todo un fenómeno. "Más adelante, aparecerá todo un abanico de aplicaciones para fuerzas de venta y servicios de campo", pronostica Stephen Drake, analista de la firma IDC.
En su opinión, aunque el BlackBerry se seguirá usando para BI, cada vez más compañías desarrollarán aplicaciones para dispositivos como el iPad de Apple y para nuevos y más potentes teléfonos, como el HTC Evo, que tiene una pantalla de alta definición que facilita el análisis de información en un equipo móvil. 
Por su parte, los proveedores de software han retomado con nuevos bríos su agenda para BI móvil. Recientemente, muchos de los grandes proveedores de BI han dado pasos agigantados hacia este nuevo terreno: En abril, SAS incorporó un dashboard Mobile; hace poco SAP presentó versiones de BusinessObjects Explorer para iPhone e iPad y, en junio, IBM dio a conocer una nueva interfase para su producto de BI, Cognos Go Mobile.
Tampoco se han quedado atrás las start-ups, entre ellas Mellmo y Leapfactor, que operan un servicio basado en la nube que proveer aplicaciones corporativas de BI para smartphones.
Drake añade que la tecnología de red también está reaccionando. Este sería un desarrollo crucial puesto que "no se puede usar BI móvil en una red 2G", explica. "Hasta hace poco, cuando alguien veía cosas de este tipo solía decir, 'el demo está muy bonito, pero ¿realmente vamos a poder usar eso?' Ahora, la respuesta es sí. 
Información móvil para mejorar el servicio al cliente 
Samir Sakpal, analista de Frost & Sullivan, predice que el análisis de data móvil no se restringirá a nichos de mercado, como el sector financiero, sino que se volverá de uso masivo porque, anota, permite que los negocios hagan dos cosas: "Tomar decisiones más rápidamente y ofrecer un mejor servicio al cliente".
Fue el afán de mejorar el servicio al cliente lo que llevó a Johnson Controls Inc. a adoptar el concepto de BI móvil.
Según Robert C. Weisman, gerente de dicho conglomerado tecnológico e industrial con sede en Milwaukee, Johnson Controls ha puesto a prueba una herramienta de BI basada en BlackBerry, y diseñada para ayudar a que sus supervisores administren y auditen servicios de mantenimiento para un importante minorista de Estados Unidos.
Para sus auditorías mensuales, Johnson trabaja con una serie de benchmarks que califican aspectos como la limpieza de los almacenes, pisos y ventanas del cliente, cuyo nombre Weisman prefirió no dar a conocer.
Anteriormente, los 72 supervisores distritales y los seis gerentes de operaciones regionales de Johnson usaban papel y lápiz para esos controles: tomaban apuntes mientras recorrían los depósitos para luego ingresar esos datos en sus laptops con el sistema de gestión de contenidos de Open Text Corp, conocido previamente como Livelink.
Si un local no cumplía con ciertos estándares, los gerentes tenían que regresar a la oficina y buscar reportes previos para comparar las diferencias en los puntajes. Luego, procedían a un seguimiento para verificar si se habían corregido los problemas, volvían a anotar lo que encontraban, lo ingresaban en sus laptops y comparaban las cifras.
Gracias a un programa piloto lanzado en abril último, seis supervisores distritales pueden ingresar directamente los datos en sus BlackBerries mientras visitan los almacenes. La información se ingresa en el administrador de contenidos de Open Text mediante el sistema open source Eclipse BIRT (Business Intelligence and Reporting Tools) de Actuate Corp, y es presentada a través del Mobile Dashboard  de Webalo Inc.
La información que un supervisor ingresa para un depósito específico es enviada automáticamente a Open Text, y se puede comparar con los puntajes previos de ese y otros depósitos de la cadena. "Podemos ver datos desde una perspectiva individual, distrital, regional y nacional", afirma Weisman.
Por el lado del minorista, los gerentes también pueden analizar los resultados para saber si el proveedor de servicios está haciendo lo mínimo necesario a fin de alcanzar una puntuación que permita pasar la auditoría. Por ejemplo, como es difícil limpiar las zonas de acceso a los depósitos, un mal puntaje en ese aspecto generalmente no basta para desaprobar una auditoría, pero los encargados de mantenimiento podrían caer en la tentación de descuidar las entradas a sabiendas de que no tendrán mayor impacto en los resultados generales. Ahora, los supervisores de Johnson pueden saber -de manera instantánea- si las entradas reciben bajas puntuaciones constantemente y tomar medidas al respecto.
Weisman señala que el sistema del piloto respondió cabalmente a sus expectativas, por lo que Johnson Controls prevé implementarlo en agosto para todos los supervisores distritales, los gerentes de operaciones regionales y los gerentes de área de las compañías de servicios de mantenimiento.
Una vez culminada la implementación, su objetivo es expandir las capacidades de la aplicación móvil, para convertirla en un "súper dashboard" que no solo brinde a los supervisores reportes sobre trabajos de mantenimiento, sino también sobre la exhibición y el aspecto de la mercadería y, en última instancia, la condición de todo el entorno del depósito, incluyendo sistemas HVAC, tuberías y demás.
Weisman agrega que Johnson no gastó demasiado dinero para poner en marcha la aplicación pues los gerentes de campo ya tenían BlackBerries para correo electrónico, y la compañía ya estaba usando Open Text. Lo único nuevo era el dashboard o panel de indicadores Webalo y, agrega Weisman, una licencia de tipo 100-seat-plus-server cuesta una fracción de lo que gastaron en el desarrollo de Open Text.
Aunque reconoce que en un celular no es posible manipular la información tanto como en una laptop, Weisman considera que esto también evolucionará con el tiempo. "No creo que siga habiendo laptops dentro de cinco o diez años, al menos no en la forma que las conocemos", pronostica. Sobre las limitaciones del BlackBerry como plataforma de aplicaciones, aclara que "no son teléfonos sino computadoras de mano."
Uno de los principales desafíos para la inteligencia de negocios móvil es la dificultad de calcular su impacto. Steinmann señala que no podría adjudicarle un valor monetario a la aplicación de Fraport. Quizá el mejor indicador de su éxito es el solo hecho de que lo usen, comenta.
"Estas aplicaciones tienen beneficios ligeros", coincide Prasad. Pero añade que a pesar de un incierto ROI, las aplicaciones móviles para BI serán innegables motores de productividad.
La inteligencia de negocios móvil puede ser rápida y fácil
¿Construir un dashborad no lucrativo basado en BI y sin tener experiencia en programación? Suena difícil, pero en realidad no tiene por qué ser así. A continuación, la historia de una organización sin fines de lucro con muy poco esfuerzo.
Circle of Blue se dedica a recopilar y divulgar información sobre el agua. "Hay una enorme cantidad de información sobre este tema, pero la mayor parte está encriptada", explica J. Carl Ganter, fundador y director de la organización con sede en Michigan.
Circle of Blue quería ofrecer, vía celular, información a  periodistas, legisladores y demás sectores interesados, pero no tenían un departamento formal de TI para hacerse cargo del proyecto.
No obstante, Circle of Blue trabajó con Qlik Technologies Inc., cuya herramienta de inteligencia de negocios QlikView ayuda a desarrollar formas de extraer información de varias fuentes, desde los reportes de las Naciones Unidas hasta los propios sondeos de Circle of Blue, y presentarla en un panel de indicadores basado en web al que también se puede acceder desde un iPhone.
En Circle of Blue, la mayor parte del trabajo de desarrollo del panel estuvo a cargo de Aubrey Parker, analista de datos/reportera con experiencia en ingeniería química pero sin formación regular en TI. Parker cuenta que descargó el software "y solo me puse a probar".
"Era divertido, más o menos como trabajar con una hoja de cálculo Excel", recuerda.
De ese "juego" surgió una manera de comparar visualmente la información sobre temas de agua en 25 países.
Los sueños móviles de la organización no se quedan ahí. Ganter espera que algún día, una persona ubicada cerca a un río remoto de, digamos, México o Mali pueda usar su celular para conocer exactamente el estado del agua en ese lugar mediante cálculos de geoposición. "Imaginen el poder que eso le daría a la gente", finaliza.
Michael Fitzgerald, Computerworld (US)