Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Microsoft: “Nos encanta el código abierto”

[01/09/2010] Todos, en el mundo Linux, recuerdan el famoso comentario del CEO de Microsoft, Steve Ballmer, de que Linux era un "cáncer" que amenazaba la propiedad intelectual de Microsoft. Pero ese comentario se produjo en el 2001, hace ya toda una vida en el mercado de la tecnología.

Aunque Microsoft no ha levantado formalmente su declaración de que Linux viola sus patentes, por lo menos un ejecutivo admite que la anterior frase de batalla fue un error. Microsoft quiere que el mundo entienda, independientemente de sus problemas con Linux, que ya no tiene ninguna queja hacia el código abierto.
Hoy, Microsoft está tratando fuertemente de no ser el enemigo público número 1 de las propuestas de código abierto. En algunos casos, a través de contribuciones clave para abrir el código fuente; en otros, haciendo que sus productos sena compatibles con el software de código abierto.
"Nos encanta el código abierto", señaló Jean Paoli de Microsoft en una reciente entrevista con la revista Network World (US). "Hemos trabajado con código abierto por mucho tiempo".
El error de equiparar toda la tecnología de código abierto con Linux ocurrió realmente hace tiempo, indicó Paoli. Somos conscientes de nuestro error, añadió.
Paoli es el gerente general del equipo de estrategia de interoperabilidad de Microsoft, el cual aborda algunos temas de código abierto. Veterano de Microsoft con 14 años en la empresa, Paoli es también el co-creador de la especificación XML.
El reciente trabajo de Paoli implica una nueva iniciativa de Microsoft para promover la interoperabilidad entre los componentes clave de las redes de la nube. La iniciativa, descrita en julio en la Open Source Convention, trata de promover la portabilidad de datos, el uso de tecnologías basadas en estándares, la facilidad de migración y el despliegue a través de redes de la nube.
La iniciativa no es estrictamente un proyecto de código abierto pero ilustra la evolución de la relación de Microsoft con esta tecnología. Microsoft parece estar haciendo un esfuerzo concertado para hacer amistad con la comunidad de código abierto, y la compañía podría beneficiarse en este juego de relaciones públicas, dadas las medidas impopulares realizadas por Oracle al poner punto final al proyecto OpenSolaris y demandar a Google por el uso de Java en Android.
Todavía hay críticas a la actitud de Microsoft hacia el código abierto. La propia Microsoft le dio un golpe en el 2007, alegando que Linux y otros programas de código abierto violaban la friolera de 235 patentes de Microsoft. Y en el 2008, Bill Gates reclamó que las licencias de código abierto garantizaban que nadie pudiera mejorar el software.
Microsoft también presentó una demanda de patente contra el fabricante de GPS TomTom el año pasado, obligando a TomTom a pagar las tarifas de licencias y fue capaz de forzar al operador HTC a pagar regalías por el uso de Android.
Microsoft adopta TI mixtas
Pero Paoli señala que Microsoft reconoce que sus clientes utilizan una combinación de tecnologías de código abierto y propietario.
Microsoft ha liberado algo de tecnología bajo su propia licencia de código abierto (La "Licencia Pública Microsoft"), como IronRuby, que integra código .Net con el lenguaje de programación Ruby.
"Hoy el mundo gira alrededor de TI mixtas", indicó Paoli. "Hoy es una realidad que muchos clientes, si no la mayoría con los cuales hablo, utilizan Oracle y Red Hat, y Microsoft e IBM, y VMware y Google, etc. Todo gira en torno a lo que estamos llamando TI mixta.Tiene el software comercial y el software libre juntos, en muchos, muchos casos".
El reclamo de patente de Microsoft en el 2007 no fue gran cosa. El reclamo parecía tener la intención de sentar las bases para una postura más dura en materia de propiedad intelectual y licencias. Pero después de la reacción pública, Microsoft se ha vuelto más inteligente acerca de cómo se acerca a Linux y a los temas de código abierto, señaló el analista de The 451 Group, Jay Lyman.
"Creo que ha sido difícil -si no imposible- para Microsoft superar esa baja", agrega Lyman. "Se les pidió que citaran qué patentes fueron violadas pero nunca llegaron tan lejos".
A medida que Linux ganó popularidad, Microsoft llegó a la comunidad Linux directamente con su movida más grande hacia la reconciliación. Envió el código fuente del driver para su inclusión en el kernel de Linux, con la intención de proporcionar "los ganchos para que cualquier distribución de Linux funcione en Windows Server 2008 y su tecnología de hipervisor Hyper-V", según informó Network World en ese momento. La presentación del código tenía que ocurrir bajo la misma licencia GPL, que Bill Gates había criticado.
Dos meses después de esta decisión, Microsoft fue criticada por Greg Kroah-Hartman, el líder del proyecto de drivers de Linux, quien aceptó el código de Microsoft. Kroah-Hartman informó que "los desarrolladores de Microsoft parecen haber desaparecido, y nadie responde a mis e-mails".
Sin embargo, Microsoft consiguió estar juntos y todo parece que ahora está bien.
"Desde mi punto de vista, esto va muy bien", señaló Kroah-Hartman en un correo electrónico a Network World. "El código está en el árbol del kernel principal. Microsoft continuará enviando parches para arreglar las cosas, y algunas nuevas características han sido aportadas por otros desarrolladores. La comunidad también ha entregado una serie de parches para arreglar algunos de los problemas más obvios en el código".
A pesar del bache ocurrido, Kroah-Hartman agrega ahora: "No puedo pensar en nada negativo acerca de este proyecto".
De cara al futuro Kroah-Hartman dice esperar "Más de lo mismo. Los parches siguen apareciendo, el código se limpia más, y finalmente, el código se moverá del árbol de ensayo a su propio subdirectorio en la parte principal del kernel. Al mismo tiempo, la gente está utilizando bien el código, todos los días".
Cuando se le dijo del comentario de Paoli [que Microsoft ama el código abierto], Kroah-Hartman señaló: "Esa es una cita agradable, me gusta".
Pero mientras el proyecto de drivers de Linux parece ser un éxito, no significa que toda la "comunidad de código abierto" esté lista para llamar amigo a Microsoft en lugar de enemigo. El código abierto es una aproximación a la tecnología en desarrollo, y hasta cierto punto una filosofía. Por su propia naturaleza, el código abierto no puede ser representado por una sola voz.
Hay que tener cuidado con el término comunidad de código abierto, agrega Kroah-Hartman. Ese es un gran grupo, todos los cuales operan independientemente y tienen propios puntos de vista y objetivos. Todo lo que puedo representar es mi propio punto de vista como miembro del equipo del kernel de Linux y como desarrollador que crea diferentes distribuciones de Linux. Así que, bajo ese punto de vista, es agradable ver a Microsoft formar parte del equipo de desarrollo del kernel Linux. Ellos responden a los informes de error de los usuarios y otros desarrolladores, e interactúan bastante bien, por lo que es una muy buena relación desde mi punto de vista.
"Pero también hay que darse cuenta que se trata de una relación entre los individuos, no entre empresas. Esa es una de las mejores cosas que puedo encontrar en el desarrollo de fuente abierta, las empresas no están involucradas, todas son relaciones personales al final", señaló.
Algunos dicen que Microsoft necesita ampliar la relación con Linux. Microsoft solo se ha "salpicado" de código abierto en este punto, sostiene Matt Asay, director de operaciones del fabricante de Ubuntu Linux, Canonical, en una columna del The Register.
Microsoft "debe profundizar en Linux", no por la sustitución de Windows con Linux, sino por "la adquisición del negocio de Linux de SUSE por parte de Novell y su enfoque en movilidad", argumenta Asay (aunque tal vez él simplemente quiere que Microsoft saque a uno de sus competidores).
"El código abierto ofrece a la compañía una forma de mantener los miles de millones de sistemas operativos Windows y Office, mientras que traza el rumbo hacia su próximo negocio de mil o más millones de dólares. Es una gran apuesta, pero teniendo en cuenta sus fracasos con los KIN y Zune, ya es hora de que Microsoft tome un riesgo mucho más grande sobre fuente abierta", concluye Asay.
Si Microsoft se sumergirá más profundamente en el código abierto es una cuestión que se verá, pero una voz importante en el software dice que la guerra entre Microsoft y el código abierto es cosa del pasado, en parte porque Microsoft no podría destruir el código abierto, incluso si así lo quisiera.
"La batalla ha terminado", señaló Mitch Kapor, en un artículo de The Guardian el año pasado. Kapor es fundador de Lotus Software, la Electronic Frontier Foundation, la Fundación de Aplicaciones de Código Abierto, y quien ayudó a crear la Fundación Mozilla,
"A un nivel detallado, hay un millón de temas a trabajar. Pero ¿matará el código abierto al software? Nadie está diciendo eso, indicó también Kapor en ese momento.
Microsoft puede beneficiarse de los errores de Oracle
Microsoft tiene la oportunidad de incrementar su reputación entre los proponentes de código abierto, en parte debido a los errores de relaciones públicas por parte de Oracle, que -como se señaló anteriormente- está poniendo punto final al proyecto OpenSolaris y demandando a Google por el uso de Java.
Lo malo para Oracle es que ya ha adoptado Linux previamente al pertenecer a organizaciones de código abierto, contribuyendo al código de Linux y dando aporte Linux en la empresa, indicó Lyman. En el caso de la demanda de Java, Oracle parece estar atacando públicamente a la comunidad de código abierto en general, aunque su objetivo específico es Google.
Los movimientos de Oracle hacen que Microsoft luzca bien en comparación, afirma Lyman.
"Es bueno para Microsoft que Oracle esté hablando como un enemigo del software de código abierto", agregó. "Muchos de los observadores ven a Oracle con un comportamiento similar al que metió en problemas a Microsoft. Oracle probablemente podría haber hecho un mejor trabajo asegurándose de que nadie pensara que estaban atacando al código abierto".
En el futuro, Microsoft todavía luchará por equilibrar las necesidades de su negocio de licencias contra el riesgo de parecer demasiado litigante. "Creo que [Microsoft] está consciente de que una acción legal incorrecta puede conducirlo a una respuesta más amplia", señaló Lyman.
Microsoft no tiene un solo funcionario que supervise todas sus iniciativas de código abierto (a menos que se considere al CEO Ballmer). "La iniciativa de código abierto de Microsoft es una responsabilidad compartida en toda la organización, y más de 150 personas a través de la empresa desempeñan un papel fundamental en el fortalecimiento de los esfuerzos de colaboración entre la comunidad de código abierto", indicó un portavoz de Microsoft.
Microsoft tiene varios proyectos que abarcan código abierto, así como un sitio web específico que detalla sus proyectos y metas en código abierto.
En el tema de virtualización, Microsoft se ha enfrentado con VMware (el fabricante de software propietario de virtualización), pero en sociedad con Citrix, que vende tecnología basada en el hipervisor Xen de código abierto.
Paoli señala varias iniciativas que ilustran el compromiso de Microsoft con el software libre y los estándares abiertos. Microsoft ayudó a crear OData, el Protocolo Open Data, el cual utiliza tecnologías web para "liberar" los datos de las aplicaciones que de otra forma se bloquearían. Microsoft también ha ampliado recientemente la Fundación CodePlex para fomentar el desarrollo del código abierto.
El equipo humano de Windows Azure también ha proporcionado kits de desarrollo de software para los desarrolladores que utilizan PHP y Java, no solo para su framework propietario .NET.
Al final, Microsoft ha adoptado los principios del código abierto solo hasta cierto punto. Es muy poco probable que Windows algún día se convierta en un sistema operativo de fuente abierta. Microsoft está haciendo movimientos orientados a reforzar su reputación de código abierto en respuesta a las demandas reales del mercado. Si Microsoft continuaba huyendo del código abierto por completo, habría perdido clientes existentes y posibles nuevas oportunidades de crecimiento.
En un momento en que Microsoft ya no es la empresa mundial de tecnología más valiosa -ese título, medido por el desempeño de las acciones, está ahora en manos de Apple-, Steve Ballmer no puede permitirse el lujo de ignorar una fuerza de mercado tan grande como la que planea el código abierto.
La interoperabilidad entre muchas tecnologías -que con frecuencia implica la integración con software de código abierto- es lo que los clientes exigen, señala Paoli. Esas demandas crecerán mucho más debido a la proliferación del cloud computing y a las preocupaciones de bloqueos de fabricantes que la computación en la nube ha creado y amplificado.
"Sabemos que las organizaciones están ejecutando un entorno mixto de TI", afirma Paoli. "Todos ellos tienen Windows y Linux e IBM. Todos ellos nos dijeron que la conectividad y la interoperabilidad son fundamentales, así como la flexibilidad para elegir lo que desean utilizar cuando lo quieren usar".
Jon Brodkin, Network World (US)