Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft convierte a Windows Azure en una supercomputadora de nube

[17/11/2010] Los clientes de Windows HPC Server pronto podrán correr cargas de trabajo de alto desempeño en Windows Azure, anunció Microsoft esta semana durante la conferencia de supercomputación SC10 en Nueva Orleans.

El primer service pack para Windows HPC Server 2008 R2, programado para antes del fin de este año, permitirá a los clientes conectar sus sistemas de alto desempeño on premises a Windows Azure, proporcionándoles escala y capacidad en demanda para aplicaciones de computación de alto desempeño, sostuvo Microsoft.
La compañía también está ofreciendo un recurso de Azure para científicos que no requerirá instalar Windows HPC Server. El servicio hace que la tecnología BLAST -que permite que los científicos investiguen el genoma humano- del Centro Nacional de Información Biotecnológica, se encuentre disponible en Azure. En la SC10, Microsoft indicó que mostraría a la aplicación BLAST en Windows Azure realizando cien mil millones de comparaciones de secuencias de proteínas.
La nueva integración del Windows HPC Service Pack con Azure, mientras tanto, le da a Microsoft lo que considera es un diferenciador fundamental para la compañía y para otras como la Elastic Compute Cloud de Amazon: la capacidad de correr cargas de trabajo de supercomputación tanto en software in house como en Internet sobre un servicio de nube.
No existe un Amazon on premise, no existe un recurso de computación Google on premise, señala Bill Hilf, gerente general del grupo de computación técnica de Microsoft. Es una de las grandes ventajas que tenemos.
El software HPC es realmente solo un programador de trabajos que sabe cómo separar el trabajo y distribuirlo entre un grupo de servidores, sostiene Hilf. Integrar Windows HPC Server con Azure permite al centro de datos de un cliente conversar con el sistema de Windows Azure, y repartir el trabajo entre los dos, afirma. Esto tiene sentido para cargas de trabajo que tienen grandes y temporales picos en los cálculos.
Esencialmente, Microsoft está tomando el concepto de cloud bursting, la capacidad de acceder a recursos de computación de nube de manera automática cuando las aplicaciones necesitan más poder de procesamiento, y lo están aplicando al mundo HPC.
Este tipo de demanda ha sido la principal entre los requerimientos de nuestros clientes de HPC, sostiene Hilf.
En cuanto al anuncio de BLAST, Hilf señala que el código es de dominio público, pero afirma que correr cálculos BLAST en el servicio Azure les dará a los científicos la capacidad de correr queries de gigantescas bases de datos sin invertir en costoso hardware. Además de llevar BLAST a Azure, Microsoft construyó algunas interfases de usuario en web para hacer que la corrida de los cálculos sea más sencilla, señaló.
El costo de correr BLAST en Azure será el mismo que correr cualquier carga de trabajo Azure, cuyo precio sube a medida que los clientes usen más poder de cómputo. Por ejemplo, la carga de trabajo de los 100 mil millones de comparaciones BLAST fue un query que se llevó a cabo en cuatro mil núcleos por casi seis días a un precio algo menor a los 18 mil dólares.
Aunque BLAST es la primera aplicación HPC que Microsoft ha ofrecido sobre el servicio Azure, el proveedor señala que habrá más en el futuro. Incluso sin ofertas tan específicas, Microsoft afirma que algunos clientes ya han comenzado a correr sus propias cargas de trabajo HPC sobre la nube Azure.
Jon Brodkin, Network World (US)