Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Forrester: Tres modelos de almacenamiento en la nube listos para darse a conocer

[08/09/2010] A pesar de la confusión en torno a lo que realmente significa el almacenamiento en la nube y cómo podría ser utilizado, pocos avances en almacenamiento se han promocionado tanto como la mencionada tecnología. Es comprensible que los profesionales de TI estén intrigados por la posibilidad de reducir su dependencia de las capacidades internas, eliminando el gasto de capital, y mejorando la estructura general de costos de partes específicas de su entorno de almacenamiento gracias al traslado de cargas de trabajo a la nube.

Al mismo tiempo, todos los fabricantes en el espacio están colocando a sus productos y mensajes una etiqueta de nube. Para eliminar la exageración, Forrester define la nube de almacenamiento como: La capacidad de almacenamiento que se desagrega del entorno primario de cómputo, con la ubicación, propiedad y operación de los recursos de almacenamiento administrados por un único proveedor de servicios o por una combinación de ellos.
Aunque puede ser tentador pensar (y de promocionar) que la nube eliminará el almacenamiento del centro de datos tal como la conocemos de una sola vez, esto no es probable. No hay magia en la nube, y el concepto de una arquitectura coherente con separación geográfica del centro de datos principal no se adapta bien a todas las cargas de trabajo. En cambio, los compradores y los fabricantes tienen que pensar cuidadosamente acerca de las cargas de trabajo específicas que actualmente puedan ser efectivamente resueltas en una arquitectura de nube.
La mayoría de las opciones actuales de almacenamiento de nube se centran en precios más bajos, pero carecen de la seguridad, escalabilidad, y la confianza que las empresas requieren. Una investigación reciente de Forrester encontró que en la actualidad, solo tres modelos de uso de nube de almacenamiento están listos para su exhibición:
1. Aplicaciones completas dentro de la nube con su propio almacenamiento
Este modelo de entrega permite que el almacenamiento y los recursos del servidor permanezcan colocados, no dentro de los muros de la empresa. Con este cambio, la integridad de los datos, capacidad de recuperación y copia de seguridad de la aplicación pasa a ser responsabilidad del proveedor de software-as-a-Service (SaaS o software como servicio), que probablemente tiene más recursos y una mejor experiencia que sus clientes.
2. Copia de seguridad en la nube
Las ofertas de nube difieren del backup tradicional tercerizado en que normalmente potencian un sistema de tenencia de red compartida y dispersa globalmente que alberga los datos de muchos clientes en una infraestructura optimizada en términos de seguridad y costos.
 
3. Almacenamiento de archivos en la nube
Muchas empresas con sitios regionales muy dispersos ya usan la WAN para acceder a servicios centralizados de archivos; entonces, mover este contenido a una oferta basada en la nube no es un gran cambio. Es una opción especialmente buena para los datos con criticidad baja y baja frecuencia de acceso, como los datos de archivo y la información más antigua de proyectos.
Al explorar estos escenarios de uso, deberá seleccionar los proveedores que proporcionan los medios adecuados subyacentes, la infraestructura y las aplicaciones de gestión de almacenamiento. Si se hace correctamente, el almacenamiento en la nube tiene un tremendo potencial para liberar a los profesionales de la compleja y onerosa gestión del mismo. No se olvide de elegir las cargas de trabajo que tengan sentido y avance con cuidado, evaluando los riesgos y las recompensas de hacerlo.
Todos los proveedores de infraestructura están desesperados por captar a clientes de nubes, pero los innovadores serán aquellos que entienden su negocio y ofrezcan una oferta viable que resuelva sus problemas. No haga lo que va a ayudar a su proveedor a validar un nuevo modelo vago de negocios, sino más bien haga lo que va a resolver mejor los retos importantes de la gestión de datos de su empresa. Para obtener beneficios sin poner en peligro la eficacia operacional y la introducción de mayor riesgo, usted debe:
Ser específico sobre el volumen de trabajo y el modelo de uso de la nube
Existen limitaciones sobre el tipo de datos que funcionan bien en un despliegue de nube. No tendrá éxito hoy si los datos con los que está trabajando no se ajustan a una de las tres categorías de nubes propuestas anteriormente.
Mejoras futuras en el cómputo, el almacenamiento en caché remoto, o la optimización de la WAN podrían permitir que las aplicaciones de base de datos utilicen el almacenamiento en un lugar remoto, pero esta no es una opción viable en el corto plazo.
Tenga en cuenta el perfil de riesgos de los datos que puede haber fuera de sus muros
Las ofertas de la nube son todavía jóvenes, así que tiene sentido comenzar con los datos de menor criticidad. Las empresas con variados tipos de datos deben crear una clasificación de riesgo y una política que defina cuáles datos son aceptables para almacenar en la nube. Las ofertas varían en términos de credibilidad de seguridad, así que vaya con cuidado. Demande un alto nivel de transparencia por parte de los vendedores como de sus capacidades y exposiciones, en un esfuerzo por construir confianza crítica.
Preste mucha atención a los contratos que rigen las ofertas de la nube
Asegúrese de que los proveedores proporcionan SLA claros que describan lo que será entregado, los niveles de rendimiento y disponibilidad que serán garantizados, las previsiones para garantizar el acceso a los datos, así como las sanciones por la violación de los SLA. Las buena capacidades multiusuario y de entrega de servicio no son suficientes. Presione en busca de obligaciones contractuales claras que rigen la relación de estas operaciones críticas de negocio y ayudan a establecer expectativas apropiadas.
Cree un Plan de Contingencia
Sus datos en la nube están tan disponibles como el servicio de nube en sí mismo -algo que muchas organizaciones aprendieron por las malas en el otoño del 2008, cuando el S3 de Amazon sufrió un corte importante. A pesar de los esfuerzos de cualquier proveedor de la nube, las interrupciones son inevitables, y corresponde a los profesionales tener un plan de copia de seguridad. Si bien esto no implica un plan de protección completa de sus datos que viven en la nube, debe tener un medio de recuperación y entrega de esos datos, aunque sea en un modo degradado. Después de todo, tiene un SLA con sus clientes internos o externos.
Considere los costos a largo plazo de la nube
No se conforme con los proveedores de nubes que, básicamente, están ofreciendo opciones de arrendamiento con las mismas capacidades que usted podría haber construido. Esto decantará en mayores costos en el tiempo. Del mismo modo, podría ser atractivo para eliminar el personal interno y altos costos de capital, pero lo más probable es que una oferta en la nube solo aumente sus capacidades, no que las reemplace. Mire el panorama completo para determinar qué servicios son más efectivos que aquellos que puede proveer internamente, y si el costo total de la solución resulta más bajo que el costo de la gestión interna del almacenamiento.
Andrew Reichman, CIO.com