Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Siete maneras de dar, no solo de recibir

[02/11/2010] Una de las razones por las que puede que no le guste usar los sistemas de redes de sociales de trabajo (networking) es porque, al pedir ayuda a otras personas para una búsqueda de trabajo, siente que está imponiéndose a sus contactos (y a los contactos de los demás). Pero ver el networking como una imposición demuestra varias ideas erróneas acerca de ésta práctica: que solo una persona se beneficia del intercambio, que los buscadores de trabajo no tienen nada que darle a la gente con la que están en red, y que la gente contactada no quiere ver o conocer al que está buscando trabajo.

De hecho, señala Ford Myers, presidente de la empresa de coaching profesional Career Potential, se da todo lo contrario. Los beneficios del networking a menudo se extienden a todas las partes implicadas. Las reuniones en red y llamadas telefónicas pueden ser tan beneficiosas para el contacto como para el demandante de empleo, indica.
"Cuando se hace correctamente, no solo implica recibir, sino también dar", agrega.
En su libro, Consiga el trabajo que desea, incluso cuando nadie está contratando (Wiley 2009), Myers busca disipar las inquietudes y aclarar los conceptos erróneos de los reclutadores de networking. Comparte siete razones de por qué la gente quiere hacer networking con usted.
1. Sus contactos desean aprender de su enfoque del networking. La gente con la que desea trabajar en red puede estar buscando un nuevo empleo secretamente, y pueden sentirse nerviosos a la hora de pedir reuniones en red o llamadas telefónicas, tanto como usted, señala Myers. Al estar de acuerdo en reunirse, sus contactos ven cómo usted inicia y lleva a cabo estas importantes conversaciones.
2. Sus contactos quieren sacarle información. Si está fuera y a punto de hacer networking, lo más probable es que hable con mucha gente y aprenda sobre empresas e industrias específicas, señala Myers. De hecho, puede tener acceso a información privilegiada que no sea accesible para alguien que tenga empleo, añade. Sus contactos se dan cuenta de esto debido a que usted está hablando con tanta gente, por lo es posible que tenga información sobre su industria o competidores que podrían ser útiles para ellos.
3. Sus contactos quieren ayudarlo. ¡Imagine eso! Ayudar a los demás, le da a muchas personas una gran satisfacción, afirma Myers. Algunos lo hacen de forma completamente desinteresada, otros lo hacen con la esperanza de que el buen karma regrese a ellos. Cualquiera que sea la motivación, es bueno para usted.
4. El networking eleva el ego de sus contactos. Pedirle a alguien en su red que se reúna con usted, le demuestra a ese individuo que valora y respeta sus consejos y ve a esa persona (el o ella) como alguien importante, señala Myers. Pedir una conversación con la gente de su red hace que se sientan bien consigo mismos y les hace darse cuenta de que están bien informados y tienen algo que ofrecer.
5. Usted puede ofrecerle a alguien un descanso en su rutina. Su e-mail o llamada telefónica solicitando una reunión en la red podría llegarle a su destinatario cuando él o ella están aburridos. Salir a tomar un café con usted, le proporciona al contacto un alivio de su rutina diaria, indica Myers.
6. Puede ayudar a alguien a realizarle un favor a un contacto mutuo. Si usted solicita una reunión con alguien que ha sido remitido a usted por una conexión directa, esta persona puede estar contenta de devolverle el favor a su contacto en común. "Puede estar muy feliz de hacerle este favor a la persona", indica Myers.
7. Sus contactos a menudo saben lo que está pasando. Las personas que han pasado por una dura búsqueda de trabajo pueden estar más dispuestas a ayudarle en todo lo que puedan ya que pueden identificarse estrechamente con la situación. Usted le está dando a estos contactos una manera satisfactoria de compartir las lecciones que aprendieron durante sus búsquedas de empleo.
Meridith Levinson, CIO