Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Microsoft vs Amazon Cloud: Cinco diferencias claves

[05/11/2010] ¿Con qué rapidez las empresas están adoptando plataformas de computación en la nube pública como parte clave de sus estrategias e infraestructuras de TI? Eso depende de a quién le pregunte.

El gasto en servicios públicos en la nube está creciendo rápidamente -a partir del 4% de gasto en TI en el 2009 al 12% en el 2014, una tasa seis veces mayor que los sistemas tradicionales, según IDC. Gartner estima que el gasto en la nube ya representa el 10% del gasto en TI.
Sin embargo, el crecimiento nunca se ha emparejado con las proyecciones del proveedor y el analista, según el analista de IDC, Frank Gens, cuyo blog postea el resumen anual de las encuestas de seguimiento de expectativas cambiantes de IDC.
Una de las razones es que la nube está diseñada para ser una parte importante y el núcleo de una infraestructura de TI -una función que no se le permite llenar a ninguna tecnología sin tener que demostrar su madurez, confiabilidad y seguridad, por lo general durante varios años, según Bernard Golden, CEO de la consultora HyperStratus.
La tecnología de cloud computing o computación en la nube aun es relativamente inmadura. Aunque se ha desarrollado rápidamente, no ha existido en una forma estable el tiempo suficiente como para que la mayoría de los CIO estén cómodos y diciendo que la nube es una categoría, o servicio de un proveedor en particular, que tiene sentido para su empresa, de acuerdo con Sean Hackett, director de investigación en el Grupo 451.
Sin embargo, en el nivel individual del proyecto TI, muchos desarrolladores están haciendo proyectos que utilizan la tecnología de nube pública como Amazon, en algunos casos sin que el CIO lo sepa -hasta que el costo aparece en un informe de gastos, señala Golden.
La diferencia entre los servicios más conocidos -Azure de Microsoft y Amazon EC2- no es del todo entendida por la mayoría de los clientes potenciales, señala Hackett.
Enfóquese en PaaS versus IaaS
Mientras que los analistas y proveedores se centran en la eterna discusión sobre lo que constituye la computación en la "nube" y cansan con sus distintas opiniones, las diferencias entre Azure y EC2 son importantes, afirma Golden.
Azure se pueden clasificar como una Plataforma como Servicio (PaaS): un modelo en la nube que ofrece hardware, sistemas operativos y apoyo en la aplicación, que es efectiva ofreciendo un servidor virtual en el que se carga el software, al cual se puede acceder y gestionar a través de un navegador web.
La semana pasada, Microsoft borró los límites entre IaaS y PaaS añadiendo la capacidad de que los desarrolladores puedan ejecutar Windows Server 2008 R2 en Azure, y permitiendo la portabilidad de aplicaciones entre el centro de datos de clientes y la plataforma en la nube de Microsoft.
Amazon EC2 es la infraestructura como servicio (IaaS), que proporciona todo lo que hace PaaS, más la posibilidad de multiplicar las máquinas virtuales en las redes virtuales o grupos de almacenamiento de red integradas, y el software de gestión de sistemas. Efectivamente, PaaS está diseñado para servir a la función de uno o más servidores de aplicaciones; IaaS está diseñado para actuar como una parte del centro de datos y ofrecer capacidad demandada.
Soporte de aplicaciones
Mientras que ambos, Azure y EC2, comercializan en gran medida aplicaciones que los proveedores de software independientes (ISV) ponen a disposición a través de sus servicios; EC2 tiende a atraer software intensivo de recursos que suelen clasificarse como aplicaciones de la empresa, mientras que Azure tiende a presentar aplicaciones que normalmente sirven a grandes grupos de usuarios LAN o grupos de trabajo.
Ambas plataformas están diseñadas para que puedan cambiar de tamaño fácilmente y están siendo desarrolladas rápidamente, al menos por ahora, de tal modo que reduce, pero no elimina, la diferencia entre IaaS y PaaS, señala Golden.
Portabilidad de la aplicación
Debido a que es un entorno de Microsoft y es compatible con los tecnologías de computación basados en x86, tales como. NET y Visual Studio, Azure es más accesible para los desarrolladores acostumbrados a esos ambientes, de acuerdo con Gary Chen, analista de virtualización de servidores para IDC.
La ventaja y desventaja de esto es que Azure ofrece solo sistemas operativos de Microsoft, lo que hace las cosas más simples para los desarrolladores de Windows, pero limita las aplicaciones que pueden construir o portar sobre Azure, señala Hackett.
La nueva capacidad de Windows Server está diseñada para hacer que las aplicaciones sean aún más portables entre los centros de datos y la nube, pero solo cuando ambos son estrechamente equivalentes a entornos de Windows Server.
Amazon ofrece soporte de Linux, Mac OS X o Windows, pero tiene algunos requisitos específicos de almacenamiento y también obliga a los desarrolladores a tener en cuenta la cantidad de ancho de banda y el tiempo de cómputo que requiere la aplicación.
Escalabilidad
Ambos, Azure y EC2, están diseñados para ser escalables, pero la forma en que lo hacen es diferente.
Los usuarios de Azure tienen la opción de ampliar el número de máquinas virtuales en las que se ejecuta una aplicación, o aumentar la potencia de la máquina virtual que utilizan, de acuerdo con el consultor de. NET, Jason Haley.
"Pagar por usar" en Azure significa definir el número de nodos de máquinas virtuales que requiere una aplicación y la capacidad de cambiar ese número con una consola de administración.
EC2 es mucho más flexible ahora que hace dos o tres años atrás, señala Golden. Todavía escala en bloques llamados Unidades Elásticas de Cálculo (ECU) que incluyen un número específico de Imágenes Mecánicas de Amazon (AMI) y volúmenes de almacenamiento llamados Bloques Elásticos de Almacenamiento (EBS).
ECU incluye cantidades variables de almacenamiento, I/O, memoria, rendimiento específico equivalente a procesadores de 32 o 64 bits, y una variedad de redes y sistemas del más alto nivel, y servicios de administración de aplicaciones.
Hubo un tiempo en que Amazon ofrecía solamente bloques de recurso y niveles de precios pequeños, medianos y de gran tamaño. Luego, en septiembre, presentó pequeñas instancias que requieren tan solo 613MB de memoria, y cuestan tan poco como dos centavos de dólar por hora de uso. Una característica de Amazon llamada autoescalamiento automatiza los cambios en los niveles de recursos para responder a la demanda.
Precio
Debido a que el servicio de Amazon está diseñado para ser más completo, su precio es más complejo que el de Microsoft, aunque ningún plan de precios es simple.
El servicio de Amazon tiene la reputación de costar más en términos generales, pero los desarrolladores y analistas también se quejan de la rigidez y el sorprendente alto costo de Microsoft Azure.
Amazon ha sido más agresiva en cuanto a dividir, tanto su tecnología y sus precios, en pedazos más pequeños para atraer a una variedad más amplia de clientes, señala Hackett. La demanda de los usuarios aparentemente no ha crecido con suficiente intensidad para que Microsoft haga lo mismo, pero es casi seguro que suceda a medida que las PaaS e IaaS sean adoptadas con mayor amplitud, indica.
Recientemente, Amazon ha anunciado una nueva oferta para dar al cliente una muestra gratis de EC2. A partir del 1 de noviembre, los clientes pueden obtener un año de acceso gratuito a un micro-ejemplo de la nube elástica de Amazon, además de una cantidad limitada de transferencias de datos y almacenamiento. Esta entrada gratuita a la nube de Amazon se puede utilizar para aplicaciones de empresa o para fines de pruebas y desarrollo.
Fogarty Kevin, CIO.com