Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft acusa de espionaje a uno de sus empleados

[02/02/2009] Microsoft ha presentado una demanda legal contra un antiguo empleado al que acusa de haber aceptado un puesto en la empresa para robar información que pudiera ayudarle en un enfrentamiento por infracción de patentes con la compañía.

Cuando el acusado, Miki Mullor, solicitó un puesto en Microsoft en el 2005, dijo haber estado empleado en una compañía denominada Ancora que había cerrado. Sin embargo, Ancora todavía funcionaba y Mullor era su CEO, según argumenta Microsoft en su demanda.
Una vez conseguido el empleo, descargó documentos confidenciales no relacionados con su trabajo sobre tecnología que Microsoft ofrece a los fabricantes de computadoras, de acuerdo con la acusación presentada en el Tribunal superior del condado de King (Washington, Estados Unidos). La tecnología en cuestión permite a los usuarios finales evitar el proceso de activación del sistema operativo Windows sobre aquellas PC en los que el software se ofrece precargado.
En junio del año pasado, mientras Mullor era aún empleado de Microsoft, su compañía, Ancora, presentó una demanda acusando a Microsoft de infringir una patente relacionada con tal tecnología.
La acusación de Ancora, presentada en un Tribunal de California, se dirige directamente contra Dell, Hewlett-Packard y Toshiba, pero dado que la tecnología en cuestión es proporcionada por Microsoft, estos fabricantes de PC han solicitado al gigante del software que les defienda ante tales reclamaciones.
Microsoft alega que Mullor corrió programas sobre su portátil para borrar cualquier evidencia que pudiera demostrar que había descargado ilícitamente los archivos. Sin embargo, la compañía pudo detectar qué programas corrió y recuperar algunos de los documentos descargados.
Además, Microsoft asegura tener una evidencia -un correo electrónico- de que en el 2004, antes de que Mullor solicitara su puesto en la empresa, estaba ya planeando emprender su querella por infracción de patentes contra Dell, HP y Toshiba.
Supuestamente, mientras Microsoft estaba aún desarrollando su propia tecnología, Mullor registró la patente que ahora acusa de violar a estos fabricantes de PC.
CIO, España