Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google pone a prueba a los proveedores de Internet

[30/01/2009] M-Lab es un nuevo servicio de carácter público impulsado por Google, junto al New America Foundation's Open Technology Institute (OTI) y el PlanetLab Consortium, destinado a probar las prácticas y el rendimiento ofrecido por los ISP. El site aloja ahora mismo tres herramientas de pruebas, que pronto se ampliarán, Además, es un repositorio con información y sugerencias de otras herramientas para medir el rendimiento de la red.

La comunidad de Internet ha estado luchando contra el espinoso tema de la neutralidad de la red durante años, pero le han faltado los datos. Ahora, estos datos pueden obtenerse con las herramientas disponibles en M-Lab, una web promovida por Google, el Instituto de Tecnología Abierta, el Consorcio PlanetLab y otros investigadores. El primer conjunto de pruebas incluye una herramienta de diagnóstico de la red (NDT, por sus siglas en inglés). Se trata de un sofisticado test de diagnóstico y velocidad que no solo mide la velocidad de subida y descarga sino que pretende encontrar la causa de la limitación de la velocidad, diferenciando entre los problemas de infraestructura de red y la configuración de la computadora.
Glasnot detecta si el proveedor de acceso a Internet está catalogando el tráfico de aplicaciones específicas. Concretamente, puede probar si su ISP está acelerando o bloqueando BiTorrent. La última herramienta disponible por el momento es Network Path and Application Diagnosis (NPAD), que detecta algunos de los problemas más comunes que afectan a la última milla de la red y los sistemas de los usuarios finales.
Pronto se incorporarán al catálogo de M-Lab DiffProbe y NANO. La primera detecta si un proveedor de servicio está clasificando ciertos tipos de tráfico como de baja prioridad, proporcionándolo con un nivel de servicio inferior. Respecto a NANO, detecta si el ISP está degradando el rendimiento de determinadas subredes de los usuarios, aplicaciones, o destinos.
Todas estas herramientas requieren la descarga de software en el equipo, ya sea un applet dentro del navegador o un programa completo. Además, algunos de estos test fuerzan al usuario a abrir un agujero en el firewall para tratar con conexiones inusuales de Internet. No obstante, esta práctica puede considerarse de confianza porque las herramientas han sido revisadas por Google.
CIO, España