Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Kevin Sullivan, ex investigador del FBI

Lavado de dinero: Nuevas tendencias y consejos para proteger su negocio

[04/10/2010] Kevin Sullivan tiene una filosofía que ha llevado consigo a través de sus más de dos décadas en seguridad y aplicación de las leyes: Todos los delitos, ya sean digitales o físicos, están conectados como siameses. El es un ex investigador del FBI que se curtió en delitos financieros, y lo que descubrió es que los típicos fraudes son cometidos por algún tipo de grupo organizado. Lo que resulta particularmente cierto en el blanqueo de dinero.

El lavado de dinero consiste en hacer que los fondos obtenidos ilegalmente parezcan provenir de una fuente legítima. El criminal debe buscar la forma de hacer que el dinero parezca legítimo para no alertar a las autoridades de su ocupación real y el origen de sus ingresos.
               
"El dinero que se lava es dinero que iría a los impuestos si fuera obtenido de manera legítima", afirma Sullivan. "Es dinero que permite que los capos de la droga compren nuevas armas y balas para matar a más personas. Hay muchas cosas malas conectadas a él. La gente piensa que es solo un delito no violento. Pero en realidad hay una gran cantidad de violencia que se mueve para conseguir ese dinero. Al permitir que los criminales laven dinero, se les permite continuar con lo que están haciendo".
Sullivan, quien ya está retirado, es ahora dueño y director de la Academia de Capacitación AML, una organización de consultoría y educación que asesora a las empresas sobre los programas de lavado de dinero. Por ley, cada institución financiera de EE.UU. tiene la obligación de tener uno de estos programas.
Sullivan habló con CSO sobre los últimos trucos que los criminales del blanqueo de dinero utilizan para pasar desapercibidos.
¿Cuál es el actual alcance del blanqueo de dinero? ¿Hay tendencias que esté viendo este año?
La mejor estimación posible es que se trata de un trillón y medio de dólares que se blanquean al año en todo el mundo. Las tendencias surgen con tanta frecuencia que podría haber una tendencia por día. Cada vez que los chicos buenos construyen una escalera de diez metros, los malos construyen un muro de once. En el mejor de los casos, estamos tratando de alcanzarlos. Ellos gastan una enorme cantidad de tiempo y recursos tratando de obtener lo último.
Hay cientos de técnicas de lavado de dinero que se utilizan. Una nueva tendencia es el lavado de dinero virtual. Hay juegos en línea muy populares como 'Second Life' y 'World of Warcraft" a través de los cuales los delincuentes pueden lavar dinero. En el caso de los mundos virtuales, técnicamente, el dinero puede ser lavado mediante la creación de varias identidades en línea. El dinero real se cambia por dinero virtual y luego se traslada a otras identidades y luego se canjea nuevamente por dinero real. Es bastante simple en el proceso. Sin embargo, en este momento, la cantidad de dinero que se puede mover es muy baja y este método no se cuenta como una de las mejores formas de mover grandes cantidades de dinero. Sin embargo, se trata de un método y los lavadores de dinero utilizarán cualquiera de los métodos que existen. Si los buenos comienzan a creer que un determinado método no es bueno, entonces ya no hay razón para que los chicos malos lo utilicen, pues genera la sensación de que los haría volar bajo el radar. En la actualidad, la toma de conciencia sobre el blanqueo de dinero virtual debería estar en todos los manuales de operaciones de los investigadores de blanqueo de dinero. A medida que se desarrollan los mundos virtuales, las autoridades deberían revisar y volver a analizar esta situación para determinar la eficacia de sus métodos en el futuro.
Además, los teléfonos móviles están abriendo nuevas oportunidades para el blanqueo. La tecnología de los teléfonos móviles ha recorrido un largo camino y pronto estaremos en condiciones de pagar facturas y transferir dinero digital a través de nuestros teléfonos celulares. Una vez más, esto es algo bueno. Esto no fue inventado por o para los malos. Sin embargo, a los chicos malos les encantan las nuevas tecnologías, ya que toma tiempo antes de que los chicos buenos se den cuenta de lo que están haciendo los malos. Con los teléfonos móviles, que operan como un típico negocio de servicios monetarios, como Western Union, una persona puede ir a un centro telefónico en Nueva York y poner dinero real. El dinero se transforma a un formato digital, al igual que una transferencia bancaria, y usted puede enviar un mensaje de texto a su destinatario en Los Ángeles. Él a su vez puede ir a un centro de canje telefónico, indicar el código que le envió, o la palabra secreta y: ¡Listo! El centro le da la cantidad de dinero en efectivo. En la actualidad, y gracias a Dios, todavía no es algo masivo, pero hay que ser precavidos, pues esto es lo que se viene.
Las preguntas que rodean esto serán, ¿Qué tipo de debida diligencia llevarán a cabo los centros telefónicos que proporcionen este servicio? ¿Quién será responsable del cumplimiento y vigilancia de la BSA? ¿Qué agencia del gobierno se encargará de regular y supervisar? ¿Qué pasa con los sitios de redes sociales? ¿Se utilizan?
Hemos escuchado rumores de que los criminales están utilizando muchos aspectos de la mensajería instantánea y virtual de estos sitios para conversar de ida y vuelta. Ellos están usando este tipo de comunicación porque saben que los teléfonos están a menudo intervenidos.
Como he dicho antes, cada vez que hay una nueva tecnología, se necesita un tiempo para descubrirla, cómo se utiliza y cómo se puede explotar. Cualquier sistema que un criminal pueda utilizar se utilizará hasta que sea erradicado.
¿Quién tiene mayor riesgo de encontrarse atrapado en un esquema de lavado de dinero? ¿Hay organizaciones en particular que se utilizan para ello en la actualidad?
Cualquier tipo de institución financiera está en riesgo. Sin embargo, cualquier tipo de negocio puede estar en riesgo porque pueden ser utilizados de forma inadvertida en una estafa de lavado de dinero. Un ejemplo que voy a utilizar es el de Bell Helicopter, que se vio envuelta en una estafa. Los capos de la droga estaban comprando helicópteros y sus partes. Obviamente no llamaban y decían "Tenemos que comprar un helicóptero. Lo hicieron a través de individuos encubiertos. 26 pagos de diferentes empresas se utilizaron para comprar un helicóptero.
Los funcionarios del gobierno que investigaron el caso afirmaron que Bell Helicopter no actúo con la diligencia debida. Usted recibe pagos de numerosos negocios diferentes para comprar un helicóptero y ¿nadie lo pone en duda? Es algo que no tiene sentido. Si va a comprar un auto, no utiliza 15 cheques para hacerlo. El distribuidor probablemente quedaría confundido con esto. El gobierno afirmó que la compañía que vendió el helicóptero debió haber sido más minuciosa. En última instancia, se descubrió que esta empresa se utilizó inadvertidamente en un esquema de lavado de dinero. A pesar de que esta empresa no cerró por venderle un helicóptero a un capo de la droga, la cobertura que obtuvo en la prensa a raíz de ello fue terrible.
El gobierno estima que aproximadamente siete mil millones de dólares por año, en dinero proveniente de la droga mexicana y colombiana, son lavados a través de corporaciones norteamericanas en el mercado negro del intercambio del peso, que es un sistema bancario clandestino que permite a los traficantes de drogas cambiar dólares americanos por pesos. Esos dólares, que en realidad nunca salen de los EE.UU. son comprados por empresas extranjeras que los utilizan para comprar productos estadounidenses para venderlos nuevamente en sus países de origen. De acuerdo con la reglamentación de la Ley Patriota de EE.UU. se prohíbe casi todas las relaciones de negocios con personas y entidades que están en la lista de la OFAC (Office of Foreign Assets Control u Oficina de Control de Bienes de Extranjeros). Pero hay limitadas excepciones por hacer transacciones prohibidas por desconocimiento y sin la intención de violar la ley. Una empresa de EE.UU. puede cometer violaciones civiles y criminales de lavado de dinero que pueden dar lugar a sanciones de no menos del doble de la cuantía de dinero involucrado de hasta un millón de dólares por cada violación, así como la congelación de activos y pérdidas. El ejemplo clásico de la supervisión del gobierno sobre este tema es el caso de Bell Helicopter.
¿Cómo las empresas pueden evitar involucrarse?
Hay numerosos paquetes de software anti-lavado empresarial que las organizaciones pueden utilizar y que están disponibles y son adaptables a su organización y los requisitos particulares que se pueden utilizar para detectar algunos de estos comportamientos anómalos. Algunos pueden prestar asistencia de la OFAC, la supervisión de BSA, la debida diligencia y la bandera roja de detección de blanqueo de dinero.
Si entrena a los empleados de las organizaciones acerca de las técnicas anti lavado de dinero, ¿Qué alertas les recomienda tener en cuenta?
En cualquiera que sea el negocio en el que se desenvuelva, ya sea que una institución financiera o la venta de zapatillas de deporte, hay banderas rojas de alerta. La más común es una transacción que no tiene sentido. Lo más importante para cualquier negocio es tener la debida diligencia. Aceptar la palabra de alguien y sus cheques no es suficientemente bueno. Se puede poner codicioso y solo aceptar cheques. Pero ¿qué pasa si lo que usted ha aceptado termina relacionada con un acto terrorista? ¿Qué tipo de lodo va a salpicarle en la cara si es la razón por la cual un acto terrorista se llevó a cabo? Yo no creo que nadie quiera estar en esa posición.
¿La no observancia de las leyes de lavado de dinero son descubiertas a través de las auditorías? ¿O después de que ha tenido lugar un evento criminal?
Las dos cosas. Cada institución financiera tiene auditorías por los reguladores. Cada regulador viene y auditará a su cliente. Si encuentran errores graves, entonces habrá serias repercusiones.
Nadie es 100% complaciente. Se puede tender a la perfección, lo que es bueno. Pero si no tiene un programa o un programa adecuado, se le multa. Y no solo se enfrentará a una multa, sino también a un daño en su reputación. Si su empresa está en la primera página del diario de mayor circulación por haber permitido que los narcotraficantes laven dinero, el precio de las acciones y su reputación caerá.
Joan Goodchild, Editor Senior, CSO