Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Netbooks vs. iPads. ¿Pueden coexistir?

Por: Serdar Yegulalp, columnista de Computerworld (US)

[16/09/2010] El término "disruptivo", una palabra de moda en el periodismo de tecnología, se suele utilizar para describir algo que saca a la gente de las actuales formas de hacer las cosas, y les proporciona tanto nuevas maneras de hacer las cosas viejas, así como cosas nuevas que hacer. Tan manida como la expresión pueda ser, se ajusta cuando se habla de dos productos que tomaron por asalto la computación personal en el último par de años: la iPad y la netbook.

Se ha hablado mucho acerca de si la iPad tomará el lugar de la netbook -o, de hecho, si accederá a una cuota de mercado dentro de los equipos de escritorio convencionales y computadoras portátiles. Las netbooks ya se han formado un mercado por su propio lado, aparte de otros equipos. Pero la iPad tiene un largo camino por recorrer antes de que sea un eliminador de netbooks -aunque solo sea porque ha creado un espacio propio.
Nueva tecnología para lo antiguo
En el resumen, tanto las netbooks y las iPad no son nada nuevo -había computadoras portátiles pequeñas y tablets disponibles mucho antes que cualquiera de estos dispositivos de más reciente aparición en el mercado. Pero lo que hizo toda la diferencia es el grado de ajuste y pulido otorgado a los nuevos productos.
Por ejemplo, la tecnología actual ha permitido ofrecer mucho mejores capacidades de comunicación que antes. La ubicuidad de las redes inalámbricas de alta velocidad, tanto a través de conexión Wi-Fi y las redes de telefonía móvil, hicieron mucho más fácil que la gente lleve los dispositivos con ellos y limitarse a lo que realmente estaba en el disco duro.
Además, para muchos usuarios, las PC de escritorio están tomando un segundo plano respecto a las portátiles de gama alta. Con cada año que pasa, la brecha de rendimiento entre una máquina "pequeña" y un equipo "grande" se reduce mucho más. Y a medida que los temas de poder importan menos, la conveniencia y la conectividad importan más.
El auge y caída de las netbooks
Cuando las netbooks aparecieron por primera vez a finales del 2007 -se inició con la introducción de la PC Eee 701 de Asus -las ventas de los dispositivos explotaron en 872%, según el analista de Gartner, Mikako Kitagawa. Durante un tiempo, parecía que las ventas de PC en general, se desplazarían en gran medida hacia las netbooks y que las computadoras convencionales, saldrían perdiendo.
Pero las cosas han disminuido desde entonces, con las netbooks o mini portátiles, en el 18,4% del total de las ventas de PC en todo el mundo a partir del primer trimestre del 2010. Poco antes de la introducción de la iPad, Cliff Edwards, de Bloomberg BusinessWeek escribió que la explosión en las ventas de netbooks en el 2008 fue impulsada por la recesión, pero que los consumidores "se sintieron decepcionados por los débiles teclados, los sistemas operativos poco familiares y la falta de programas que podrían ejecutarse en las máquinas". (Esta fue probablemente una alusión a muchas de las netbooks de la primera generación, basadas en Linux.) "Después de un aumento notable", -explicó-, la popularidad de las netbooks" puede haber alcanzado su máximo".
La iPad sube
No se puede negar que la iPad tiene, más que cualquier otra cosa, el poder de llamar la atención. Es un creador de tendencias. Incluso antes de que la iPad fuera liberada, la especulación versaba acerca de lo qué productos competidores ya podrían estar en camino.
En contraste con las netbooks, la iPad parece probable que experimente un crecimiento a largo y sostenido, en gran parte de la misma manera que otros productos bandera de Apple se han convertido en piedras angulares y que son casi imposibles de desplazar. El iPhone y el iPod puede que no sean los más grandes vendedores en sus mercados, pero comandan una increíble lealtad a la marca. Los fans de cualquier iteración en particular del dispositivo casi siempre compran el siguiente -una tendencia que parece continuar al introducirse una nueva edición de la iPad.
Aunque las ventas iniciales fueron impresionantes, aún no está claro cuántos clientes que no son usuarios de Apple optarán por la iPad. Un posible punto de referencia es cuántos de los anteriores productos auxiliares de Apple -el iPhone y el iPod- fueron utilizados por personas que no eran usuarios de Mac. En un estudio de penetración desarrollado por NPD Group en el 2009, el 36% de los propietarios de una computadora en general tenían un iPod; el cual, dado el porcentaje general de computadoras Mac vs. no Mac, significa que las probabilidades son que haya pocos usuarios de PC/Windows que sean usuarios de iPods.
Además, según el analista de Technology Business Research Gottheil Esdras, hay aproximadamente 5,6 veces el número de dispositivos no-Mac de Apple en uso que Mac -incluso teniendo en cuenta a aquellos usuarios de Mac que pueden poseer más de un dispositivo no-Mac, que probablemente incluye un buen número de usuarios de PC.
Dicho esto, los que tienen una inversión existente en una PC con Windows y su software, pueden no optar por la iPad cuando pueden conseguir una computadora portátil bien equipada por el mismo dinero o menos. O tal vez. Como Gottheil señala, "La elección del dispositivo depende más de la utilización que del usuario". En otras palabras, no siempre es posible predecir cuál va a ser el uso secundario de la computadora de alguien, basándose en lo que ya utiliza.
Que los actuales usuarios de Windows elijan o no la iPad, se está poniendo más complicado por la inminente introducción de las tablets impulsadas por Android y Windows 7. Es difícil decir qué impacto tendrán, sobre todo porque no está claro aún cómo se van a acomodar en contra de su principal competidor común, pero no hay duda de que la iPad es un ejemplo para ellos a seguir, y posiblemente superar.
¿Están las iPads desplazando a las netbooks?
Pocos analistas creen que la iPad se comerá las ventas de netbooks, portátiles o de PC de escritorio de una manera significativa. "El iPod Touch fue probablemente la mayor víctima de las ventas de la iPad", señala Gottheil. "La canibalización de otros dispositivos, incluyendo teléfonos inteligentes y netbooks, aumentará a medida que el mercado pasa de early adopters (usuarios tempranos) –quienes tienden a comprar una de cada cosa-, hacia compradores que buscan llenar necesidades específicas. A medida que nuevas tablets de precios bajos ingresan al mercado, pondrán un hueco grande en el mercado de las netbooks".
El analista, por largo tiempo, de Windows, Paul Thurrott, llegó a una conclusión similar en una entrada de blog en mayo de este año. Él cita un artículo del Wall Street Journal que aseguró que las netbooks han sufrido en sus ventas en el último año más o menos debido a las computadoras portátiles ligeras de gama alta, que a menudo son utilizadas como equipos auxiliares o de reemplazo de escritorio.
En resumen, los cambios en el mercado de las netbooks no pueden atribuirse exclusivamente a la iPad. Son los síntomas de las limitaciones naturales del mercado de dispositivos. Pocas personas esperaban que el crecimiento de la netbook sea sostenible (y, por supuesto, no lo era). Del mismo modo, nadie espera que el mercado de PC de escritorio y portátiles sea absorbido ya sea por las netbooks o por las tablets.
Queda la posibilidad de que en el futuro las ventas de netbooks estén en riesgo. Si para final del año las ventas de la iPad llegan a los seis millones (las ventas se sitúan actualmente en más de tres millones, y están subiendo), constituirían aproximadamente la décima parte de las ventas proyectadas de netbooks este año. No queda claro si esas ventas se darían a expensas de los netbooks. Al margen de los hábitos de compra de los usuarios, el mercado de las netbooks sigue siendo de mayor magnitud. Sin embargo, Apple está menos preocupada por monopolizar el mercado, sino más bien preferiría vender una marca fuertemente deseada.
Complementos más que que reemplazos
Las netbooks y la iPad típicamente han sido descritas como dispositivos "complementarios". Por lo general, no son sustitutos de una computadora principal, sino más bien son un complemento. Ellos permiten a la gente llevar la computación básica y conectividad en el camino sin mucho peso extra.
Sin embargo, la capacidad de cálculo promedio de las netbooks ha aumentado dramáticamente desde su introducción, y gracias a eso tienen forma de complementar a sus contrapartes de escritorio
Con las netbooks, el principal obstáculo no es el poder de procesamiento o almacenamiento, sino el tamaño de la pantalla. La mayoría de la gente no los usa para el trabajo que exige una gran pantalla o varias pantallas. El hecho de que, mientras los usuarios estén lejos de su computadora principal, tengan acceso a la gran mayoría de los programas que normalmente ejecutan compensa las limitaciones con creces.
La combinación de aplicaciones para la iPad también refleja su carácter complementario. Aunque muchas de las mejores aplicaciones para esta tablet son juegos o lectores y buscadores de un tipo u otro -Netflix, iBooks, USA Today- tres de las mejores aplicaciones descargadas para la iPad, a partir de abril del 2010, fueron las aplicaciones de productividad, es decir, Pages, Keynote y Numbers, todas de la suite iWork de Apple. Es probable que los usuarios de iPad no estén descargando programas para crear nuevos contenidos tanto como para acceder y editar los contenidos existentes -por ejemplo, para tener una presentación en el camino.
Dicho esto, cuando la gente tiene una portátil como su PC principal, con la cual comienzan -algo que está sucediendo con mayor frecuencia- pueden optar por saltar la compra de un dispositivo auxiliar por completo, sobre todo si lo que ya tienen es lo suficientemente portátil para sus necesidades.
Creación vs consumo
"La forma sigue a la función" es un viejo dicho sobre el diseño. Pero lo contrario también es cierto: la función sigue a la forma. Esto se aplica especialmente a la iPad, según algunos. "La iPad no está diseñada para la creación de contenidos, sino más bien para el consumo de los mismos", afirma Kitagawa.
Pero, ¿los consumidores optan por la iPad, mientras que los productores optan por las netbooks, a causa de sus respectivos diseños? Es una teoría tentadora, ya que hace que sea mucho más fácil de predecir quién va a querer qué.
El problema con esta idea es que "los productores" y "consumidores" no son categorías estáticas. Las personas fluctúan libremente entre ellas todo el tiempo, incluso en el curso de sus actividades elegidas. Una programadora de una estación de trabajo de dos o tres pantallas podría optar por la iPad como su dispositivo secundario, porque no quiere manejar código cuando está lejos de su PC principal. Del mismo modo, alguien que lee libros electrónicos en el camino puede terminar optando por una netbook, porque el teclado le permite realizar anotaciones o escribir críticas de los libros con mayor facilidad.
Y aunque la iPad no permita la creación de contenidos en la misma forma que una netbook, hace posible nuevas formas de creación de contenido. Considere la posibilidad de Autodesk SketchBook Pro, una aplicación de dibujo que permite a los usuarios crear arte memorable con solo un dedo -algo posible gracias a la pantalla táctil de la iPad.
En otras palabras, el argumento del "productor frente a los consumidores", que ha sido tan popular es algo erróneo.
Todas las aplicaciones vs. algunas aplicaciones
Un contraste importante entre la iPad y las netbooks en general tiene que ver con dónde obtienen sus aplicaciones. Las netbooks basadas en Windows pueden ejecutar prácticamente cualquier aplicación de Windows, están abiertas. La iPad, con App Store de Apple, es cerrada por el bien de crear una experiencia bien administrada para el usuario final.
La forma en que reaccionan los usuarios a esto parece girar en torno a cómo se ve el dispositivo en general. Si ven la iPad como una versión más grande de, por ejemplo, el iPhone (que siempre ha seguido su propia colección de aplicaciones propietarias), es menos desagradable. Si lo ven como un equivalente de la computadora portátil y, en consecuencia esperan algún tipo de acceso a sus aplicaciones existentes, es más fácil para ellos estar molestos.
Con base en la trayectoria que ha tenido la iPad hasta ahora, parece probable que en lugar de imitar a las netbooks, computadoras portátiles o computadoras de escritorio, seguirá existiendo en su propia categoría e irá tomando forma con las aplicaciones que son desarrolladas específicamente para esta.
Como escribe Jenna Wortham de The New York Times: "La iPad es un camaleón, lista para ser transformada por el software que se ejecuta en ella".
¿Hacia dónde vamos desde aquí?
Ahora que las netbooks han encontrado su nicho como dispositivos de viaje y no reemplazos de PC, y la iPad ya es una creadora de tendencias ¿qué es lo que viene después?
Por un lado, las ventas de PC de escritorio no van a ser directamente diezmadas por nada de esto. En todo caso, las ventas de netbook y iPad pueden ayudar al mercado de PC en el largo plazo. Gottheil lo describe así: "Las netbooks desplazan a algunas ventas de las PC menos caras para los compradores sensibles al precio, especialmente en mercados emergentes, pero también amplían el mercado de gama baja [para PC] mediante la reducción del precio de entrada, por lo que el efecto neto en las ventas de PC es positivo. Lo mismo podría ser cierto a medida que tablets menos caras ingresen al mercado. Dispositivos portátiles útiles -que no sean PC- mejorarán las ventas de escritorio, a medida que los compradores elijan enlazar un dispositivo estacionario y más grande con uno pequeño y portátil".
Puede tomar dos o más años para que el mercado de tablets llegue a ese punto de precio competitivo, pero el efecto en los precios de las PC es claro: Las obligará a bajar mucho más. Lo que es difícil de predecir es cómo los dos-o más-modelos de dispositivos pueden ser afectados por aquellos que compren un dispositivo portátil como su única máquina y releguen un escritorio completo –el factor de forma PC- a solo un nicho entre muchos.
La amenaza más perjudicial que plantea la iPad es que todavía está en proceso de encontrar y cultivar su nicho. La presencia estable de las netbooks -y la introducción de pizarras en el espíritu de la iPad- no permitirá que esa interrupción se quede sin respuesta en un primer momento.
Lo que realmente sacude el mercado de las computadoras -y eso incluye la presencia continua de las netbooks- es como la paleta de equipos por ahí se ha vuelto tan amplia que ningún un factor de forma es el valor predeterminado. Las netbooks ya no serán vendidas fuera de control como antes, pero solo porque simplemente va a ser un factor de forma entre muchos -con cada tipo potencialmente constituyéndose como el equipo principal de una clase diferente de usuario. Ya no existe más la talla única.
Computerworld (US)
Serdar Yegulalp ha estado escribiendo acerca de computadoras y tecnología de la información durante más de 15 años para una variedad de publicaciones, entre ellas la revista InformationWeek y Windows Magazine.