Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Consolidación de tendencias claves

Por: Rafael Zavala, Gerente General de Adexus Perú

Repasar la lista de tecnologías- o emergentes o disponible-s para aventurar cuales tendrán mayor aceptación el próximo año siempre resulta interesante. En base a los proyectos desarrollados y a las conversaciones sostenidas con nuestros clientes me animo a proponer algunas tecnologías que si bien no son estrictamente nuevas o tendencias, creo que terminarán por aterrizar con mayor fuerza o estarán presentes en muchas inversiones realizadas el 2011.
Virtualizacion
Difícilmente podría considerarse a la virtualizacion como una nueva tendencia para el próximo año considerando que su adopción está bastante difundida; sin embargo, veremos un buen número de proyectos de este tipo en nuestro medio ya que estamos lejos aún de una saturación, incluso cuando nos referimos a la virtualizacion de servidores.
Los proyectos que aún se pueden abordar son los relacionados a las aplicaciones críticas de las empresas, dejados de lado en la primera ola de estos proyectos. Es importante recalcar que en esta iniciativa, la gestión de los servidores virtualizados debe realizarse con tecnología y enfoque adecuados para asegurar la continuidad del servicio.
Donde veremos quizá mayor número de proyectos es en los de virtualizacion de estaciones de trabajo. Ésta tampoco es una tecnología nueva o de reciente ingreso, pero vemos que las instalaciones locales son todavía escasas y de un número relativamente pequeño de estaciones. 
Algunas sugerencias para las empresas que decidan evaluar una iniciativa de este tipo. Primero, no tomarlo únicamente como una oportunidad de ahorro, se encontrarán con que difícilmente llegarán a justificar el proyecto con este enfoque. Es importante completar las variables de evaluación con parámetros como seguridad de la información, facilidad de gestión y especialmente, flexibilidad para configurar el entorno a entregar a diferentes grupos de usuarios. Segundo, definir con precisión el alcance del proyecto, no basta con evaluar el reemplazo de estaciones de trabajo tradicionales por thin clients, es necesario definir el uso que se les dará y a qué tipo de usuarios se atenderá con esta tecnología. Por último, en la medida de lo posible, llevar adelante un piloto con el proveedor de la solución, es muy probable que surjan descubrimientos que ayuden a modelar el proyecto final.
Videoconferencia
Evidentemente tampoco se trata de una tendencia, pero la penetración de esta solución es tan escasa que creo que veremos un incremento en el número de instalaciones de este tipo. Entre los factores que ayudarán a concretarlos están el abaratamiento de costos tanto de equipos como en las comunicaciones, la llegada de nuevos proveedores al mercado que empujarán la solución y la llegada también de nuevas inversiones que requieren contacto constante con sus casas matrices.
Ya sea con equipos básicos de videoconferencia o con salas de telepresencia, los beneficios e impacto en el negocio son los de siempre; esto es, ahorro de costos, de tiempo y de distancias.
Es importante validar que la solución a instalar brinde la mejor calidad de imagen posible, en esta característica reside buena parte de la justificación de la inversión. En la presentación de una marca escuché de un cliente satisfecho, uno de los mejores argumentos para invertir en una solución de calidad: cuando converso por videoconferencia quiero ver en detalle los gestos de mi interlocutor, es la única forma de saber si me está diciendo la verdad.
Redes sociales corporativas
Contamos con varias soluciones de colaboración disponibles con grados de difusión variable, difícilmente podemos hablar de un estándar en esta tecnología.
Aunque todavía no está del todo claro, la colaboración corporativa será impactada por herramientas como LinkedIn por ejemplo, creo que la ruta será marcada por los mismos usuarios dentro y fuera de la empresa, es decir, empleados, clientes y proveedores. Parece que la apuesta va por dejar sin restricciones el uso de estas herramientas para que los empleados descubran como incorporarlas en su trabajo y que se conviertan así en herramientas de productividad, tal como sucedió hace un tiempo con el Messenger por ejemplo. Confieso que tengo mis reparos, ¿cuánto tiempo dedicarán para fines personales? o ¿de verdad habrá un uso y beneficio para el negocio?, solo la confianza en la inventiva de los colaboradores lo dirá, pero queda claro que en poco tiempo tendremos la respuesta y veremos una forma distinta al correo para comunicarnos.
Cloud Computing
Es, sin lugar a dudas, la tecnología que más ha dado que hablar en el último año y luego de una entrada que generó mucha expectativa, veremos concretarse proyectos empujados por los proveedores de servicios cloud y fabricantes de plataforma y software que los soportan. Los proveedores de servicios seguirán adecuando su oferta actual a los estándares cloud y localmente, luego de la adopción inicial de servicios de correo electrónico, tendremos ejemplos de servicios de mayor complejidad.
Es posible que los responsables de áreas diferentes a TI busquen soluciones de SaaS por su cuenta, lo que obligará a los CIO a seguir el paso de iniciativas que no habrían estado en su radar de proyectos para el año. Este aparente desorden interno ayudará a acelerar el ritmo de adopción de la tecnología poniendo a disposición de las empresas soluciones que hubiesen demorado más de haber sido atendidas de manera tradicional por su departamento de TI.
El impacto inmediato es, además de una mayor agilidad y flexibilidad, que la evaluación financiera de estos proyectos no solo tendrá las alternativas conocidas de gasto de capital o arrendamiento operativo, si no que se podrá considerar también pagar un precio por el servicio (que seguramente será competitivo) como sucede con otros servicios de outsourcing.
CIO, Perú