Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Caída en los ingresos de AMD

[23/01/2009] Advanced Micro Devices (AMD) ha anunciado una caída en los ingresos correspondientes a su cuarto trimestre fiscal, un hecho que pone de manifiesto que el fabricante, a pesar de las medidas adoptadas, sigue sufriendo los reveses de la crisis.   AMD ha hecho públicas unas pérdidas de 1.420 millones de dólares para su cuarto trimestre fiscal, que se cierra el 27 de diciembre, lo que significa una leve mejoría sobre las pérdidas registradas en el mismo periodo del año anterior, y que ascendían a los 1.770 millones de dólares. Los ingresos cayeron hasta los 1.160 millones de dólares desde los 1.740 millones de dólares registrados en el mismo trimestre del 2007.   La pérdida incluye un cargo de 684 millones de dólares relativo a la adquisición de ATI Technologies en el 2006 por parte de AMD. Sin este cargo y otros, las pérdidas podrían haberse situado en los 418 millones de dólares o los 0,69 dólares por acción, según han declarado fuentes de AMD.   Los analistas esperaban que los ingresos se situasen en los 1.230 millones de dólares y las pérdidas por acción antes de impuestos en los 0,54 dólares, de acuerdo con las estimaciones de Thomson Reuters.   AMD espera que los ingresos del primer trimestre de este año sean inferiores a los del trimestre anterior debido, según la propia compañía, a la debilidad de la economía, la visibilidad limitada y las correcciones hechas en la cadena de suministro, lo que sugiere que sus clientes fabricantes de computadoras están reduciendo sus pedidos.   Casi toda la industria de PC está sufriendo las consecuencias de un clima económico difícil, que ha causado que las empresas dedicadas tanto al mundo empresarial como al de consumo hayan reducido su gasto. De hecho, en el cuarto trimestre del 2008 las ventas de PC cayeron hasta un 0,4%, e incluso IDC manifestó la semana pasada que las ventas se mantendrían flojas al menos hasta el final de este año.   AMD se encuentra en el medio de un plan para dividir a la compañía en dos organizaciones con el objetivo de que su negocio se recupere. El plan contempla que AMD continúe diseñando y comercializando procesadores y que la spin off agrupe todas las costosas operaciones de fabricación, de la que es propietaria, prácticamente en su totalidad, una compañía de inversión en Abu Dabi.  Natalia Mosquera, Computerworld España