Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

CIO e iPad: ¿Solo una extraña pareja?

Por: Michael Friedenberg, presidente y CEO de la edición estadounidense de CIO

[30/09/2010] Andando por los halls de algunos de nuestros recientes eventos para CIO, he notado algo inesperado. Parece que algunos de los 3,2 millones de iPads vendidos en el segundo trimestre han acabado en sus manos. Encontré el hecho sorprendente, dado que la cuota de mercado de Apple en el segmento empresarial es baja.

Como IDC reportó el mes pasado, la cuota de Apple en el mercado global de PC es de apenas un 3,5%, a pesar de que el segmento de más rápido crecimiento del fabricante en el pasado trimestre fueron las grandes empresas.
Quizá existen otras fuerzas del mercado (como el sentirse guay en el trabajo) que motivan el éxito del iPad entre los CIO. Puede ser que dijeran que necesitaban un iPad para explorar lo más último y estar a la altura de sus empleados tecnológicamente más avanzados. O que deseaban saber de primera mano lo que pronto le pedirán sus empleados que soporte.
O quizá el analista de Forrester, Ted Schadler, dio en el blanco con un artículo publicado el pasado 15 de septiembre donde escribía que las compañías que permiten a sus empleados utilizar estas herramientas tienen ventaja frente a las que lo prohíben. Además, Schadler subrayaba que los CIO tienen un papel crítico que desempeñar en este sentido, dada su pericia en seguridad, su poder de compra y sus conocimientos operativos.
En cualquier caso, encuentro fascinante que las presiones del mercado de consumo estén teniendo tal impacto sobre el escenario empresarial.
Incluso, aunque yo no soy un amante de Apple ni un usuario de Mac, he entrado en contacto con la iPad. Para mi sorpresa, este dispositivo ofrece realmente algunas funcionalidades impresionantes. Su portabilidad y prolongado tiempo de vida de la batería son mucho mejores de lo que imaginaba, y me encanta el hecho de no tener que sacarla de mi maleta cuando cruzo la zona de seguridad de un aeropuerto.
Pero lo que me más me sorprende es que ha conseguido que los CIO, en lugar de adoptar su postura más tradicional de impedir el uso de la tecnología de consumo en la empresa, se están convirtiendo en los primeros en adoptarla.
Felicitaciones a todos los CIO, y felicitaciones especialmente a Steve Jobs por haber creado un dispositivo capaz de saltar las altas barreras del mercado de consumo y aterrizar directamente en la empresa. ¿Serán los CIO y las iPad la última pareja dispareja o una muestra de una tendencia de futuro?
CIO (US)