Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La opción militar de MSI

[24/01/2011] El reciente lanzamiento de los procesadores Sandy Bridge de Intel ha abierto las puertas a nuevos productos. Un par de ellos son las tarjetas madre P67 y H67 de MSI que recientemente fueron presentadas localmente. Una característica fundamental y distintiva de estos productos es que pertenecen a lo que MSI denomina Clase Militar, es decir, que posee componentes que aseguran su funcionamiento bajo condiciones extremas.

Sin embargo, esta no es la única característica distintiva de estos productos. Junto con componentes de clase militar, estas tarjetas ofrecen también una característica denominada OC Genie II, que permite realizar overclocking de manera sencilla, además de otras funcionalidades que Fabián Bueno, territory manager de MSI, destacó durante una presentación a canales e integradores en el Hotel Sheraton, muy cerca de Wilson, el centro neurálgico de la actividad para este tipo de productos.
Clase militar y overclocking
Sin duda son las novedades las que más atraen en toda presentación. Y en el caso de la Clase Militar de MSI es necesario decir que esta es su segunda versión, pues la primera fue lanzada hace un año aproximadamente.
¿Que es clase militar? Son componentes que ya venimos anunciando desde hace un año. Comenzamos con clase militar I y ahora estamos en la II. Son tres componentes dentro de la placa madre que permiten alargar la vida útil de la placa, sostiene Bueno.
El primero de estos componentes son los condensadores de alta conductividad o Hi-cCAP. Éste es un componente que tiene un core hecho de tantalio y que, a decir de Bueno, llega a tener una vida útil de 20 mil horas a 85 grados o 50 mil horas a 65 grados. Los Hi-cCAP son componentes que se usan en productos espaciales, laptops y servidores por su mayor estabilidad. Este es un componente que se encontraba presente también en la versión anterior de la Clase Militar.
Otro componente que también se encontraba en la versión previa son los condensadores sólidos o Solid CAP, componentes que según el ejecutivo tienen una vida de hasta 10 años.
Donde si hubo un cambio fue en los componentes denominados chokes. Estos han sido reemplazados por los llamados Super Ferrite Choke, componentes que pueden incrementar hasta en 30% el suministro de electricidad de las tarjetas.
Con respecto al OC Genie II, las novedades se encontraban dirigidas especialmente a aquellos usuarios denominados entusiastas; es decir, a aquellos que por sus actividades como gamers tienen mayores exigencias sobre la PC y por tanto deben realizar algunos cambios en ella para mejorar su desempeño, y su juego.
El OC Genie II actúa sobre el overclocking, es decir, sobre la aceleración del reloj de la CPU y, por tanto, sobre el rendimiento de la máquina. Como señaló Bueno, el overclocking es un viejo truco que tienen los gamers para mejorar sus máquinas pero este tenía que hacerse directamente sobre la BIOS de la PC y, por ello, estaba más allá de aquellos que no tuvieran los conocimientos necesarios para realizar las modificaciones necesarias, con seguridad, es decir, sin quemar el procesador por un mal seteo del BIOS.
Con el OC Genie II el proceso se ha hecho ahora extremadamente simple: solo hay que apretar un botón. Overclock Genie II es inteligente, hace overclock del chipset P67 en la memoria. Así, si tenemos un seteo por default de 3,4 GHz con el turbo boost esta puede llegar a 3,8 y con OC Genie puede llegar a 4,2, de forma segura, detalla el ejecutivo de MSI.
En el caso de la tarjeta H67, el desempeño de la GPU aumentaría un 36%. Además, por si alguien desea probar, se puede llegar incluso a 4,5 GHz pero para ello se tendría que mejorar el enfriamiento de la placa, además de ser un experto en BIOS.
Otras características
MSI presentó con sus nuevas placas también otras características. Una de ellas, por ejemplo, es Click BIOS, una herramienta a través de la cual se puede utilizar no solo el teclado para modificar el BIOS sino también el mouse. De acuerdo a Bueno, su uso es muy intuitivo y desde ella se puede manejar el sistema y el overclock. Incluso ofrece algunos juegos.
Otra característica es el THX, una tecnologías que contiene los efectos de sonido más realistas y dinámicos, y con la cual se puede disfrutar mejor de películas en Blu-ray y juegos 3D.
El Supercharger es una herramienta que permite cargar dispositivos móviles en la mitad del tiempo que requiere una tarjeta convencional. Esto se logra gracias a que tiene un amperaje tres veces superior a los convencionales, es decir, de 1,5 amperios. Inclusive puede realizar la carga en el modo shut down.
El Instant Overclock con Control Center es otra herramienta que puede ser usada por el usuario que desea overclockear su máquina. Sin embargo, a diferencia de la herramienta anterior (OC Genie II), el proceso no es mediante hardware (apretando un botón en la placa) sino mediante software. El Instant Overclock es un software que permite realizar el cambio en tiempo real sin tener que reinicializar la máquina y viene con cuatro modos pre cargados (Cooling, Default, Cinema, y Game) de overclocking para que el usuario elija.
Además, posee una interfase desde la cual podrá realizar los cambios manualmente -si no desea usar uno de los cuatro modos pre cargados- en cada uno de los parámetros del overclocking.
Winki es otra herramienta que viene incorporada en estas placas. Básicamente es un sistema que contiene herramientas como backup de disco duro, manejo de redes inalámbricas, visualizador de fotos, mensajería instantánea, navegador, Skype, e incluso la suite de productividad OpenOffice. Winki soporta varios idiomas, tiene una interfase amigable y puede hacer que la computadora se encienda y se encuentre lista en tan solo 25 segundos.
Finalmente, podemos decir que la mayoría de las tarjetas madre de las series MSI P67/H67 se encuentran equipadas con los nuevos puertos USB 3.0 y tienen un soporte nativo para las normas de transferencia de alta velocidad SATA 6Gb/s, que ofrecen velocidad equivalente a 10 veces la de los puertos tradicionales USB 2.0 y el doble de las normas SATA 3Gb/s con un gran ancho de banda de 5Gb/s y 6Gb/s, respectivamente.
Algo más: los disipadores de la tarjeta tienen un elegante y nuevo diseño inspirado en los aviones bombarderos invisibles o stealth, como para hacer juego con el concepto militar.
Parece que han quedado atrás los días en los que las tarjetas eran tan solo el hardware de la computadora.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú