Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Ballmer solo ve un límite a Windows: La imaginación

[07/01/2011] Con la batalla por el dominio del mundo Tablet como telón de fondo, Microsoft sigue pisando el acelerador con Windows 7. De hecho, Steve Ballmer, CEO de la compañía, solo ha sido capaz de reconocer un límite a la plataforma, la imaginación, durante su aparición sobre el escenario en la feria CES 2011.

Computadoras que no lo parecen, dispositivos de diseño, nuevas fórmulas de interacción con la tecnología… son señas de identidad de muchos de los dispositivos que se están dando a conocer en el CES 2011. La tecnología informática se redefine, se reinventa, y los jugadores consolidados deben buscar nuevas vías de progreso.
Ésta es la idea que ha llevado a Steve Ballmer a presentar su Windows 7 como una plataforma para todo tipo de dispositivos, con el único límite de la imaginación de los usuarios. Y es que los datos de aceptación del último sistema operativo de la firma han sido mucho mejor de lo esperado por el mercado, en general, y por la propia Microsoft, en particular, pero los nuevos retos del mercado impulsan a buscar nuevas vías de desarrollo, y los Tablets son un claro ejemplo de lo que está por venir.
Sobre el escenario de CES 2011, Mike Angiulo, director general de Microsoft, mostraba algunos de los dispositivos que tienen prevista su llegada al mercado en las próximas semanas y meses, y casi todos tienen algo en común: apariencias inusuales para lo que hasta hace bien poco era el PC estándar. Uno de estos es el equipo con dos pantallas presentado por Acer, un dispositivo de Samsung que permite ocultar el teclado deslizando la pantalla para emplearse como un Tablet, o la propuesta de Asus consistente en una computadora con teclado inalámbrico y una pantalla que puede ser vista desde casi cualquier ángulo.
Pero, además del diseño, todos estos dispositivos tienen otro punto en común, todos incorporan Windows 7, algo que los responsables de Microsoft aseguran que será mucho más habitual en los equipos de alto diseño de los próximos meses, para no quedarse rezagados en la carrera frente a Apple y Google.
Es más, por si los próximos meses no fueran suficientes, Ballmer mostró también cómo la próxima generación de su sistema operativo, todavía sin nombre ni fecha de llegada al mercado, correrá sobre procesadores ARM. Este paso puede ser un gran avance para la compañía, y para respaldar el anuncio, Angiulo hizo una demostración tanto sobre un procesador Snapdragon de Qualcomm como sobre otro de Texas Instruments.
Y puestos a mostrar novedades, Angiulo también lo hizo con la nueva versión de Surface, también con Windows 7. La principal novedad de esta nueva generación de la mesa táctil de Microsoft, es que emplea sensores infrarrojos embebidos en cada pixeles, en vez de cámaras bajo la superficie, lo que da mayor capacidad sensitiva a cada píxel.
Para la construcción de la nueva Surface, Microsoft ha contado con Samsung, que ha compuesto un dispositivo con una superficie cuatro pulgadas más gruesa que, junto con el cristal utilizado, puede resistir, si hacemos caso a las indicaciones de sus responsables, la caída de una botella de cerveza desde una altura de siete centímetros.
Por último, Ballmer no dejó escapar la oportunidad de hablar de Kinect, afirmando que ésta ha sido la mejor temporada para la plataforma Xbox, a lo que han ayudado los más de ocho millones de sensores Kinect vendidos desde su anuncio. Además, recordó, hablando de su Windows Phone 7, que ya hay más de 5.500 aplicaciones disponibles, y adelantó que en los próximos meses llegarán algunas actualizaciones, tales como la posibilidad de cortar y pegar texto, una de las principales críticas recibidas por la plataforma desde su anuncio, así como mejoras en el acceso a aplicaciones o el movimiento de los usuarios entre ellas cuando hay más de una en uso.
Nancy Gohring, IDG News Service