Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Los desafíos del CIO

Por: Pablo Lieker, Socio Director de Consultoría de Deloitte Perú

[20/12/2010] Habiendo dada por cerrada la crisis financiera del 2008/2009 en la región, podemos vislumbrar que los desafíos del CIO se acrecentaron fuertemente debido a la nueva realidad de negocios generada a partir de la situación vivida.

El escenario fue el de aprender de una circunstancia fuera de lo común, en un ambiente desconocido, y en la mayoría de los casos, de fuerte incertidumbre y poca previsibilidad. Para el caso específico de Latinoamérica, las condiciones macroeconómicas de cada país también diferenciaron la situación de negocios de las empresas y afectaron en forma diferencial a los CEO, lo cual generó un impacto directo proporcional sobre los CIO.
Analizando la posición política, macroeconómica y de negocios de Perú, vemos algunos factores que lo han posicionado totalmente diferente al resto de los países de la región:
a) La cantidad de reservas reales del país
b) Algunas políticas anticrisis aplicadas por el gobierno
c) Los TLC firmados antes de la crisis, lo cual le da una credibilidad de negocios muy importante
d) Seguridad jurídica mayor que en muchos otros países de la región
e) Bajo índice de inflación
Esto ha permitido generar un clima propicio para el ingreso de capitales de inversión extranjeros, el incentivo de inversión de las compañías peruanas en nuevos negocios en el país, conquistar nuevos horizontes y convertirse en empresas transnacionales con base en el Perú.
Todo ello, genera una importante necesidad de tecnología asociada a los negocios que les permita un crecimiento sustentable y escalable para el corto, mediano y largo plazo, no solo para poder competir con los nuevos inversionistas, sino también para lograr los posicionamientos necesarios a nivel local y transnacional.
Si nos focalizamos en Perú, los CIO tienen retos que podemos subdividir de acuerdo a una visión interna y externa en la organización. ¿Qué significa esto?
La visión interna contempla:
* Posicionamiento del rol de CIO en forma estratégica. Es decir, el CIO tiene la importante tarea de ser en forma continua parte de la estrategia de la organización para lograr que la tecnología sea utilizada como herramienta de generación de valor, y evitar que solo pase a ser un costo para la compañía
* Mejora continua de la organización interna de TI en función de agregar valor a la organización. Manteniendo la mejora continua de la organización del área de tecnología se logra que se aprovechen mejor los recursos, y esto hace que los futuros benchmark permitan dar continuidad a esta organización de TI.
* Ver la organización hacia el mercado. El desafío es posicionarse en la organización y lograr entender qué cosas requiere el mercado de la compañía, buscando proponer a la alta dirección la información adecuada tanto para el posicionamiento de los productos que comercializa la empresa, como para la imagen de la misma hacia el mercado.
La visión externa contempla desafíos como:
* Ver el mercado hacia la organización. Aquí el CIO debe posicionarse desde fuera de la organización, como si fuera el mercado y buscar aquellas cosas, tecnología, con las cuales la organización podría satisfacer mejor los requerimientos actuales o futuros del mercado.
* Conocer los socios estratégicos. Es importante conocerles cada vez más, porque pueden ayudar a lograr los objetivos que se propone la organización en el ámbito de TI. Cuantos mejores socios estratégicos tenga, mayor es la garantía de éxito de la gestión, así como de los beneficios que se llevan a la organización.
* Realizar benchmarks que le permitan mantener el negocio en forma óptima. La realización continua de benchmarks sobre los servicios que presta TI a la organización versus lo que se realiza en otras compañías, así como los servicios brindados por otros proveedores, mantiene a la organización de tecnología con costos adecuados y el nivel de servicio al cliente interno resulta superior año tras año.
Por otro lado, la dinámica de negocios actual hace que los CEO cambien sus prioridades muy rápidamente y esto debe estar sustentado por la tecnología adecuada; por lo cual los CIO deben considerar algunos desafíos en función a los requerimientos de negocio como:
* Proactividad. Una de las virtudes más importantes de un buen CIO, y es un reto más que importante mantenerla en forma continua. Los directivos esperan que el CIO sea su socio en todo lo relacionado a la TI. Siendo la información uno de los activos más importantes de las compañías, es el CIO el que debe mantener altamente valorizado ese activo.
* Negocio sin fronteras. Hoy la tecnología de las compañías debe estar diseñada y concebida para poder manejarse sin fronteras. Considerar, por ejemplo, los Centros de Recuperación de Desastres en lugares altamente seguros y fuera de los límites del país de operación, o los procesamientos de información y sus respectivos ámbitos de procesamiento redundantes en lugares tercerizados, permitiendo que el negocio pueda expandirse y operar sin limitación alguna.
* Disponibilidad y flexibilidad tecnológica. La tecnología debe estar disponible y tener la máxima flexibilidad posible. Hoy los negocios no aceptan la rigidez del pasado. Ejemplo: que los sistemas no permitan X operación porque implica grandes cambios.
* Velocidad del negocio. Los negocios no esperan. La realidad actual hace que la tecnología esté a la altura de la velocidad requerida por los negocios y eso hace que no exista la posibilidad, por ejemplo, que un ejecutivo no tenga conectividad de datos.
* Vinculación de las redes sociales al negocio de la compañía. Finalmente, el gran desafío del CIO es ver cómo se logra la vinculación estratégica de las redes sociales con los negocios de la organización, y utilizar esas herramientas para el desarrollo de la organización en sus diversas facetas.
CIO, Perú