Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Los CIO consideran IPv6 más un costo que un beneficio

[14/10/2010] Por ahora, los CIO siguen tomándose con calma la migración al protocolo IPv6, algo que consideran como un costo más que como un beneficio para sus negocios.

Así al menos lo afirma un reciente estudio realizado por la fuerza de trabajo IPv6, un grupo de la industria que pretende impulsar la adopción de este protocolo. De los 100 CIO que recibieron el estudio, 46 de ellos enviaron sus respuestas de vuelta.
El despliegue de IPv6 va a convertirse en un elemento crítico, sobre todo, a medida que las direcciones IPv4 se van agotando. Algunos expertos ya han puesto fecha a ese momento, creen que se acabarán a lo largo del mes de diciembre.
El CEO de InternetNZ, Vikram Kumar, ha declarado que el protocolo y el esquema de direcciones para Internet será una oportunidad para que los negocios hagan uso de las nuevas tecnologías, pero este estudio muestra que el mensaje no está calando entre los responsables y siguen viendo la adopción de IPv6 como un coste, básicamente.
Las nuevas redes móviles, los sistemas de seguridad y las aplicaciones en las que aún no hemos podido ni pensar, utilizarán IPv6, ha declarado Kumar. Pero, a menos que la ventaja empresarial de la adopción temprana de IPv6 haya sido malentendida, los responsables de negocio no ven una necesidad a corto plazo para el cambio.
Preguntados sobre qué podría acelerar el despliegue de IPv6, los CIO identifican un impulsor o beneficio del negocio o nuevos negocios de cara al público u oportunidades de servicio como los principales factores para su adopción.
Este estudio es el segundo realizado al respecto y proporciona información útil si la comparamos con el estudio similar que se realizó el año pasado.
La gran mayoría de los CIO ahora sienten que están muy bien o adecuadamente informados sobre IPv6. Concretamente, el 74% de los que han respondido al mismo, mientras que en 2009, el 54% pensaba así.
Este año, el 91% de los CIO afirma ser consciente de que el antiguo sistema de direcciones IPv4 está llegando a su fin. El año pasado declararon esto mismo el 70% de los encuestados. Pero, una vez más, esto es solo parte del mensaje que necesita trasladarse hasta los CIO, tal y como explica Dean Pemberton, responsable técnico del grupo de trabajo de IPv6. Ver la adopción del nuevo protocolo como un problema de agotamiento de direcciones es tentador para los responsables de negocio eliminar su necesidad de adoptar IPv6 pensando que no necesitarán más direcciones IP en un futuro próximo.
En cualquier caso, van a correr el riesgo de no ser capaces de comunicarse efectivamente con socios o clientes potenciales que sí han decidido hacer de IPv6 su método preferido de comunicación, ha declarado Pemberton. Adoptar IPv6 les permitirá asegurar que podrán seguir comunicándose con todo el mundo en Internet a medida que se requieran más direcciones web.
La mayoría de los responsables, el 71%, siguen sin ser conscientes o no son especialmente conscientes de las amenazas u oportunidades que se les presentarían adoptando IPv6. Más de la mitad de las empresas encuestadas afirmaron estar estudiando la posibilidad de implementar IPv6 en sus páginas web, correo electrónico o en otros servicios públicos de Internet. La mayoría de ellos tienen previsto hacer el cambio a lo largo de los próximos doce meses. En cualquier caso, el 46% sigue declarando que no tiene planes al respecto.
La situación es aún más desalentadora cuando se trata de las redes internas de las empresas, donde la respuesta sin planes es la que ofrecen el 54% de los encuestados.
El responsable del grupo de trabajo IPv6, Murray Milner, reconoce que la encuesta del año pasado y la de éste no son completamente comparables. Esto lo constata el hecho de que el 74% de los que han respondido este año pertenecen a sectores públicos, mientras que el año pasado solo lo era el 60%.
Las mismas organizaciones fueron escrutadas en ambas ocasiones, tal y como confirma Milner, excepto por unas cuantas que han dejado de existir o que han cambiado su identidad. La diferencia podría mostrar un impulso entre las agencias del gobierno para hacer públicos sus planes, pero es difícil hacer afirmaciones sobre el detalle de la información de este tipo de estudios. Admito que no sabemos el grado de solapamiento, ha reconocido.
Otra cifra sorprendente es que el 3% de los participantes que afirmaron que el año pasado sus servicios externos ya estaban preparados para IPv6 han desaparecido de los resultados de este año, pues ahora la cifra es del 0%. Esto podría deberse a que juzgaron mal su grado de preparación en el 2009, aunque realmente no lo sabemos, confiesa Milner.
Así que, ¿son significativos estos resultados? Nos aportan algunas indicaciones que valen la pena en las grandes cuestiones. Pero en detalle, no son muy útiles. Así las cosas, basándose en los resultados y en otros comentarios, este grupo de trabajo ve la necesidad de concentrarse sobre todo en la interfase entre los proveedores de telecomunicaciones, los integradores de sistemas y los clientes. El 70% de los encuestados este año afirman que los proveedores de telecomunicaciones no les han informado sobre sus planes para soportar IPv6.
Stephen Bell, Computerworld