Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Administración de la virtualización: Cinco herramientas importantes

[04/10/2010] Hace mucho, cuando los servidores aún venían uno por caja, los administradores de sistemas gastaban la mayor parte de su tiempo corriendo de una máquina a otra, con herramientas y aplicaciones diseñadas para sacar el máximo partido del desempeño y la estabilidad de los servidores físicos.

Hoy, los servidores virtuales superan en mucho la cantidad de servidores que se pueden almacenar en un datacenter, y los presupuestos y herramientas no tienen suficientes recursos para adaptarse cuidadosamente a las infraestructuras virtuales.
Las empresas que pasan la fase de pruebas e ingresan a la fase de virtualización de servidores de gran tamaño o de escritorios, necesitan darse cuenta que las utilities de terceros (y no solo los proveedores de plataformas) son las que les ayudarán a crear infraestructuras virtuales tan estables como las plataformas físicas, de acuerdo a ciertos analistas.
Uno de los errores más comunes entre los ejecutivos que no son técnicos radica en pensar que una vez que han comprado su plataforma de virtualización, han terminado con sus compras de software, advierte Greg Shields, quien ha escrito mucho en libros y blogs sobre los detalles de las implementaciones de infraestructura virtual y servidores, como tecnólogo principal en concentratedtech.com.
Cuando virtualiza un ambiente de trabajo está añadiendo dependencias que ningún ser humano puede realmente llegar a entender, señala Shields. En un servidor físico, un problema de red está probablemente relacionado a la tarjeta de red. En un servidor virtual, la tarjeta es virtual, de modo que el problema podría ser que el procesador no está recibiendo suficiente energía, o el desempeño del almacenamiento no es el adecuado. Necesita una herramienta que cubra un gran espectro de soluciones para lograr medir todos los parámetros que se deben controlar.
La lucha entre Hewlett-Packard y Dell por adquirir 3Par, una empresa dedicada al desarrollo de soluciones de optimización de almacenamiento virtual, deja claro cuán importantes son los productos de administración y optimización de plataformas virtuales, de acuerdo a Chris Wolf, analista senior de Burton Group.
Este año en particular hemos visto a muchas grandes organizaciones virtualizar aplicaciones importantes de la empresa, señala Wolf. Cuando se tiene aplicaciones de misión crítica virtualizadas o en la nube, el diagnóstico de problemas en las aplicaciones y la optimización del rendimiento en el entorno virtual se convierte en algo muy importante.
No es posible decir cuáles de las aplicaciones o ISV ofrecen la mejor herramienta para cada ambiente. Pero cinco tipos específicos de herramientas de administración son particularmente importantes para conseguir que una infraestructura virtual funcione correctamente.
1.- Administración de la capacidad
La Virtualización está tomando algo que se había transformado en una especie de actividad adicional -la administración de la capacidad- y está mostrando porqué es realmente un paso crítico, sostuvo Shields.
El gran número de procesadores y núcleos en los servidores, y la gran cantidad de RAM, hacen que la planificación de la capacidad de los servidores sea casi una tarea discutible, sostiene Shields. Con los servidores virtuales, la pregunta no es cuál es la capacidad del servidor, sino cómo es que esa capacidad se administra para lograr cargas específicas de trabajo y cómo monitorear todas las máquinas virtuales para asegurarse que todas las demandas de recursos sean satisfechas.
Sin la administración de la capacidad no se puede saber cuánto le está costando un servicio a una organización, y eso hace aún más difícil la tarea de construir un esquema de infraestructura como servicio, señala Wolf.
La aplicación vCenter CapacityIQ de VMware puede identificar las brechas en el uso de los servidores, indica Shields, pero hay muchas otras alternativas. Las opciones van desde los sistemas favoritos de las TI de la vieja escuela, modificadas para cubrir lo virtual y lo físico, como el BMC Capacity Management y el HP Insight Dynamics, hasta herramientas específicamente creadas para la administración de la virtualización de VKernel, VMTurbo y Embotics.               
2. Optimización del desempeño
Localizar los problemas de desempeño en un servidor físico es relativamente sencillo porque la mayoría de funciones está asociada a un componente específico.
En un servidor virtual un problema de desempeño puede estar relacionado con el almacenamiento, demasiada RAM, poca RAM, uso excesivo o deficiente del procesador, uso del ancho de banda, y toda una serie de dependencias que hacen difícil puntualizar el problema, sin realizar primero un análisis en profundidad de lo que está sucediendo, señala Shields.
Hyper9, por ejemplo, ofrece un juego de herramientas llamadas Hyper9 VEO, diseñada para identificar todas las máquinas virtuales en una infraestructura; todas las aplicaciones que corren sobre estas máquinas virtuales; las relaciones entre las aplicaciones, máquinas virtuales y servidores físicos; y recoger datos de desempeño, configuración y capacidad.
Estas capacidades eran de rigor en el mundo físico, pero aún son poco comunes en el mundo virtual, agrega Wolf. Los ISV como Akorri, Netuitive y VMware CapacityIQ están también haciendo progresos en el desarrollo de herramientas de optimización, de acuerdo al experto.
3. Administración del almacenamiento
El almacenamiento continúa siendo la fuente más consistente de dolores de cabeza para los administradores de infraestructura virtual, en opinión de Wolf. Convertir servidores físicos en virtuales requiere un mayor espacio de almacenamiento en el back-end -un problema que es exacerbado por VM Sprawl- e incluso los sistemas de almacenamiento virtuales no han sido diseñados de manera que sea fácil correr los servidores virtualizados a su máxima capacidad, indica Wolf.
Las empresas han sido capaces de planificar la cantidad de CPU y densidad de memoria, anticipar tormentas de arranque que generan abundante entrada y salida de datos, pero no han sido capaces de optimizar el uso del almacenamiento para servidores virtuales, o hacer cosas como poner en cola datos localmente, de modo que no se envíe muchos datos a través de los canales de comunicación, señala Wolf.
ISV Vistro trata de solucionar los problemas de almacenamiento de máquinas virtuales (MV) reduciendo la cantidad de espacio en disco usada para las MV al eliminar la necesidad de almacenar los mismos datos para 100 imágenes; y mejorar el desempeño al reducir el número de colisiones de paquetes que generan las MV en los buses de entrada / salida de datos al no tener coordinado el tiempo de entrega de la misma forma en que un servidor único lo haría.
El appliance virtual BalancePoint de Akorri hace un buen trabajo al mapear servidores virtuales y localizar las conexiones con el almacenamiento físico, manteniendo datos en tiempo real acerca del desempeño y capacidad, al mismo tiempo que alerta al departamento de TI si ocurriese algún problema, indicó Wolf. Nettuitive ha hecho también un buen trabajo con su tecnología de autoaprendizaje para detectar y etiquetar fallas, añade el ejecutivo.
Los productos de almacenamiento de VMware incluyen gestión de almacenamiento de entrada y salida de datos (I/O), administrador de desempeño y recursos y backup, entre otras cosas, pero la empresa gasta mucho esfuerzo en permanecer neutral en el mercado de almacenamiento de modo que no se perciba muy unida a la empresa EMC. Por su parte EMC ofrece un conjunto de productos de hardware y software diseñados para optimizar ambientes virtuales; para simplificar las cosas, anunciaron en agosto un producto integrado llamado Unified Storage.
4. Suites empresariales de administración de sistemas virtuales
No resulta sorprendente que muchos de los fabricantes de soluciones de administración de TI en el entorno físico han ampliado su campo de acción para ingresar al mundo virtual, y lo han hecho muy bien, de acuerdo a Wolf.
Los socios de VMware: BMC, CA, HP e IBM han estado haciendo esfuerzos por ingresar al mundo de la administración de infraestructura virtual, incluso contra la declaración de VMware en la que indican que su producto vCloud Director, ha sido creado con el propósito específico de administrar ambientes virtuales.
Se están incorporando muchas capacidades sofisticadas en estas plataformas, como la suite de automatización de servicios que HP adquirió con la compra de OpsWare, señala Wolf y añade hay mucho más a partir de ese nivel de capacidades y VMware sabe bien que no va a transformarse en una empresa de administración de dispositivos, por ello no se plantea llegar a donde algunos ISV ya han llegado.
5. Planificación y virtualización del desktop
Los ambientes de servidores virtuales son más complejos que los servidores físicos por el ecosistema que se agrega al mundo de los servidores físicos, señala Shields. La virtualización de escritorios añade un ecosistema adicional e incluso mucho más.
Los escritorios virtuales pueden ser entregados en más formas que los servidores virtuales, con un rango que va desde un escritorio virtual completo (VDI) en el que cada usuario tiene una máquina virtual dedicada en forma exclusiva, corriendo el sistema operativo en un servidor, hasta un esquema en el que solo se ejecutan aplicaciones que pueden ser utilizadas desde cualquier computadora, finaliza Shield.
Kevin Fogarty, CIO