Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Talend intenta competir con IBM o Oracle

[26/01/2009] Competir con IBM, Oracle e Informatica Power Center, jugadores de peso en el mundo de la integración de datos, no es tarea fácil. Aun así, la compañía francesa Talend se ha propuesto hacerles frente con su software de código abierto. La reciente inyección de 12 millones de dólares recibida de firmas de capital de riesgo le ayudará a reforzar su expansión internacional.

Nuestro objetivo es democratizar el mercado de integración de datos de la mano del software de código abierto. Ofrecemos una propuesta de valor que compite con la propuesta de los jugadores tradicionales de software propietario, como IBM, Oracle o Informatica. Con estas palabras, Bertrand Diard, cofundador y consejero delegado de Talend, presentaba su compañía.
Una reciente inyección de 12 millones de dólares realizada por Balderton Capital y por AGF Privaty Equity, que se une a otras realizadas anteriormente que acumulan un capital de 20 millones de dólares, ayudará en la tarea de expansión internacional a esta compañía de código abierto que ofrece su software más básico de forma gratuita y otro con funcionalidades avanzadas bajo modelo de suscripción (SaaS) que ya utilizan 400 empresas. La compañía, con sede en Francia, ya tiene presencia directa en Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Benelux y China. Ahora estamos promoviendo la firma de acuerdos con socios tecnológicos y de integración de sistemas, como Bull y Accenture.
Para Diard, las ventajas que brinda la tecnología de Talend, en concreto su herramienta Talend Open Studio, en materia de conectividad es una de sus grandes ventajas, como lo es la apuesta por el modelo de venta por suscripción, que facilita a los usuarios pagar a medida, un modelo muy adecuado para el momento económico actual. El directivo asegura que sus productos son un 20% más económicos que los de los tradicionales jugadores, así como más escalables.
En cuanto a expectativas económicas a escala global, Diard espera que su compañía alcance la rentabilidad en 18 meses.
Esther Macías, Computerworld España