Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Un nuevo chip permitirá llevar Ethernet a velocidades de terabit

[04/02/2009] Un grupo de investigadores daneses y australianos ha desarrollado un chip capaz de leer con eficiencia 640 Gbps en transmisiones ópticas y que podría abrir el camino para la llegada de Ethernet a velocidades de Tbps (terabits por segundo).

El avance fundamental de esta tecnología no afecta a la parte inicial de la conexión vía láser disparando así la velocidad de la misma. Por el contrario, se centra en el extremo receptor donde se requiere una recepción de muy alta velocidad y libre de errores para discernir y clasificar las múltiples longitudes de onda de las señales multiplexadas en el extremo emisor.
La nueva tecnología receptora se basa en una guía de onda óptica de cinco centímetros. Este tamaño representa una drástica reducción sobre las alternativas hasta ahora disponibles, que exigían 50 metros de fibra óptica especial y resultan inherentemente inestables, según ha explicado la organización Optical Society of America.
Los investigadores implicados en este desarrollo han asegurado que el tamaño compacto de su guía de onda hace posible integrar la tecnología en otros componentes para la creación de chips ópticos más rápidos.
Actualmente, el networking óptico de máxima velocidad disponible emplea técnicas de multiplexación de división de tiempo ópticas (OTDM) que crean 64 canales de 10 Gbps sobre una única longitud de onda, según Leo Spiekman, co-presidente de la conferencia Optical Fiber Communication.
Evitando la disipación de las señales
En este modelo, para demultiplexar una corriente OTDM, se introduce una segunda longitud de onda de control en la corriente de la señal con el fin de leer cada canal particular. En los multiplexores actuales, este proceso tiene lugar sobre bobinas de fibra donde la longitud es tan grande que la señal y las corrientes de control quedan desfasadas. Sin embargo, el nuevo dispositivo es lo suficientemente corto para evitar que la disipación se convierta en un problema.
El sistema experimental creado por el grupo de investigadores está basado en un chip creado de calcogenidos. Se requiere este tipo de tecnología para alcanzar velocidades de terabit sobre un único canal, señala Spiekman. Esta tecnología es uno de los elementos que hará posible llegar a Ethernet terabit en el futuro.
El grupo de investigadores responsables de este desarrollo ha estado liderado por Leif K. Oxenlowe, de la Universidad Técnica de Dinamarca. En la investigación también han participado científicos del Centro australiano Centre for Ultrahigh Bandwidth Devises for Optical Systems.
El descubrimiento se ha tenido lugar cuando todavía Ethernet a 100 Gbps se encuentra en su primera infancia, aunque los expertos esperan que su uso vaya extendiéndose progresivamente en los próximos tres años.
CIO, España