Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Científicos construyen robot que puede aprender emociones

[17/08/2010] Investigadores en el Reino Unido están trabajando en un robot que desarrollará emociones a medida que interactúa con las personas.

Los científicos de la Universidad de Hertfordshire anunciaron esta semana que han finalizado el prototipo de un robot capaz de aprender cómo expresar emociones. De acuerdo a la universidad, el robot se encuentra diseñado para formar relaciones, interactuar con las personas y mostrar emociones mediante expresiones corporales.
Hasta el momento la gama de emociones del robot incluye felicidad, tristeza, temor, emoción, y orgullo.
Este comportamiento se modela sobre la base de lo que hace un niño, señaló Lola Caamero, investigadora jefe del proyecto. Esto es muy similar a la forma en que los chimpancés y otros primates no humanos desarrollan lazos afectivos con aquellos que los cuidan.
Los robots, de acuerdo a la universidad, se encuentran diseñados para aprender a responder a los humanos, alimentando expresiones faciales y otras indicaciones sociales, en forma muy similar a como aprenden los niños a interactuar socialmente.
Ha habido una creciente discusión sobre la posibilidad de que acompañantes robot lleguen al mercado en un futuro no muy distante.
Una compañía de Nueva Jersey, TrueCompanion.com, anunció a inicios de este año que estaba alistando un robot femenino que habla. Roxxxy, la robot no es una muñeca inanimada. Se encuentra diseñada con inteligencia artificial y la capacidad de llevar adelante una conversación.
Este tipo de avances robóticos no son sorpresivos para David Levy, investigador británico de la inteligencia artificial, quien hace casi tres años predijo que la robótica estaba a punto de iniciar avances tan espectaculares que los humanos se estarían casando con los robots para el año 2050.
Los robots, señaló Levy, perderán su look industrial y movimientos torpes para convertirse en máquinas de apariencia humana que las personas usen como ayudantes, considere amigos, amen e incluso se casen.
En el trabajo que se realiza en la actualidad sobre robots con emociones, los robots no solo aprenden a adaptarse al humor y las acciones de sus compañeros humanos, sino que también se encuentran en capacidad de formar lazos con personas en particular. Mientras más interactúan, y se les da el feedback adecuado y el nivel de compromiso con el humano que lo cuida, más fuerte será el lazo desarrollado y mayor la cantidad de lo aprendido, señaló la universidad.
Los investigadores esperan que los robots puedan algún día convertirse en compañeros y cuiden a niños enfermos.
Sharon Gaudin, Computerworld (US)