Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La corta lista para el próximo CEO de HP podría ser larga

[16/08/2010 Los analistas están desarrollando una lista corta de posibles candidatos para reemplazar al ex CEO de Hewlett-Packard Co., Mark Hurd, quien renunció recientemente. Pero vale la pena señalar que el nombre de Hurd no se escuchó a menudo, si es que nada, como un contendiente en el 2005, cuando fue nombrado para el puesto en HP.

En ese momento, era un veterano de NCR Corp., donde había servido como CEO y presidente.
Durante esa búsqueda, el Wall Street Journal dijo que los reclutadores ejecutivos imaginaron que el sucesor ideal debería ser "una estrella de los CEO de una empresa con al menos 40 mil millones de dólares en ventas anuales". NCR tuvo ingresos por un total de poco más de seis mil millones de dólarees, lo que hizo que Hurd fuera una elección sorpresa.
Con Hurd fuera ahora- renunció después de que el directorio de HP encontrara una falta en su relación con una contratista y por la presentación de documentos relacionados a informes de gastos, el juego de la sucesión está en pleno apogeo. Los analistas están desempolvando sus listas del 2005 y algunos nombres familiares se están convirtiendo en perspectivas calientes.
Entre los mencionados, una vez más, está Michael Capellas, ex CEO de Compaq, y Joseph Tucci, CEO de EMC. Los nombres de los ejecutivos de IBM, Microsoft y Oracle también están siendo barajados.
La lista de ejecutivos de HP que fueron considerados en el 2005 y son vistos como contendores incluye a Ann Livermore, vicepresidente ejecutiva de negocios empresariales de la compañía y Vyomesh Joshi, vicepresidente ejecutivo del grupo de imagen e impresión de HP. Alguien nuevo en la lista es Todd Bradley, ex CEO y presidente de Palm y que ahora es vicepresidente ejecutivo del grupo de sistemas personal de HP.
Una tarea más fácil, tal vez, que tratar de adivinar los nombres es determinar qué tipo de estilo de administración desea en su próximo CEO el directorio de HP.
Chuck House, un veterano de HP que ahora dirige el proyecto Media X de la Universidad de Stanford, fue especialmente crítico con el estilo de gestión de Hurd en su blog. Expuso en un e-mail lo que espera que la junta busque en el reemplazo de Hurd. El Media X está afiliado con el Instituto de H-STAR (Ciencias Humanas y Tecnologías Avanzadas del Instituto de Investigación) en Stanford, y trabaja con la industria y académicos para estudiar el impacto de la información y la tecnología en la sociedad).
House espera que el nuevo CEO sea alguien que "aprecie la innovación" y que esté dispuesto a gastar en investigación y desarrollo; un líder que utiliza la administración mediante caminatas, lo cual implica cuidado, compasión e interés por la dignidad de los trabajadores".
House considera también que HP tiene que cambiar su sistema de recompensa de empleados para deshacerse de enormes bonificaciones para unos pocos, restaurar el reparto de utilidades y -mucho más pequeña, pero significativa- otorgar acciones a muchos, indicó. "Esta es una señal fácil de implementar, y relativamente fácil de hacer en realidad", señaló.
House, co-autor de El Fenómeno HP: Innovación y Transformación de Negocios, agregó que HP necesita un oyente y un partidario de la "inteligencia colectiva", en lugar de un gerente de estilo "papá lo sabe todo", indicó.
Rob Enderle, analista independiente en San José, California, señaló que cualquier candidato interno en HP podría tener una opción.
"Esta vez tienen candidatos internos que podrían hacer el trabajo, ya que candidatos externos con la amplitud necesaria son raros", indicó Enderle. Señaló la aparición del director Mark Andreessen, el co-fundador de Netscape, que ha puesto en marcha otras empresas y es un capitalista de riesgo, como un jugador potente en HP.
Andreessen puede desear colocar a alguien mucho más joven y más dinámico en el puesto, que cualquiera de los candidatos tradicionales internos o externos", añadió Enderle. "Creo que las probabilidades a favor, ya sea de un candidato interno o de uno no previsto hasta el momento, depende de la rapidez con la que necesitan cubrir el puesto y de cuánta influencia realmente tiene Andreessen".
Otra área importante para el próximo CEO es la ética. Hurd no estuvo directamente involucrado en el escándalo de pretexto de la compañía en el 2006, cuando HP adquirió los registros telefónicos de manera fraudulenta para conocer la identidad de un informante. Ese incidente provocó que HP enfatizara sus reglas de conducta de negocios -las normas que finalmente llevaron al derrocamiento de Hurd.
"Yo esperaría que la empresa diga públicamente que está firmemente comprometida con la ética y el cumplimiento interno, y me imagino que quien se convierta en CEO también lo diga públicamente que él / ella está muy comprometida con la ética y el cumplimiento interno y supere rápidamente este episodio", señaló Miriam Baer, profesora adjunta de derecho en la Escuela de Leyes de Brooklyn.
Patrick Thibodeau, Computerworld (US)