Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

CEO de Red Hat: el modelo del proveedor de software no sirve

Al hablar en la Interop New York, Jim Whitehurst ridiculiza el actual modelo de venta de software comercial

[20/10/2010] – El actual modelo para vender software empresarial comercial no sirve, señaló el CEO de Red Hat. Es demasiado costoso, no aborda las necesidades de los usuarios y, lo peor de todo, deja a los CIO a cargo de todos los riesgos de implementar nuevos sistemas.
Los modelos de negocios entre los clientes y proveedores fundamentalmente no sirven, dijo Jim Whitehurst el miércoles en la conferencia Interop en Nueva York. Los proveedores tienen que averiguar lo que [los clientes] quieren, y hay un desencuentro entre lo que quieren los clientes y lo que obtienen. Crear guerras de características no es lo que está buscando el cliente.
Por su puesto, al ser un ejecutivo de una compañía de software de código abierto, Whitehurst naturalmente criticaría el modelo estándar de venta de software, y ha sido crítico del modelo en el pasado. Sin embargo, en su presentación en Interop, también discutió cómo es que la computación en la nube podría romper esta rutina, dependiendo de cómo se implemente.
Las personas dicen [que están interesadas en] la nube pero lo que realmente están exponiendo son las frustraciones con los modelos de negocios TI existentes, dijo Whitehurst en una entrevista con IDG News Service luego de la presentación.
Whitehurst inició su presentación realizando una pregunta aparentemente simple: ¿Por qué los costos de TI están subiendo cuando los costos para repartir estos servicios se reducen a la mitad cada 18 meses? El costo de la computación debería bajar, razonó, gracias a las mejoras en las velocidades de procesamiento y las capacidades de almacenamiento. Las nuevas y más poderosas herramientas de desarrollo y frameworks también deberían reducir el costo de la implementación. Aún así el gasto en TI continúa incrementándose en cerca de 3% a 5% al año.
La respuesta a esta pregunta es que son los proveedores y la forma en que estamos entregando [las TI] a los clientes, afirmó el ejecutivo.
Whitehurst estimó que el mercado total mundial de TI, sin incluir telecomunicaciones, es de cerca de 1,4 billones de dólares al año. Consideremos los estimados que señalan que la mitad de todos los proyectos de TI fallan o son reducidos, y que solo la mitad de todas las características de los paquetes de software son en realidad usadas, entonces tendremos que fácilmente unos 500 mil millones de dólares de esos 1,4 billones son desperdiciados todos los años, explicó.
Whitehurst apuntó al típico modelo de venta de software para estos asuntos. Para desarrollar software, un proveedor podría gastar años entrevistando clientes, estimando lo que necesitan y construir un conjunto de características para satisfacer esa demanda. Para el cliente, este trabajo se traduce en pagos anuales de mantenimiento y la necesidad de comprar una versión upgrade del producto cada cierta cantidad de años. También, debido a la gran cantidad de trabajo involucrado en cambiar a otro paquete de software, el proveedor puede establecer un precio para su producto a un nivel artificialmente alto. El ejecutivo señaló que Red Hat aún corre los sistemas financieros de Oracle porque sería una pesadilla cambiarse a otra plataforma, señaló.
Con el software, uno está alquilando la capacidad de usar características, y luego cada cierta cantidad de año uno tiene que volver a comprar las mismas cosas, sostuvo el ejecutivo. El costo de la provisión y el precio que ha cambiado no tienen nada que ver el uno con el otro.
Y a pesar del proceso iterativo del proveedor para mejorar el software, no ha habido un cambio en la calidad del producto demostrable en los pasados 30 años, indicó.
Naturalmente, durante su exposición Whitehurst ofreció el modelo del código abierto como alternativa. El código abierto representa un cambio fundamental en el modelo, afirmó, argumentando que el código abierto, gracias a la participación de los clientes en el mantenimiento del código, tiene una menor densidad de bugs, así como una mejor funcionalidad de sus características. Con el código abierto, uno no está comprando funcionalidades. Estas comprando servicios y soporte, señaló.
Whitehurst reflexionó sobre su tiempo en Delta Air Lines, en donde, antes de unirse a Red Hat, trabajó como chief operating officer en momentos en que la aerolínea pasaba por la bancarrota. En ese momento, estaba solicitando a todos los proveedores de Delta un receso en sus pagos, y la mayoría de las compañías cedieron un poco con la atribulada aerolínea, excepto las empresas de TI.
Convencimos a proveedores de todas las áreas –productores de airframes, proveedores de catering– redujimos costos en todos lados, excepto TI. No pudimos ahorrar en TI. Los modelos de negocios no funcionaban, e incluso cuando estábamos a punto de morir, no pudimos reducir los costos de TI, sostuvo.
Mientras que los proveedores venden funcionalidades, los departamentos de TI asumen el riesgo de cambiar esa funcionalidad en algo beneficioso para sus organizaciones. El software y hardware ya están pagados antes que el servicio que corren sea ofrecido.
Ese es el motivo por el que la computación en la nube es tan atractiva para los CIO, afirmó Whitehurst. Los CIO no están tan interesados en la capacidad de trasladar cargas de trabajo hacia centros de datos externos sino en no pagar los costos de los sistemas hasta que éstos muestren algún valor de negocio.
En la actualidad, el modelo de cloud computing se encuentra en una encrucijada entre el enfoque de venta de software y el basado en estándares abiertos, señaló Whitehurst.
La forma en que evolucione la cloud computing determinará cuán poderosa sea, dijo el ejecutivo. Un camino sería terminar en una cloud tipo jardín amurallado. El otro enfoque se asemejaría a la evolución de Internet, en donde se desarrolla un grupo de estándares comunes y la innovación de los proveedores se produce alrededor de ellos.
Esto determinaría en último término el éxito de la cloud computing y la forma en que las TI serían usadas por la siguiente generación, afirmó.
Joab Jackson, IDG News Service (Nueva York)