Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

¿Y si Microsoft comprara RIM?

Por: Shane O'Neill, CIO.com

[10/08/2010] ¿Microrim? ¿RIMsoft? OK, no es exactamente el más original qué tal si". La idea de Microsoft comprando una cuota de mercado a través de la adquisición de RIM ha estado dando vueltas por un tiempo.

Entonces, ¿por qué reavivar esta situación hipotética? Para mí fue una revelación el smartphone Torch 9800 de RIM. Este equipo busca estirarse para convertirse en todos los teléfonos para todas las personas, ya que emula el diseño de touchscreen de los equipos iPhone y Android pero mantiene el teclado característico de BlackBerry. Su diseño deslizable es una remembranza del Palm Pre.
Y hablando de Palm ... Bueno, todos sabemos lo que pasó allí. (Palm fue adquirida por HP un año después del muy publicitado lanzamiento del Palm Pre). Tony Bradley de PC World hace la comparación, anotando que RIM se encuentra ahora en el mismo camino en el que Palm estaba hace un año.
Soy un feliz usuario de Blackberry y lo he sido desde hace tres años. Es un dispositivo confiable, con una interfase fácil de utilizar y una gran funcionalidad de e-mail y mensajería instantánea. Pero estaría mintiendo si dijera que no estaba echándole un ojo al iPhone y al Droid X, y cuando llegue la temporada de descuentos probablemente me cambie a algo más... no sé... ¿Moderno? ¿Cool? ¿Sexy?
Sin embargo, el Torch, y su correspondiente BlackBerry OS 6, puede que -de hecho- haya tenido éxito en evitar que los aburridos pero leales usuarios de BlackBerry migren a los iPhone más bonitos, pero no es suficiente para atraer a nuevos clientes.
No se equivoquen, RIM sigue siendo el líder en el mercado de teléfonos inteligentes, abarcando un tercio del mercado de Estados Unidos. Pero su liderazgo se está perdiendo y muchos de los actuales usuarios de BlackBerry preferirían estar en otra plataforma, de acuerdo a una reciente encuesta de Nielsen.
Combine esta falta de impulso de los consumidores con una reciente prohibición de BlackBerry en la India, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita respecto a la seguridad y la privacidad y obtendrá una sensación de hundimiento de RIM. ¿Es una adquisición la respuesta?
Introduzca a Microsoft, rico como un rey, pero perdido en el mar del espacio móvil. El teléfono Windows 7, programado para este otoño boreal, es el nuevo comienzo en móviles de Microsoft y las primeras críticas han sido positivas, pero tiene discutiblemente años de retraso. La cuota de mercado móvil de Windows está por los suelos. A los consumidores no les pican las manos por un nuevo teléfono Windows, pero las empresas podrían picar.
Esa es la razón por la cual la unión  Microsoft / RIM podría funcionar. No espere un diseño innovador y estético, pero este podría ser el equipo de ensueño para un teléfono inteligente empresarial de avanzada. Olvídese de los consumidores.
Por supuesto, la integración de las tecnologías puede ser compleja, por decir lo menos. Pero ya sea que Microsoft convierta la plataforma BlackBerry a Windows o sustituya el Windows Phone 7 con el BlackBerry OS (probablemente una mejor idea), las aplicaciones de ambas compañías y las tecnologías de servidor funcionan bien en conjunto. Cualquier persona que ejecute Outlook en su BlackBerry a través de BES (BlackBerry Enterprise Server) puede decirlo. Además, la amplia línea de productos de RIM y la presencia establecida en el mundo corporativo sería de gran ayuda para los móviles que han sido Microsoft.
RIM también daría a Microsoft el hardware que necesita. En caso de que no lo haya notado, los fabricantes de teléfonos como HTC, Motorola y Samsung están mareados con la popularidad explosiva del sistema operativo Android. ¿Windows Phone 7 será una reflexión para ellos?
A cambio, Microsoft le daría a RIM más dinero y recursos, una base de clientes de empresas grandes y el músculo de márketing.
Pero el problema es que todo puede ser demasiado caro -probablemente cercano a los 40 mil millones de dólares. Esta sería la mayor adquisición de Microsoft y quizás Redmond no pueda ser capaz de pagarla. Los temores sobre la integración del producto también puede ser un impedimento. RIM puede simplemente decir no gracias y mantener su independencia, evitando así disturbios en las calles de Ottawa.
Sin embargo, RIM está perdiendo su brillo rápidamente. El iPhone y el impulso de Android, es tan palpable que se puede degustar. Y Microsoft está claramente desesperado por ser un jugador en el terreno móvil de nuevo. Cada empresa podría beneficiarse de una adquisición.
Al final, mucho de esto depende de Windows Phone 7. Si falla en tener aceptación, Microsoft saldrá del espacio móvil; o hará mucho dinero a un lado y aplaudirá a Ottawa.
¿Qué piensa usted?
Shane O'Neill, CIO.com.