Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El que no la debe … no la tema

[15/01/2009] Los usuarios que aceptan cualquier invitación para aumentar su círculo de amigos en redes sociales como Facebook o MySpace deberían pensarse dos veces el tipo de información que comparten. Algunos de ellos podrían ser policías en busca de pruebas de delito.

El medio estadounidense Boston Globe ha contactado 14 agencias policiales del área de Boston para la elaboración de un artículo, y ha descubierto que casi la mitad de ellas utilizan sitios de networking social para conseguir pruebas, que oscilan desde conversaciones sobre actividades ilegales hasta evidencias de comportamientos pornográficos delictivos, consumo de bebidas alcohólicas por menores de edad y vandalismo.
La Comisaría de Libertad Condicional de Massachusetts llega a estudiar los perfiles de infractores existentes en tales sitios para encontrar pruebas o planes de violación del régimen de libertad condicional.
Dadas las actuales leyes sobre privacidad en Estados Unidos, la policía puede incluso crear falsos perfiles para conseguir acceso a la información. Aunque los sitios de networking social advierten que la creación de perfiles falsos va contra los Términos del Servicio, si un usuario voluntariamente diera a un policía acceso a su perfil, la situación sería legalmente equivalente a la que se produciría si un extraño permitiera entrar a un policía entrar en una casa sin orden de registro. Es decir, nada ilegal.
CIO, España