Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

NeoSecure crea el Centro de Investigación de Malware

[17/12/2010] El cibercrimen ha liberado 25 nuevos tipos de malware sumándose a los millones ya existentes, vulnerando, de esta forma, la privacidad de los datos de las personas y empresas con avanzados métodos para cometer fraudes a gran escala.

Entre ellos destacan los Botnets, robots de red tales como Zeus y SpyEye, una nueva generación de troyanos cuya principal característica es su inteligencia y capacidad de evadir todo tipo de controles de seguridad, poniendo en jaque a las instituciones financieras a nivel global, lo que los convierte en la gran amenaza de hoy para el sector bancario de la región.
En un comienzo, los peligros se limitaban al contagio de equipos para destruir los sistemas operativos. Sin embargo, el creciente y masivo uso de Internet aumentó la destreza de los hackers, en especial cuando bancos y empresas de retail implementaron sistemas para hacer transacciones en línea de considerables sumas de dinero.
Esta realidad motivó a NeoSecure a crear el Centro de Investigación de Malware (CIM), un laboratorio conformado por especialistas certificados que tiene como misión conocer el comportamiento de los Botnets y contrarrestar sus efectos.
 Ya no se trata de software maliciosos que destruyen información o la divulgan sin autorización, sino de verdaderas plataformas de control a distancia que permiten a un centro de comando el dominio de cientos o miles de estaciones de trabajo infectadas. Su objetivo: dirigir ataques masivos, diseminar publicidad no solicitada, robar a los usuarios el dinero de sus cuentas bancarias y utilizar su información personal explicó Cristóbal Soto, Ingeniero Senior de Sistemas de NeoSecure.
Néstor Díaz, Gerente Comercial de la empresa, afirmó que esta iniciativa es pionera para la región y parte fundamental del cerebro de NeoSecure. Estamos un paso adelante con este laboratorio, ya que podremos responder con estrategias consistentes e integrales a las inquietudes de nuestros clientes, haciéndonos cargo de sus necesidades. Con el CIM, investigamos la nueva generación de troyanos, lo que hasta ahora no se había concretado por la ausencia de las herramientas adecuadas.
CIO, Perú