Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Novell busca resolver problema con la administración de la nube privada

[13/09/2010] Con el software Cloud Manager lanzado el lunes, Novell espera abordar un problema que tienen las empresas que están construyendo nubes privadas.

Cloud Manager le permite al personal de TI administrar recursos virtualizados que podrían estar basados en diferentes hipervisores como VMware, Microsoft Hyper-V y servidores virtuales Xen, todo desde una sola herramienta de administración, de acuerdo a Novell.
En la actualidad, las compañías que tienen nubes privadas basadas en diferentes hipervisores, generalmente tiene que administrarlas en forma separada, usando herramientas de diferentes proveedores. Pero eso puede ser complicado.
Con una sola consola de administración, las compañías podrían utilizar un mix de hipervisores basados en sus necesidades, señaló Ben Grubin, director de administración de centros de datos de Novell.
Lo que esto permite hacer es tomar decisiones de infraestructura en base a lo que uno necesita para soportar los servicios del negocio, y no en base a intentar mantener un solo grupo unificado, añadió.
Microsoft se está moviendo en una dirección similar. Su software Systems Center puede administrar ambientes de VMware y Hyper-V en la actualidad, y Microsoft ha señalado que la siguiente versión, programada para el próximo año, administrará también Citrix XenServer. Las herramientas de VMware pueden administrar solamente sus propios hipervisores.
Las empresas podrían querer usar hipervisores de diferentes proveedores dependiendo de las aplicaciones que estén corriendo, indicó Grubin. El software de VMware tiene la mayor participación de mercado y la mayor cantidad de características pero es también el más costoso, añadió, y algunas aplicaciones no requieren de todas esas capacidades. Señaló que las compañías pueden mantener bajos sus costos usando una versión más ligera y menos costosa del hipervisor para algunas aplicaciones.
Cloud Manager también incluye herramientas que permiten a los usuarios finales aprovisionarse sus propios recursos de computación, incluso aquellos que pueden estar alojados en centros de datos sobre múltiples hipervisores. La consola de aprovisionamiento puede mostrar un catálogo de servicios, así como capas de servicios con diferentes precios, en base a la cual el usuario hace su elección.
Cuando los trabajadores o las unidades de negocio quieren acceder a nuevos servicios generalmente tiene que llamar al departamento de TI y pasar por un proceso de aprovisionamiento que puede llevar meses. También tendrían que pagar el nuevo hardware y software. Permitirles que se aprovisionen a sí mismos de recursos desde una nube privada reduce el tiempo que se requiere para configurar los nuevos servicios y les permite pagar solo por los recursos que usan.
Para usar Cloud Manager, una empresa tiene que conectar el servidor de aplicaciones, que corre el portal de autoservicio, con los servidores de orquestación en los centros de datos. Cada servidor de orquestación puede comunicarse con las infraestructuras construidas sobre diferentes hipervisores.
Novell ha creado un adaptador que les permitirá a los usuarios incorporar servicios que corren sobre Amazon EC2, pero esa capacidad se encuentra en la etapa de vista previa tecnológica y no se está entregando aún, señaló Grubin. Los clientes de Novell le han dicho que quieren la capacidad de combinar nubes públicas y privadas en una sola herramienta de administración, señaló. Él espera que en el futuro, Cloud Manager soporte todos los servicios de nube pública que los clientes soliciten.
Novell no está publicando los precios de Cloud Manager. Venderá una versión que puede correr hasta 25 cargas de trabajo, para permitir a los clientes probarla. Luego podrán comprar paquetes de complementos(add-ons) que soportan hasta 50 cargas de trabajo adicionales, señaló.
Además de ayudar a las compañías a desarrollar los beneficios de las nubes privadas, Cloud Manager también podría ayudarlas a pasar el llamado atasco de las máquinas virtuales. Algunas organizaciones no pasan de virtualizar el 20% a 30% de sus servidores, ya que las unidades de negocio se encuentran renuentes a perder la visibilidad, seguridad, o cumplimiento que sienten tener con los servidores físicos, señaló Grubin.
Una de las cosas que ofrece Cloud Manager es la capacidad de devolver el poder al propietario de la aplicación, mediante cosas como el portal de autoservicio y la capacidad para administrar las propias cargas de trabajo, señaló. Uno tiene la visibilidad, transparencia de costos y accountability que son pasos críticos para poder pasar esa colina.
Nancy Gohring, IDG News Service