Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Mozilla planea actualizar Firefox silenciosamente

[06/08/2010] Tomando una página del libro de estrategias de su rival Google, Mozilla tiene previsto introducir actualizaciones silentes, tras bambalinas, para su Firefox 4.

La función, que ha obtenido poca atención de Mozilla, está "en camino" para incorporarse en la versión final de Firefox 4, la más importante actualización cuya distribución ha sido anunciada para antes de fin de año. Mozilla ha lanzado dos versiones previas beta de Firefox 4 en las últimas cuatro semanas, y ha programado una tercera beta para la próxima semana.
La mayoría de las actualizaciones, incluyendo todas las de seguridad, serán descargadas e instaladas automáticamente sin preguntar al usuario o sin que requieran una confirmación, señaló Alex Faaborg, diseñador principal de Firefox.
"Solo vamos a utilizar la caja principal de diálogo de actualización para cambios como de la versión 4 a la 4.5 o a la 5", dijo Faaborg en un mensaje en "mozilla.dev.apps.firefox", a finales de julio
"Desafortunadamente, los usuarios seguirán viendo la barra de progreso de actualización en proceso de carga, pero esto es un problema de implementación en comparación con uno de interfase de usuario; idealmente la actualización podría ejecutarse en segundo plano".
A diferencia de Google, Mozilla permitirá a los usuarios cambiar la configuración predeterminada de servicio silencioso al modo más tradicional, donde el navegador pide permiso antes de descargar e instalar cualquier actualización.
Chrome es el muchacho del cartel para actualizaciones automáticas. El navegador de Google se lanzó en septiembre del 2008 con el entonces controvertido mecanismo que elimina al usuario de la ecuación de actualización. Chrome sigue dependiendo de un servicio automatizado que actualiza el navegador en segundo plano, y no puede ser apagado.
Sacar las actualizaciones de las manos de los usuarios los mantiene a ellos más seguros, afirmó Google. Un documento de mayo del 2009 co-escrito por un ingeniero de Google argumentó que: "Cualquier fabricante debería considerar seriamente la implementación de actualizaciones en silencio, ya que esto beneficia tanto al proveedor como al usuario, especialmente en aplicaciones de amplio uso expuestas a ataques -como los navegadores web y los plug-ins para los mismos".
De acuerdo con "¿Por qué las actualizaciones silenciosas refuerzan la seguridad", el 97% de los usuarios de Chrome se está ejecutando la última versión del navegador dentro de los 21 días siguientes al lanzamiento de la última actualización. En comparación, el 85% de los usuarios de Firefox estaban al día en el mismo periodo, mientras que solo el 53% de los usuarios de Safari podrían decir lo mismo.
Faaborg y Robert Strong, el ingeniero de Mozilla que ha escrito el programa de actualización para detrás de bambalinas, defendió el cambio hacia un servicio similar al de Chrome.
"Creo que la mayoría de los usuarios prefieren una aplicación que no les moleste con pequeños detalles, donde un pequeño detalle es una actualización menor", dijo Faaborg. "Recibimos muchas quejas de que Firefox se actualiza con demasiada frecuencia, la gente no puede ver la diferencia con la nueva versión (en realidad era una revisión de seguridad), piensan que cambiamos mucho de parecer y que deberíamos lanzar una versión (en realidad era una revisión de seguridad), etc.".
"Hay personas que no quieren ser notificadas de los cambios", señaló Strong en el mismo grupo de discusión de Mozilla. "No hay una 'talla única' para este comportamiento que satisfaga a todos"
Strong fue cauteloso en la utilización del término "forzado" para describir cómo Firefox mantiene actualizados a los usuarios. "Como una actualización forzada, Chrome cumple con ella en parte forzando a instalar el Chrome en el perfil del usuario, el cual tiene una serie de temas asociados que no queremos tener, así que no estamos tomando esa ruta, señaló.
Mozilla no es el único desarrollador grande jugando con el cambio en la forma en que sus usuarios reciben los parches: Adobe ha añadido una actualización silenciosa para Reader y Acrobat, por ejemplo. Por el momento, los usuarios deben activar manualmente la nueva herramienta, y Adobe ha dicho que no tiene planes de habilitar las actualizaciones completamente automatizadas sin algún tipo de permiso del usuario.
Gregg Keizer, Computerworld (US)