Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las cinco mejores inversiones en administración de red

[30/08/2010] La proliferación de tecnologías de virtualización está presionando a los equipos de TI a iniciar la automatización de varios procesos. Con poco espacio en el presupuesto para nuevos productos, es fundamental que las empresas prioricen sus inversiones.

La marcha hacia una mayor automatización de entornos de TI está en proceso desde hace algún tiempo, pero la virtualización está acelerando el ritmo. La adopción de tecnologías de virtualización está creando una complejidad sin precedentes no solo para los administradores de sistemas responsables de la infraestructura, sino también para los profesionales de redes.
"La virtualización crea nuevas fuentes y destinos para el tráfico en cualquier momento", señala Jim Frey, director de investigación de Enterprise Management Associates. "Los administradores de red en el pasado no tenían que preocuparse de la tasa de cambio. Es un ambiente mucho más dinámico".
Para mantenerse al día con todos los cambios, los equipos de TI tienen que ser más rigurosos sobre la adopción de procesos estándares, y necesitan software de gestión para asegurarse de que los procesos se ejecutan constantemente y de forma automática. Pero con poco presupuesto para los nuevos productos, es fundamental que las empresas prioricen sus inversiones.
"Con presupuestos limitados, sabíamos que no se iba a conseguir más personal, así que tuvimos que encontrar una manera de hacer que nuestros técnicos actuales sean más eficientes, hacer un mejor uso de su tiempo y quitarle el trabajo esclavo de ellos", señala Rick Harrison , director de MIS para la ciudad de Columbia, Tennessee. La ciudad eligió el appliance KBOX de Kace (ahora propiedad de Dell) para automatizar la distribución de software, la gestión de configuraciones y las funciones de ayuda de escritorio. Es un ahorro de miles de horas-hombre de TI al año, indica Harrison.
Para las empresas que buscan ganar eficiencia en la gestión, aquí están cinco ideas de cómo distribuir mejor su tiempo y recursos.
1. Consolidar las herramientas de gestión en toda la empresa
"La mayoría de las empresas tienen un montón de herramientas redundantes. Tienen que afinar ese portafolio de herramientas y eliminar la superposición de las mismas", señala Glenn O'Donnell, analista senior de Forrester Research.
Aunque las empresas siempre necesitarán herramientas dirigidas a dominios específicos de TI, en el escenario general es importante gestionar servicios de TI más amplios en lugar de silos específicos de tecnología. "La consolidación de herramientas ofrece muchos beneficios, incluyendo la integración real de herramientas, una mejor perspectiva de servicio, una resolución de incidentes más rápida y mayor confiabilidad del servicio", indica O'Donnell.
Además, hay un apalancamiento de compras que se obtiene si los grupos de TI pueden colaborar y ponerse de acuerdo en una sola herramienta que satisfaga múltiples necesesidades –una herramienta de análisis de bitácora para los equipos humanos de red, sistemas y aplicaciones, por ejemplo. "Construya su propia red social en el trabajo, reúnase con sus pares en otros espacios", aconseja Jasmine Noel, socio fundador de Ptak, Noel & Associates. "Es más eficaz si se reúnen todos, averiguan las funciones que cada uno necesita, y ven si se puede obtener con una herramienta".
Oracle acaba de embarcarse en un ambicioso proyecto para retirar poco a poco las herramientas de monitorización y de gestión de red a favor de un sistema único y consolidado de Monolith Software para la gestión de tareas, incluyendo la administración del syslog, el monitoreo de fallas y disponibilidad de red, y la administración del rendimiento.
"El verdadero motor para nosotros fue el ahorro en materia de integración", afirma Craig Yappert, director senior de soluciones empresariales de monitoreo de Oracle. "No es que las herramientas que teníamos no fueran capaces. Pero si yo tuviera que seguir integrando seis o siete diferentes herramientas en mi proceso de negocio cada vez que algo cambia, estaba teniendo un gran impacto en tiempo y valiosos recursos humanos para hacer esa integración".
2. Invierta en herramientas de configuración de red y gestión del cambio (NCCM)
Los profesionales de redes necesitan herramientas que reconozcan automáticamente cuando se agregan nuevos parámetros a la red -por ejemplo, una media docena de nuevas máquinas virtuales que de pronto envían de una gran cantidad de tráfico e interrumpen otras aplicaciones. "Conseguir datos más rápidamente sobre lo que ha cambiado requiere más descubrimiento automatizado y monitoreo automatizado", señala Frey. "No va a conseguir eso sin buenas herramientas de calidad que tienen la capacidad para continuar con esa tasa de cambio".
Las herramientas NCCM pueden ayudar también a aliviar las quejas del personal. "La mano de obra calificada en redes es cara y cada vez más escasa. Gran parte del trabajo realizado en las redes es repetitivo y solo requiere de personas capacitadas por la interacción críptica para realizar el trabajo, como la interfase de línea de comandos", indica O'Donnell. "Las herramientas NCCM delegan gran parte de este trabajo al personal menos calificado y menos costoso, incrementan la confiabilidad mediante una ejecución consistente, e incrementan la productividad de todos: los calificados y los no calificados sin distinción".
3. Aumente la conciencia de aplicaciones
Los administradores de red necesitan ver los datos de rendimiento de la red no de manera aislada, sino junto con la información sobre las aplicaciones y servicios activos que están usando, y qué tipo de experiencia están teniendo los usuarios, señala Frey.
"Asegúrese de que tiene la conciencia no solo de lo que está en su red sino de cómo está siendo usado para entregar aplicaciones y servicios", agrega Frey. "Me sorprende que muchos departamentos aún no sepan qué aplicaciones se están utilizando en la red, cuáles son las que realmente manejan el uso de la red, y cuáles son frecuentemente la fuente de problemas cuando hay desaceleración".
4. Pague por el análisis, no por el monitoreo
La práctica de simplemente recoger datos y desplegarlos ya pasó. "Si usted va a gastar su dinero, oriéntelo hacia productos más avanzados que analicen los datos recopilados para usted", señala O'Donnell. "No tiene sentido estudiar minuciosamente los cuadros y gráficos a simple, vista cuando sofisticados algoritmos matemáticos están disponibles para tamizar todo ese ruido para usted.
Proveedores como BlueStripe, NetScout, Netuitive, Network Instruments, OPNET, Splunk y muchos otros, incluidos los principales proveedores de software de gestión, tienen productos de análisis que le puede decir algo significativo, agrega. "Ellos pueden encontrar para usted una aguja en el pajar".
El motor en la plataforma Monolith le permite a Yappert analizar el impacto a nivel de negocio cuando ocurre un evento de TI, no solo el impacto a nivel del dispositivo.
"Con nuestras herramientas anteriores, no teníamos una buena vista de todos los componentes de red que alimentan y apoya nuestro sistema financiero y de recursos humanos, por ejemplo. Ahora somos capaces de etiquetar y organizar los dispositivos, y los acontecimientos que ocurren en relación a los dispositivos, en torno a esa agrupación de negocios", indica Yappert. Cuando un switch, router o firewall tiene un problema, "entendemos lo que ha sido afectado a nivel empresarial".
5. Aproveche las capacidades existentes en el conjunto de herramientas que aún están sin explotar
Muy pocos administradores utilizan plenamente las herramientas que poseen, y vale la pena emplear tiempo en descubrir cómo las herramientas pueden llenar los vacíos funcionales. "Gaste un poco de tiempo, saque los manuales, y averigüe si hay otras características dentro de las herramientas de su propiedad que no está aprovechando. Casi siempre hay", señala Frey.
El proveedor también puede proporcionar a menudo conectores libres para otras herramientas de gestión, a través de asociaciones tecnológicas, que evitan a las empresas tener que hacer ellos mismos el trabajo de integración. "La integración de herramientas por lo general le ofrece un buen valor por el tiempo empleado, porque ahora se está utilizando el mismo lenguaje entre las herramientas", indica Frey.
Delegue en los proveedores la responsabilidad de destacar las ofertas y las capacidades sin explotar, añade Noel. Después de todo, es de su interés: Cuanto más se use un producto, más se convierte en indispensable. "Dígales que hagan las cosas más fáciles para usted, comenzando por usar las características que usted no ha probado todavía", agrega Noel.
Ann Bednarz, Network World (US)