Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo llevar su red empresarial Wi-Fi al siguiente nivel

[11/01/2011] Con 802.11n, las redes Wi-Fi están pasando de convenientes a críticas. Se están convirtiendo en el acceso principal y preferido a la red para los usuarios -lo cual significa que los grupos de TI tienen que repensar cómo implementar, asegurar, administrar y ejecutar la LAN inalámbrica.

La evidencia de las líneas de avanzada de TI muestra que es fácil de dilapidar la mejora de 3x a 5x en la velocidad de datos Wi-Fi y el rendimiento que ofrece 11n, en comparación con 802.11abg. Si eso ocurre, las redes WLAN que se esperaba que manejen fácilmente el número creciente de clientes Wi-Fi, absorben la fuerte captación de tráfico multimedia sensible a la latencia, y entregan un rendimiento consistente y alto en la empresa no a la altura de su potencial.
La rápida evolución de las características está forzando a los profesionales de TI a repensar su enfoque de las redes WLAN.
"Mi nuevo criterio de diseño [Wi-Fi] es: gente leyendo un periódico en un iPhone o la iPad en un baño", señala Philippe Hanset, arquitecto de TI en la Universidad de Tennessee en Knoxville. Solo bromea a medias. "La gente ahora está viendo el contenido multimedia en lugares que se no esperaban en el pasado".
Hanset tiene una definición amplia de la multimedia. "Yo no pienso en ella como en vídeo", señala. "En realidad se trata de diseñar una red inalámbrica basada en las nuevas aplicaciones que las personas están utilizando en forma inalámbrica". Aquellas pueden incluir un video, una aplicación de chat como Apple FaceTime, aplicaciones web multimedia para colaboración o vínculos de redes sociales patrocinados por la empresa, así como llamadas VoIP.
"Aquellas tienen requisitos específicos de rendimiento, como la latencia y la corrección de errores", indica Andrew Borg, analista senior de investigación en la práctica inalámbrica y de movilidad en Aberdeen Group. "802.11n tiene que ser optimizado como parte de una bien diseñada infraestructura WLAN".
(Una organización de la nueva industria, The Multimedia-Grade Wi-Fi Working Group, se formó recientemente para hacer frente a algunas de estas cuestiones. Iniciado por el proveedor de WLAN, Aruba Networks, el grupo incluye a los usuarios, tales como la Universidad de Tennessee y algunas empresas, entre ellas SAP y Verizon Wireless).
Al mismo tiempo, el número de usuarios Wi-Fi está creciendo rápidamente, y el número de dispositivos Wi-Fi por usuario está explotando, también. En la Universidad de Tennessee, los dispositivos Wi-Fi han crecido de tres mil a más de nueve mil en un par de años. Hoy en día, la mayoría son dispositivos como el iPod touch, y los teléfonos inteligentes en lugar de computadoras portátiles. Estos nuevos dispositivos suelen tener radios Wi-Fi más pequeños, menos potentes, con antenas menos sensibles que las incluidas en las computadoras portátiles.
El tratamiento de estos cambios requiere el conocimiento de las aplicaciones que los usuarios ejecutarán, en la actualidad y en el futuro. Requiere también que el diseño de la WLAN pueda alcanzar objetivos específicos de rendimiento para soportar las aplicaciones y la creación de una "infraestructura" que va más allá de los puntos de acceso y controladores para incluir la seguridad de la red y del usuario, de extremo a extremo de gestión de red, monitoreo continuo, y un equipo de respuesta WLAN capacitado y mesa de ayuda.
Esto es de lo que usted tiene que ser consciente para llevar la WLAN de su empresa al siguiente nivel.
Diseñe por capacidad no por cobertura
Con 802.11n, relativamente pocos punto de acceso pueden crear un área Wi-Fi de pared a pared en la empresa. Pero con la evolución de los tipos de tráfico, aplicaciones y clientes, eso ya no es suficiente. En Scripps College en Claremont, California, un único punto de acceso 11n podría cubrir un edificio de seis aulas, por ejemplo, tal vez con 25 alumnos en cada habitación. "Pero mientras todo el mundo se vuelve inalámbrico, no estoy seguro de que 150 personas en un único punto de acceso, incluso de dos radios AP, tendrán el rendimiento de básico", indica Jeff Sessler, Director de TI en la universidad.
"Diseñar y construir por capacidad significa tener en cuenta el uso real de una determinada zona, y el despliegue de puntos de acceso suficientes para satisfacer las expectativas de desempeño", añade.
Un elemento clave de este enfoque es la comprensión de cómo se desempeñan los puntos de acceso bajo los tipos previstos y los volúmenes de tráfico, el número de usuarios y las aplicaciones. Pruebas exhaustivas aclararán los requisitos del cliente, lo que el AP puede ofrecer, y cómo y dónde desplegarlos para cumplir con los requisitos de nivel de servicio.
Una práctica ha consistido en desplegar redes Wi-Fi que tienen la priorización de tráfico combinado con limitaciones de ancho de banda para las aplicaciones o los usuarios; esto es parte de un enfoque global sobre el rendimiento inalámbrico constantemente optimizado. Sin embargo, el diseño de la WLAN desde el principio para el nuevo desafío multimedia puede ser una solución más eficaz a largo plazo. (Veriwave, un proveedor de pruebas WLAN, tiene un libro blanco sobre las mejores prácticas de implementación para la verificación previa y posterior a la WLAN).
Trate la migración 802.11n de manera diferente
Una red 11n no es solo "más rápida que una Wi-Fi". Viene con velocidades más altas, pero con mayores expectativas también. Para cumplir con esas expectativas, los grupos de TI pueden necesitar formalizar nuevos esquemas de implementación, o actualizar los ya existentes.
"Estamos tratando a nuestras migración 11n de forma diferente", señala David Morton, director de estrategias de comunicaciones móviles en la Universidad de Washington en Seattle. "Es una arquitectura diferente y estándar, y una metodología de implementación diferente". Como parte del cambio a 11n en la universidad, el grupo de TI actualizó sus directrices de despliegue de Wi-Fi para estipular los detalles de cómo los puntos de acceso estaban siendo utilizados, lo que se esperaba de los niveles de señal y cómo los puntos de acceso se han montado, cableado y alimentado.
"He descubierto que 802.11n [la radio] cuenta con una amplia mejora significativamente respecto a 11g, y siempre mantiene un rendimiento más alto a una distancia determinada", indica Sessler de Scripps College. Al mismo tiempo, muchos grupos de TI utilizan la banda de 5GHz Wi-Fi por primera vez a gran escala: Se tiene diferentes características de propagación de la señal de RF que deben tenerse en cuenta en una WLAN 11n.
En la Universidad de Washington, la fase de actualización 11n es supervisada por un gerente de proyecto. "Muchos de los problemas no son tecnológicos", señala Morton. Hay un montón de coordinación que debe hacerse; y eso incluye encontrar a bordo las personas adecuadas en el momento adecuado, agrega.
No olvide el back-end
La mejor WLAN diseñada puede quedar paralizada porque los servicios de back-end se pasan por alto. Dos ejemplos son los servidores RADIUS y los servidores DHCP que por diversas razones se vuelven torpes cuando son golpeados por con una avalancha de peticiones de Wi-Fi.
Además, los servidores DHCP a menudo no son conscientes de que un usuario Wi-Fi se ha desconectado, o no da a conocer las direcciones IP de manera oportuna. Eso puede conducir a que la WLAN se quede sin direcciones IP.
Administre la gestión de WLAN
Las herramientas para gestión de redes inalámbricas, en comparación con las de las redes cableadas, son todavía inmaduras. Tienden a centrarse en problemas específicos, tienden a ser reactivas, y carecen de una perspectiva de extremo a extremo, de acuerdo con el personal de TI.
"Hay buenas herramientas Wi-Fi por ahí, algunas muy específicas para el diseño o la reparación de una red Wi-Fi", señala Morton de la Universidad de Washington. "Pero las que no son fácilmente disponibles son las herramientas que nos muestren lo que está pasando en la red, y su impacto. No tenemos una visión total del paisaje. Y algo de eso es muy importante, cuando se busca introducir cambios en la red o invertir en ella en el futuro. ¿Quiere ser capaz de detectar las tendencias que van surgiendo de manera que no lo tomen desprevenido?".
Las mejores compañías en su clase saben cómo se están desempeñando sus redes inalámbricas y cuál es su estado de salud, según una investigación de Aberdeen Group. Son más propensos a hacer uso regular, rutinariamente, de analizadores de espectro de radiofrecuencia, por ejemplo, y son mucho más propensos a usar las herramientas para crear informes personalizados de datos de la red.
Además de contar con la gama de las herramientas necesarias, la experiencia y la expectativa de utilizarlas, una práctica clave es recoger y utilizar la información obtenida de estas herramientas. Aberdeen Group ha encontrado que en las empresas con el mejor desempeño de las redes WLAN, es mucho más probable que fomenten el intercambio de conocimientos a través de un almacén centralizado de datos WLAN. Es un factor clave para muchas de sus mejores prácticas de WLAN, de acuerdo con Borg.
Esté preparado para los problemas del cliente
En el Midland Lutheran College en Fremont, Nebraska, el personal tuvo problemas persistentes con algunos clientes 11n cuya intensidad de señal oscilaba de repente y en varias ocasiones entre un ciclo muy fuerte y muy débil, o simplemente no se podían conectar. Los equipos tuvieron un suplicante 802.1x, para la autenticación, y generalmente se utilizó la banda de 5GHz. La causa exacta nunca fue descubierta, pero el problema se resolvió cuando el servicio de asistencia descargó los controladores actualizados.
"En base a esa experiencia, nuestra regla de oro en la mesa de ayuda es que si un cliente correctamente configurado está teniendo problemas para conectarse a la red inalámbrica, a continuación, revisamos los controladores actualizados", señala Ken Clipperton, director de TI en Midland.
La capacitación del personal de soporte técnico para abordar eficazmente los problemas de los clientes inalámbricos -así como para el personal de TI para hacerles frente en el lado de la red- es esencial para reducir al mínimo las interrupciones y aumentar la satisfacción del usuario con la tecnología inalámbrica.
Amplíe el repositorio de las mejores prácticas en Wi-Fi
La investigación de Aberdeen Group ha encontrado que las empresas con el mejor rendimiento, fiabilidad y satisfacción de los usuarios en WLAN son los que reúnen a grupos de mejores prácticas, para hacer frente a diferentes partes de la red inalámbrica global. Estos grupos se refuerzan mutuamente, mejoran la confiabilidad de la red y el rendimiento.
Por ejemplo, las redes WLAN superiores tienden a ser aquellas con una gestión centralizada de Wi-Fi, una detección de intrusión inalámbrica / sistema de prevención, prioridades de ancho de banda, y analizadores de espectro para la reparación y ajuste continuo de la red fina. Cada uno de estos tiene un conjunto de prácticas asociadas: políticas de TI y garantizan que los horarios de los analizadores de espectro se usen con regularidad, por ejemplo, mientras que las aplicaciones de estudio de sitio pueden utilizar los datos para mapear las fluctuaciones e identificar los puntos problemáticos. Del mismo modo, los sistemas de control de intrusión complementan evaluaciones periódicas sobre vulnerabilidades de seguridad, formación y certificación de seguridad para el personal de TI, así como en educación sobre seguridad para usuarios.
John Cox, Network World (US)