Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft y Motorola se denuncian mutuamente

[11/11/2010] Microsoft ha presentado una denuncia contra Motorola ante un tribunal estadounidense. En ella, Microsoft acusa a Motorola de negarse a licenciar sus patentes en términos razonables, algo a lo que se comprometió durante los procesos de estandarización de las tecnologías afectadas.

Según Microsoft, Motorola la exige pagar una cantidad excesiva por patentes relacionadas con tecnologías de decodificación de vídeo y WLAN integradas en varios de sus productos, incluía la consola Xbox, y los sistemas operativos Windows 7 y Windows Phone 7.
Desatendiendo deliberadamente a los compromisos que asumió con el IEEE y la UIT, Motorola se ha negado a ampliar a Microsoft una licencia coherente con sus promesas. En lugar de ello, demanda el pago de unos royalties totalmente desproporcionados, asegura Microsoft en su demanda.
Los compromisos a los que Microsoft se refiere son los asumidos por Motorola durante los procesamientos de estandarización del IEEE y la UIT para la regulación de los términos de licencia de sus patentes relevantes para las tecnologías de WLAN y H.264 sobre bases razonables y no discriminatorias.
En su demanda, Microsoft cita una carta del vicepresidente de Motorola para propiedad intelectual en la que se establece que los royalties para las patentes de la compañía deben fijarse en función del precio del producto final en que se utilizarán, por ejemplo, Xbox 360. El desacuerdo se encuentra en qué debe considerarse producto final. Microsoft piensa que el pago tendría que estar basado en el costo de los chips y componentes que introducen la conectividad inalámbrica en Xbox 360, una cantidad mucho menor que el costo total del dispositivo.
Por su parte, Motorola mantiene que las tarifas que ha ofrecido a Microsoft son razonables. En cualquier caso, ambas compañías están enfrentadas también por un problema de patentes sobre tecnologías de telefonía móvil. En octubre, Microsoft demandó a Motorola por infracción de patentes en sus teléfonos Android.
Motorola responde a la demanda
La subsidiaria de telefonía móvil de Motorola ha presentado una demanda contra Microsoft alegando que el mayor fabricante de software del mundo ha infringido 16 patentes de su propiedad al utilizar ilícitamente su tecnología en software para PC, móviles y servidores.
La demanda de Motorola contra Microsoft fue presentada solo un día después de que ésta demandara por segunda vez a Motorola en los últimos meses. El mes pasado, Microsoft acusó a Motorola de infringir nueve de sus patentes en los handsets que utilizan el software operativo móvil Android. Poco después, el martes pasado, Microsoft presentó otra demanda contra Motorola por los términos que exigía para licenciar tecnología utilizada en los productos Xbox, Windows 7 y Windows Phone 7.
Ahora, Motorola Mobility denuncia a Microsoft ante los tribunales estadounidenses acusándola de infringir varias de sus patentes sobre diversas tecnologías relacionadas con la codificación de video digital, la tecnología de correo electrónico incluida en Exchange, Messenger y Outlook, y el software de mensajería instantánea Windows Live. Además, Motorola menciona también las patentes relacionadas con la tecnología WiFi y de decodificación de video de Xbox que han provocado la última demanda de Microsoft.
Motorola Mobility pide que Microsoft deje de utilizar la tecnología patentada por ella y la compense por las infracciones que ha cometido en el pasado, declara Motorola en su demanda. Motorola ha invertido miles de millones de dólares en I+D para crear un amplio y valioso catálogo de propiedad intelectual, y continuará haciendo lo que sea necesario para protegerlo, continúa la compañía.
Horacio Gutiérrez, consejero delegado de Microsoft para licencias y propiedad intelectual, ha declarado que la compañía está aún revisando la demanda de Motorola. Según Gutiérrez, se trata de una respuesta típica en los procesos de litigio y no ha sorprendido a la compañía que representa. Seguimos confiando en tener la razón con nuestras reclamaciones y seguiremos adelante con la demanda presentada contra Motorola, subraya.
Nancy Gohring y Dan Nystedt, IDG News Service